Páginas vistas en total

martes, 26 de agosto de 2014

NOVELA: EL HUERFANO de Adam Johnson

Seix Barral
800 páginas
También disponible en ebook
Premio Pulitzer 2013

Lo cierto es que el conocimiento que muchos teníamos de Corea del Norte era bastante reducido; funcionaba el contraste con su vecino del sur , así como los lugares comunes de cualquier régimen comunista, pero esas líneas se han desdibujado una vez que China ha asumido su extraña posición de icono del capitalismo desde el comunismo.
Sin embargo, a la muerte de su líder político, nos encontramos en las noticias con imágenes que rozaban el más absoluto surrealismo: multitudes envueltas en llanto, agoreros que aseguraban haber visto fenómenos para normales..... el pajarito Chaves se quedaba corto ante ese derroche de adoración.
A partir de ahí, y gracias al nuevo "emperador" ( del que Dios nos guarde ), nos hemos podido recrear en el conocimiento de un país que parece estar en la cumbre de la dominación social y de la ignorancia por parte de sus habitantes, algo que muchas veces va parejo.
Johnson aborda este paisaje desde una novela difícil, extraña y que va creciendo a medida que se desarrolla, hasta convertirse en un libro muy interesante, muy logrado. Para ello, supongo que es consciente y asume que el material le va a resultar cuando menos poco creíble al lector occidental. Así, entiendo que estructurarla en dos partes perfectamente diferenciadas ayuda , pero es también un ejercicio de riesgo dado que, personalmente, es la primera la que me ha resultado más difícil, y sólo cobra su verdadero sentido una vez que hemos avanzado en la segunda.
Empezamos con la biografía del huérfano protagonista. Su epopeya desde la infancia a su visita a los EE.UU  pasa, como ya he dicho, por episodios que parecen propios de la imaginación más calenturienta, que se mueven entre el horror y el humor , en los que tenemos la sensación de que siempre nos faltan datos para entenderlos. Son páginas brillantes y agresivas, feroces y descarnadas que mezclan la crónica con la pintura en aguafuertes. Atrapan y repelen por igual.
La segunda parte ( que no defino para no destripar el argumento ) se conforma como un thriller político apasionante , a varias voces , con diferentes perspectivas, que parece ir eliminando capas para descubrir los sentimientos de sus personajes, escondidos en una sociedad que prima el bien común frente al individuo, consiguiendo o al menos buscando su completa anulación; un régimen donde la verdad es lo que se acepta, un concepto absolutamente flexible y arbitrario. Tampoco aquí se nos ahorra un sólo gramo de crueldad, un sólo episodio de los que ponen los pelos de punta.
Y el ataque más importante al régimen es que , sin que haga falta que el autor lo destaque , acabamos en el imperio del absurdo, del ridículo.
El Huérfano es una novela muy valiente. Repito que difícil, hasta el punto de que dudaría en su recomendación. Pero a mi me ha parecido una gran novela, y además cumple una función importante: la de acusador de situaciones que, toleradas en nuestros tiempos, nos convierten a todos en culpables.

Público  

No hay comentarios: