Páginas vistas en total

miércoles, 13 de agosto de 2014

LA BELLEZA

En una escena de la última película dirigida por Barbra Streisand ( en la que Lauren Bacall tenía el papel de su improbable madre ), su hija ( la directora ) le pregunta:
¿Como era eso? saberse hermosa, entrar en un lugar sabiendo que todos se fijan en ti.
Y ella contesta, con obvia nostalgia:
Era maravilloso.
Lauren Bacall fue una bella, bellísima esfinge, una actriz que siempre será recordada en primer plano. Pocos pensarán en ella como una correcta secundaria en productos tan alejados del glamour como los Dogville o Manderley de Lars Von Trier, pero no existirá hombre que no haya soñado frente a alguno de sus retratos ni mujer que no la haya envidiado.
Es el precio de la belleza.
El precio de que la eternidad se concentre en una mirada.
Hoy se ha ido, pero para muchos , se había marchado hacía ya tiempo.
La belleza es la virtud menos democrática que existe , para lo bueno y para lo malo.
Pero  sin duda, fue una estrella.

Público

No hay comentarios: