Páginas vistas en total

martes, 3 de junio de 2014

NOVELA: MEMENTO MORI de Cesar Pérez Gellida

Suma Ediciones
584 páginas
También disponible en ebook

Aterrizo en Memento Mori sin haber leído mucho al respecto.
Sin embargo, antes de empezar, a modo de prólogo, alguien nos presenta su contacto con el "manuscrito" ( ¿existe aun esa hermosa palabra?) y nos cuenta que el autor es alguien ajeno al mundo literario, que ha decidido dejar un trabajo estable por escribir.
Ya me cae bien.
Y lo admiro. Yo no me atrevería, no me atrevo.
Ataco por lo tanto desde ese momento Memento Mori como si fuese la novela de un amigo.
La lectura digital, nos permite hablar de porcentajes en lugar de hablar de páginas. Pues bien, cuando llevo un 30% del libro, tengo que reconocer cierta decepción: los diálogos me parecen un poco forzados, poco naturales, falta cierto podado que a veces no deja avanzar la acción ( en especial las canciones, pero no sólo ), no termina de apasionarme porque me recuerda demasiado a otras muchas novelas que pueden ir desde la saga de Larsson hasta American Psycho.
Treinta por ciento.
Sin embargo, tengo la buena costumbre de terminar siempre un libro que empiezo. Y sigo adelante. Pues bien, me alegro de haberlo hecho.
No es que aquello que me había resultado molesto desaparezca, pero lo cierto es que se avanza en la definición de personajes perfectamente dibujados y eso que son multitud, la trama se enriquece con vueltas de tuerca que hacen su desarrollo muy complejo y no tarda en captar la atención y no soltarla, el autor es capaz de manejarla como un malabarista con cincuenta pelotas en el aire, como un verdadero maestro del género . Llegar al final es a partir de ahí una necesidad y se hace muy fácil.
Está claro que el autor ha decidido sumarse a una tendencia actual que se inclina por las sagas ( Memento Mori es parte de una trilogía y son muchas las preguntas que quedan sin respuesta en su conclusión ), y también , ya lo he dicho antes, enreda la trama hasta el límite de lo creíble; para esto último, que duda cabe, hace falta utilizar trampas, y el autor las utiliza, pero las utiliza bien, llega a ser tan apasionante que aceptamos cualquier cosa que nos ayude a avanzar.
Memento Mori es un buen entretenimiento.
Y los libros, si se empiezan, se acaban.

Público

No hay comentarios: