Páginas vistas en total

sábado, 28 de junio de 2014

CINE: 10.000 NOCHES EN NINGUNA PARTE de Ramón Salazar

España 2013
Andres Gertrudix. Susi Sánchez. Nawaja Nimri. Lola Dueñas. Rut Santamaria

Las dos películas que dentro de la presente temporada combinan mejor el equilibrio riesgo / resultados, son españolas y de directores relativamente noveles.
Me estoy refiriendo a esta de Ramón Salazar y a Gente en Sitios de Juan Cavestany.
Hasta aquí, lo dicho sería motivo de celebración.
Sin embargo no es así: lamentablemente, muy lamentablemente, la carrera comercial de ambas, incluso en Madrid ( supongo que a provincias no habrán ni llegado ), ha  sido mínima, por no decir inexistente; el hecho de haber tenido la oportunidad de verlas ( de disfrutarlas ) se lo debo, en mi caso a Filmin.
¿Cual es la conclusión?.
Pues bastante triste: no sé muy bien si el problema está en el público o en la distribución, supongo que también tendrá mucho que ver la ayuda en la difusión que puedan dar los medios de comunicación ( ¿cuantos críticos obvian un estreno de, por ejemplo, el último trabajo de Tom Cruise? ¿ cuantos han insistido en la excelencia de este par? ), y también habría que bucear en la propia industria ( ¿ donde estaban en los Goya? apenas visibles ); en cualquier caso, va a resultar que no todo se debe al IVA , y sería necesario un debate más profundo para afrontar los canales de difusión de nuestra cultur y el compromiso real ( que no político ) de los agentes del sector..
Porque, lo digo de una vez, 10.000 Noches en Ninguna Parte es una película que, para mi, ha adquirido un nivel de experiencia personal, que me va a resultar difícil poner por escrito, y, en cualquier caso, es una obra muy madura, sorprendente, única y que es capaz de explorar con valentía y lucidez nuevos caminos en la narrativa cinematográfica.
No quiero desvelar el argumento, que se va desplegando ante nosotros con una delicada sutileza y una lúcida deconstrucción, digamos sólo que puede ser terrible, pero un terrible viaje hacia la luz, que habla de continuos presentes, y nos recuerda que da igual sueños o recuerdos , en cualquier caso son gasas que cubren y descubren la realidad.... ¿ y que es la realidad?. Que duele, pero también tiene mucho de juego, que habla de niños grandes y de grandes que necesitan volver a ser niños....
Podría estar horas hablando de esta historia.
De cada uno de sus personajes, todos ellos con una dualidad, como si existiesen ellos y su reflejo en un cuento infantil, víctimas y verdugos, hadas y ogros.... De las relaciones que dibuja, que son tan de verdad, que existen, aunque pocas veces hayan estado tan bien contadas. .... De lo que cuestiona.... Y de lo que promete ( cuanta esperanza veo en ese final ).
Me costará olvidarla...perdón, frase hecha, espero no olvidarla.
He leído que alguien comparaba su caligrafía con la de Mallik; a mi me parece que Salazar dibuja mejor los contornos.
En definitiva: Inolvidable.
Con respecto a la interpretación, todos están excelentes, pero quiero hacer especial mención a dos actrices: Nawja Nimri recupera el magnnetismo que la hizo única, su monólogo contando la pérdida de sus seres más queridos, alcanza un nivel de emoción máximo; Susi Sánchez, curtida en el teatro, y a la que yo personalmente sólo pensaba como eficaz, dota a su personaje, esa madre gorgona, ese monstruo perdido, de una fuerza interior pareja a su desvalimiento, está más que grande.
Podría volver al inicio para cerrar este comentario.
Podría recordar que defender aquello que merece la pena está en manos de todos, no sólo de nuestros políticos.
Podría soñar con que esto sirviese para que nuevos espectadores se asomasen a estas noches tan llenas de poesía, cerebro y corazón.
O esperar.
A seguir teniendo la suerte de encontrarme perlas como estas y saber apreciarlas.
Gracias, Salazar.

Público

miércoles, 25 de junio de 2014

ANA MARIA MATUTE, PARA SIEMPRE

Al enterarme de que te has ido, me quedo sin palabras.
Difícil ser consciente de que, a pesar de todo lo que nos dejas , se ha concluido tu obra.
Esas páginas , extrañas en nuestra literatura, que navegaban por mundos de leyenda , que creaban paisajes que desde el interior, se reflejaban en fortalezas, gestas y amores.
Comprendí un día que tu Paraiso Inhabitado era el lugar donde se escondían los héroes de Olvidado Rey Gudu y Aramatoth, los soldados de La Torre Vigia, incluso esos personajes de guiñol que querían su trozo de humanidad en Pequeño Teatro.
Porque contigo, aprendí que sólo era necesario mirar hacia adentro para viajar a lugares desconocidos, imposibles , únicos.
Y desde tu sonrisa y tu mirada , recibí cuentos, cuentos, cuentos, aquellos que nos volvían a un mundo donde todo era posible.
Los libros. Cuanto te deben los libros, por recordarles que tienen alas.
Estarás para siempre.

Público  

NOVELA: TIERRA VIOLENTA de Luciano G. Egido

Tusquets
347 páginas

Es Luciano G. Egido un escritor tardío en sus comienzos, pero personalmente , creo que es un escritor ubicado a destiempo.
Su prosa densa , su narrativa rigurosa, su lenguaje literario y de una belleza cervantiana, encajaría mucho mejor en tiempos de Galdós o Baroja.
Hoy día es una especie extraña, un "verso suelto" ,como quizás también lo sea el excelente Luis Mateo Diez.
De su producción , breve pero intensa , me cuesta olvidar El Corazón Inmóvil, esa joya, pero no por ello, dejo de alabar el resto, y en especial su última aventura , Los Túneles del Paraiso, una especie de western coral , difícil y totalmente conseguido, donde multitud de pequeñas historias y personajes, revoloteaban alrededor de un hecho concreto.
Si lo recuerdo es porque no esta lejos de aquella, esta Tierra Violenta con la que aparece de nuevo.
Aquí también hay multitud de historias y personajes.
El hecho central, sin embargo, no aparece hasta el final de la primera parte y carece de cualquier planteamiento realista ; se trata nada menos que de un diluvio, con niveles apocalípticos , en la ciudad de Salamanca.
Hasta ese momento, casi dos tercios del libro, hemos asistido a pequeños cuentos ( ya que algunos comienzan y terminan en una sola aparición ) y viñetas ( sin continuidad ) o capítulos ( que luego emergen de nuevo caprichosamente ) , con un fondo común : la violencia que adjetiva el título.
Una violencia que , de alguna manera, todos podemos reconocer porque está extraida de lo cotidiano, de estampas que vemos a diario o presentimos a nuestro alrededor, sólo que en ocasiones un poco afiladas, otorgándoles cierto tono mitológico que encaja así en un conjunto extraño y trascendente.
Entre ellas , todas escritas con el cuidado y la acidez de su autor , hay algunas que rozan la genialidad o incluso la alcanzan , otras ( muchas ) que sorprenden , casi todas que nos enganchan .... y el conjunto conforma un retablo coral de colores oscuros y sentimientos terribles, muy poco halagueño para el ser humano.
Pero algo que considero especialmente destacable en este libro es la presencia de su autor. No me refiere al narrador en primera persona, sólo presente en algunas áreas , sino al hecho de que tengo la sensación de que , más que nunca, Egido ha escrito lo que le apetecía y como le apetecía, sin atenerse a ninguna regla. Así, como he dicho antes , existe una mezcla continuada de tonos y perspectivas, de aperturas y cierres, una mistura caprichosa ( que no por ello criticable ) de historias , de comienzos, de finales. Incluso se permite introducir tres mini ensayos pseudohistóricos de tres personajes ( Marilyn Monroe, Sartre y Franco ) que poco o nada tienen que ver con el resto de sus páginas ( más allá de su vinculación , de una forma u otra , de nuevo con la violencia ).
Creo que Egido ha escrito, más que nunca, sin preocuparse más que de lo que quería escribir.
La segunda parte , breve , se corresponde con la explosión de esa violencia antes presentida, arrastrada por las fuerzas de la naturaleza; la tercera, mínima, es la coda que da su dimensión de leyenda al conjunto del relato.
Es entonces cuando nos damos cuenta, o yo me doy cuenta, de que la narración es algo tan anacrónico como trasladar a hoy, a una ciudad de provincias , lo mismo que vivió Noe, esa venganza de los cielos. Para mostrarnos el devenir culpable del ser humano han servido más de ciento noventa páginas , y el resto para imaginar el castigo. Empeño extraño, de nuevo empeño difícil, una vez más apuesta sin red de un escritor de raza.
Pesimista, sin duda.
En el resultado puede echarse en cara cierta profusión o no sentirse cómodo ( el lector ) con la dispersión de tramas y subtramas . Pero nunca la falta de rigor o el contar con un manejo de las palabras que , una vez más , le permite a Egido construir un edificio digno de admiración.
No sé como quedará Tierra Violenta en el recuerdo, pero tengo la sensación de que cada vez se verá con mayor claridad , y se podrán apreciar mejor sus oscuros colores y sus matices, una vez que se retiren las aguas y se seque el cieno.

Público  

lunes, 23 de junio de 2014

NOVELA: LA IRA DE LOS ANGELES de Jhn Connolly

Tusquets
Serie Charlie Parker
422 páginas
También disponible en ebook.

Creo que ya lo he dicho alguna vez:
Las novelas de Connolly, y en especial las de la serie del detective Charlie Parker, o te enganchan para siempre o te repelen.
Yo soy adicto.
Creo que pocas veces el género negro y el de terror se han fundido de una forma tan perfecta y tan creativa; es como si Poe y Chandler escribiesen juntos.
Pero además, no se puede pasar por alto sus aportaciones a la buena literatura, en una prosa precisa y brillante y una excelente capacidad para crear los personajes más sorprendentes.
Su paisaje habitual, donde el bien y el mal se cruzan en una batalla tan cruel que muchas veces les hacen perder los perfiles, crea una mitología que es capaz de integrar en la realidad cotidiana, lo que lo convierte en aun más aterrador.
En este caso, seguimos avanzando, y tengo la sensación de que, una vez que ya nos hemos acercado más al Coleccionista (creación única que merecería serie propia ) y a saber cual es el origen de la batalla, estamos cada vez mas cerca de entender la naturaleza de nuestro protagonista y el resultado de la inevitable eclosión final.
Me cuesta esperar.
Mientras tanto, una vez más, he temblado ( a mi edad ) con La Ira de los Angeles.

Público

domingo, 15 de junio de 2014

NOVELA: TODO LO QUE HAY de James Salter

Salamandra
384 páginas
También disponible en ebook.

No soy seguidor de James Salter .Apenas conocía un libro suyo de relatos que, si bien recuerdo como interesante, no lo fue lo suficiente como para hacerme bucear en su obra.
Por ello, tampoco he recibido esta novela como el acontecimiento editorial que, tras tres décadas de silencio, ha sido para muchos.
En cualquier caso, son muchas las alabanzas que ha recibido, eso es cierto.
Para comprender esta narrativa dispersa y delicada, necesito unas declaraciones de su autor en que viene a decir que le gustaría que la vida fuese algo así como un gran edificio en el cual, poder asomarse a diferentes ventanas y atisbar retazos de lo que ocurre, sin que sea necesaria una línea de continuidad más allá del simple paso del tiempo.
Esta es la filosofía que parece animar esta biografía plural y minimalista que funciona como una recolección de pequeñas historias, alrededor de un tronco común. Hay que reconocer su capacidad para atisbar el interior de los personajes, para observar con la percepción de un cirujano y trasladar en palabras con el rigor de un pintor realista.
Otra cosa es su posible interés. Y en mi caso, me acerco en algunos momentos pero me alejo en otros. El conjunto me merece una alabanza más racional que sensitiva.
Sin embargo, no me gustaría concluir este comentario sin una referencia a favor: en algunos momentos, recordando páginas pasadas, tuve la sensación de que eran memorias de algo que había ocurrido. La vida, en páginas, con el sabor a la vida. Conseguir eso es  algo difícil e importante.

Público  

viernes, 13 de junio de 2014

CINE:SOLO LOS AMANTES SOBREVIVEN de Jim Jarmusch

Reino Unido. 2013
Tilda Swinton. Tom Hiddleston. Mia Wasikowska

Con Los Límites del Control, Jarmusch se apoyo en un género clásico, el thriller, para, despojándolo absolutamente de todo contenido y dejándolo en la superficie externa, crear una obra fascinante, absolutamente magnética y totalmente diferente a cualquier cosa que hubiésemos visto hasta entonces, con unos niveles de riesgo que le valieron el vapuleo de gran parte de la crítica.
Tampoco la película que la precedía, Flores Rotas, era una comedia al uso, a pesar de utilizar sus códigos.
Quizás esa sea la esencia de la modernidad ( y Jarmusch siempre ha sido, sin duda alguna, un moderno, aunque ya está lejos del indie del blanco y negro ) sea no pretender escapar, sino retornar a los géneros clásicos, para hacerlos suyos, diferentes e iguales.
Solo los Amantes Sobreviven vuelve de nuevo a temas ya conocidos: una historia de amor entre dos vampiros inmortales, que lejos del mito, esconden una moralidad a prueba de tentaciones, y un romanticismo de otra época.
Y también, de nuevo, es capaz de hacerlo suyo y llevarnos a pensar que, como he dicho antes, aunque nos suene a lo mismo, es totalmente diferente.
Jarmusch utiliza los lugares comunes del género: los tiempos pasados ( trufados de chistes culturales, estupendos ), el outsider que llega a romper la estabilidad, la agonía y el cansancio ante la inmortalidad, ciudades extrañas y oscuras ( en este caso Tanger y Detroit ), un viejo caserón, y otros elementos más cercanos aun como la nocturnidad.
Incluso también el argumento, que no voy a desvelar, si lo narrásemos, daría para una cinta cualquiera de terror.( Su nivel de actualización rockero no está lejos de la saga Crepúsculo ).
Sin embargo, Jarmusch es una vez más un director con un estilo propia, con una capacidad de contar suave, casi imperceptible, muy centrada en la forma, y en esto último, se ha convertido en un maestro de la elegancia. Son inolvidables esos paseos en automóvil por una ciudad muerta, que podría representar la tumba de una civilización.
Además, es capaz de dibujar unos personajes únicos que convierten a estos ángeles oscuros en los verdaderos depositarios de lo mejor de la humanidad, de la cultura, de la inteligencia, de la belleza, de la conciencia. Y consigue dotarlos de una estética única, de un perfil animal que los acerca a los seres que realmente son y que habitan , sin duda, mundos diferentes.
Por último, entre sus aportaciones, la característica suprema de la inteligencia: el humor, un humor que puede llevarnos en momentos a cuestionarnos de que nos estamos riendo.
Con todo ello, esta cinta me parece un manjar exquisito, totalmente disfrutable y que se va graduando en placeres al espectador con un equilibrio absoluto.
Sé que muchos no están de acuerdo, he leído críticas que hablan de aburrimiento, de filosofía barata, de pretensiones vacías.... mi sensación es la contraria, y no ha habido un solo minuto de las dos horas en que mirase el reloj.
No quiero terminar sin señalar que la extraña Tilda Swinton, nunca había encontrado un papel tan adecuado para ella, lo exprime al máximo y creo que consigue sino la mejor, una de sus mejores interpretaciones.
Su pelo rubio, casi blanco, su palidez extrema y su mirada única, habitan junto a su compañero ( también excelente actor ) las noches de este cuento negro, de este Poe vanguardista, de esa fotografía que sabe obtener poesía de cuerpos y objetos.
Solo los Amantes Sobreviven se presentó en Cannes 2013 y se estrena cuando ya ha concluido la edición de 2014. Hemos tenido que esperar un año. Pero por lo menos ha llegado.
Y yo me alegro mucho de que así haya sido.

Público  

jueves, 12 de junio de 2014

TEATRO: MISANTROPO de Moliere/ Miguel del Arco

Dirección y versión - Miguel del Arco
Intérpretes- Israel Elejalde. Barbara Lenie. Raul Prieto. Miniam Montilla. Cristobal Suarez. Manuela Paso. Jose Luis Martínez.
Kamikaze Producciones.

En una sociedad como en la que hoy habitamos, un personaje como el Alcestes que Moliere creó para El Misántropo, sería lo más parecido a un extraterrestre.
Esto sin duda posibilita la actualidad rabiosa de este texto clásico.
Esto y el buen hacer de Miguel del Arco como adaptador, un hombre que , de la noche a la mañana , se ha convertido en uno de los imprescindibles de nuestro teatro.
Si bien ya ha demostrado su capacidad de dirección en empeños tan dispares como De Ratones y Hombres y La Violación de Lucrecia, no podemos olvidar que su nacimiento al estrellato, se lo debe a La Función por Hacer , otra adaptación de un texto clásico, algo que luego refrendó con Veraneantes.
Está por lo tanto en su naturaleza , obviamente de amante de las tablas , acudir a obras inmortales y , con infinito respeto pero también con valentía, acercarlas al público contemporaneo.
La base es excelente , por algo son clásicos, pero precisamente por eso, el riesgo también lo es; una vez más , del Arco pasa la prueba con cum laude.
Este Misántropo tiene lugar en el ojo del huracán; que lugar más plagado de hipocresía, más referencial de la falta de solidez de los principios morales que nos rodean , que la frivolidad de una fiesta canalla disfrazada de caridad y filantropía; que escenario más adecuado para narrar las bajezas del ser humano a la hora de conseguir un beneficio superficial y mezquino. Este es el lugar donde nos situamos, pero mejor todavía, en el callejón trasero de la discoteca donde se celebra el evento.
Es ahí donde asistimos a las miserias de los personajes y a sus pequeños triunfos y fracasos; con un texto en que ,consiguiendo salvar el anacronismo, el autor de la versión recoge la prosa clásica, se van desgranando, no sólo los textos exteriores sino el interior de cada uno, y es que uno de los logros de Miguel del Arco es ser capaz de dotar el espectáculo de matices , con lo que una acción que no existe casi, que es sólo diálogo, se mueve con una total fluidez; a esto último también ayudan algunos elementos mínimos pero muy eficaces en el movimiento y la iluminación , que , no sólo dotan el espectáculo de una extraña belleza magnética , sino que también lo acercan a una dimensión diferente que lo aleja totalmente de la vulgaridad.
Otra de las herramientas utilizadas por del Arco desde sus inicios es un conjunto de intérpretes que parecen funcionar como una compañía de amigos , absolutamente entregados en un grupo siempre homogeneo.
De Barbara Lenie ya sólo pueden esperarse grandes cosas, nadie duda que ha alcanzado la categoría de primera actriz; Israel Elejalde, a quien sigo desde tiempos del Teatro Abadía, comienza a tener un curriculum que ya querría Laurence Olivier; a Miriam Montilla tuve la ocasión de disfrutarla a centímetros de distancia en La Casa de la Portera con 2 Ninas para un Chejov, su actuación aquí alcanza la misma sinceridad y elegancia ; excelentes también Raúl Prieto, Cristobal Suarez, Jose Luis Martínez y una hilarante Manuela Paso.
Este Misántropo es teatralmente excelente , pero también es , de alguna manera, moralmente necesario.
Quizás la mayor variación esté en que lo que antes era una comedia didáctica , hoy lamentablemente, a pesar de las risas que genera, no puede dejar de ser considerado como un drama.
El drama de una sociedad que no es capaz de entender que lo que se persigue no es la felicidad sino un mal sucedaneo, que nunca pasará de producir un efecto tan ligero que requerirá su repetición constante, como una droga, para no sentirnos inmersos en la mayor de las tristezas.
No lloremos, no nos rasguemos las vestiduras, como dice al final mi adorada Montilla, hay que esperar, siempre queda pues la esperanza.
Y el teatro. Para recordarnos lo que podemos llegar a ser y el hecho de que la decisión siempre, siempre, es nuestra.        

Público


martes, 10 de junio de 2014

NOVELA: LA BUENA REPUTACION de Ignacio Martínez de Pisón

Seix Barral
640 páginas
También disponible en ebook

Las largas sagas familiares son casi un género en si mismo en la literatura.
Seguramente , ninguna supere los Cien Años de Soledad de García Márquez como ejemplo de como convertir la historia de una comunidad en un largo rio al que se van sumando afluentes que luego desaparecen o se funden en el caudal principal, hasta llegar a una conclusión.
Martínez de Pisón que, en su anterior novela, El Día de Mañana , me había sorprendido por su capacidad narrativa y su maestría para encajar distintas piezas y perspectivas, aborda en esta obra, larga, una historia que comienza y termina en Melilla, una trayectoria circular en cuyo camino recorremos episodios dramáticos y otros cotidianos, con colores singulares como la presencia de la comunidad judia y la necesidad de encajar en algún lugar.
Nace con un prólogo que se me antoja algo artificial , para luego dividirse en cinco novelas, cada una de ellas bajo el epígrafe de uno de los protagonistas. Y así pasamos también por Málaga y Zaragoza en una etapa de nuestro país que se asoma a los primeros años de la democracia.
Pues bien , es poco lo que puedo decir porque no es grande la sensación que me ha dejado. Lo siento.
No hay nada que me moleste ( incluso la ciestionable estructura donde no se mantienen las perspectivas enunciadas y existe cierto manejo arbitrario ) , todo fluye con buena prosa , con ligereza , y no cuesta pasar de un relato al siguiente. Los personajes están bien dibujados y sus peripecias bien contadas.
Sin embargo, le faltan a mi entender , varias cosas para hacerla memorable:
Por un lado, la descripción del ambiente es meramente utilitaria , sin que verdaderamente exista un trasfondo histórico bien dibujado.
Por otro, y creo que es lo más importante , no existe pasión en la narración de los diferentes episodios, lo que lleva a que , siendo algunos verdaderamente dramáticos, no se supere nunca un tono medio de cierta lejanía.
Tengo la sensación al leer este libro cómodo, de estar asistiendo a varios capítulos de Cuéntame o de cualquier serie de televisión que pretende no dañar . El caso es que , como he dicho en el primer "pero" tampoco alcanza el nivel de crónica.
La Buena Reputación se lee, ya lo digo, sin problemas , pero tampoco me proporciona nada más.
Supongo que El Día de Mañana había dejado el listón muy alto.

Público  

lunes, 9 de junio de 2014

CINE: LAS AVENTURAS DE PEABODY Y SHERMAN de Rob Minkoff

USA 2014
Animación.

Entre otras acepciones, podría hablarse de complejo como aquella absurda actitud que nos hace perdernos cosas que disfrutaríamos de verdad; otra acepción sería la absurda actitud que nos lleva a evitar contar cosas que hemos disfrutado.
Volaba yo ayer de vuelta de un largo viaje ; en las opciones de películas del avión , ninguna me apetecía demasiado. Sólo Peabody y Sherman reunían las características de haber sido reconocidas por la crítica ( sí, sorprendente ) y asegurarme un rato divertido sin demasiada trascendencia.
Tengo que reconocer que , antes de programarla ( complejo ) miré a mi alrededor para ver si mis vecinos estaban dormidos...
Pero la vi.
La disfruté ( y mucho )
Y hoy llegaba la parte dos: ¿contarlo en un blog donde también hablo de, por ejemplo, Mo Yan o Scott Fiztgerald, Bergman o Sanzol?.... ( complejo) , pues sí ( y he dudado , lo reconozco ), pero si lo hago finalmente es porque estoy convencido de que finalmente, quien decida hacerme caso, me lo agradecerá.
Y es que Las Aventuras de Peabody y Sherman es una auténtica gozada.
Infantil, por supuesto; no busqueis ningún atisbo de hiperrealismo estético ni fondos de filosofía; buscad , eso sí, mucha diversión, un fondo de Historia manejada con mucho humor , y ternura , infinita ternura.
Lo dicho : una gozada.
¿ Y quien dice que no tengo edad? parafraseando a Sherman: ¡ yo también soy un perro!.

Público  

domingo, 8 de junio de 2014

RELATOS: THE DIAMOND AS BIG AS THE RITZ AND OTHER STORIES de F. Scott Fiztgerald

Penguin Modern Classics
240 páginas.

Como la producción novelística de Fiztgerald es relativamente reducida, hacía tiempo que no leía nada suyo; conocía algunos de sus cuentos pero hace ya tiempo que no me asomo a su obra.
Retorno gracias a esta nueva amiga de papel con la que intercambio lecturas, una vez más, se lo tengo que agradecer, porque la verdad es que había olvidado la elegancia de su prosa y la lucidez de sus análisis.
Todos conocemos a Fiztgerald, y a su mujer, Zelda, como los guías de una época, en apariencia dorada, perdida en el hedonismo de una nación que comenzaba a dominar el mundo y quería trasladar su capacidad de conquista a una carrera de presentes, en busca de los placeres más epidérmicos e inmediatos.
Pero había en todos ellos un matiz infantil, casi ingenuo, que los convertía en seres tremendamente frágiles, que en muchas ocasiones terminaban perdidos entre la locura o el fracaso.
No están lejos, ni ellos, ni muchos de sus personajes, de aquellos viajeros de Paul Bowles que terminaban perdidos en las arenas del desierto, superados por la vida una vez que se veían forzados a reconocer que no estaban a la altura del mundo que habían recibido.
Ese es el Fiztgerald cronista, casi dibujante. Sin embargo esta colección de relatos, casi novelas breves, nos trasladan, completan, la faceta del narrador, del contador de historias.
La época del jazz es efectivamente el telón de fondo de los dos primeros, ( The Cut Glass Bowl y May Day )pero con algunas variantes: por un lado, no hablamos del exterior sino de América; lo que puede encajar en la temporalidad de un viaje, es sólo frivolidad en el día a día y difícilmente sirve para cimentar una vida; posiblemente como consecuencia de lo anterior, las dos historias están teñidas de una infinita tristeza, la de aquel que sabe que a la vuelta del camino no le espera un final feliz sino la decadencia.
Tras el desconcertante y divertido relato que da título a la colección, nos encontramos con tres narraciones más , en las que el Fiztgerald narrador, alejado del estereotipo,  está más presente que nunca, demostrando que no sólo era el mismo un personaje, sino también un gran autor.
Excelente idea, terminar con , The Less of Happines una preciosa historia de amor, bañada en melancolía, quizás porque su creador, ese frívolo, ese cínico, sabía que existía el amor, y que era una de las fuerzas más brutales del universo.
Su propia historia, sólo podía llevarle a la infinita tristeza ante el reconocimiento de esa gran verdad.

Público      

martes, 3 de junio de 2014

NOVELA: MEMENTO MORI de Cesar Pérez Gellida

Suma Ediciones
584 páginas
También disponible en ebook

Aterrizo en Memento Mori sin haber leído mucho al respecto.
Sin embargo, antes de empezar, a modo de prólogo, alguien nos presenta su contacto con el "manuscrito" ( ¿existe aun esa hermosa palabra?) y nos cuenta que el autor es alguien ajeno al mundo literario, que ha decidido dejar un trabajo estable por escribir.
Ya me cae bien.
Y lo admiro. Yo no me atrevería, no me atrevo.
Ataco por lo tanto desde ese momento Memento Mori como si fuese la novela de un amigo.
La lectura digital, nos permite hablar de porcentajes en lugar de hablar de páginas. Pues bien, cuando llevo un 30% del libro, tengo que reconocer cierta decepción: los diálogos me parecen un poco forzados, poco naturales, falta cierto podado que a veces no deja avanzar la acción ( en especial las canciones, pero no sólo ), no termina de apasionarme porque me recuerda demasiado a otras muchas novelas que pueden ir desde la saga de Larsson hasta American Psycho.
Treinta por ciento.
Sin embargo, tengo la buena costumbre de terminar siempre un libro que empiezo. Y sigo adelante. Pues bien, me alegro de haberlo hecho.
No es que aquello que me había resultado molesto desaparezca, pero lo cierto es que se avanza en la definición de personajes perfectamente dibujados y eso que son multitud, la trama se enriquece con vueltas de tuerca que hacen su desarrollo muy complejo y no tarda en captar la atención y no soltarla, el autor es capaz de manejarla como un malabarista con cincuenta pelotas en el aire, como un verdadero maestro del género . Llegar al final es a partir de ahí una necesidad y se hace muy fácil.
Está claro que el autor ha decidido sumarse a una tendencia actual que se inclina por las sagas ( Memento Mori es parte de una trilogía y son muchas las preguntas que quedan sin respuesta en su conclusión ), y también , ya lo he dicho antes, enreda la trama hasta el límite de lo creíble; para esto último, que duda cabe, hace falta utilizar trampas, y el autor las utiliza, pero las utiliza bien, llega a ser tan apasionante que aceptamos cualquier cosa que nos ayude a avanzar.
Memento Mori es un buen entretenimiento.
Y los libros, si se empiezan, se acaban.

Público

lunes, 2 de junio de 2014

CINE/ DVD: LA POR ( EL MIEDO ) de Jordi Cadena

España. 2013
Igor Szpakowski. Ramón Madaula. Roser Camí. Alicia Falcó.

Hablar de La Por me da pie a hablar de algo más que de una película. Hablar de La Por y de lo difícil que ha sido conseguir verla , me da pie a hablar también de la distribución cinematográfica.
Cuando se estrenó, la apunté como interesante. Creo que no había terminado de escribir el título cuando ya había desaparecido de la cartelera. Y estoy hablando de Madrid. No quiero ni pensar que hubiese pasado si estuviese por ejemplo en Cuenca
Tiempo después , unos meses después , gracias a Filmin , he podido acceder a esta obra cruel y difícil.
No es caso único, esta semana Post Tenebrus Lux y Stella Candente sólo se pueden visionar en sesiones muy concretas en el Pequeño Cine Estudio
No juzgo, no critico, sólo lo pongo encima de la mesa. Sin duda , puede hablarse del iva cultural, pero también de muchas otras cosas. La Por es una película española, ya he dicho que difícil pero no creo que más alejada de lo habitual que , por ejemplo, Ida, que está alcanzando un puesto interesante en las pantallas de versión original ¿ la crítica y su apoyo? ¿ difusión boca a boca? ¿ exotisno? no sé cuales son las razones , pero sí el resultado: a mi me gusta que en España , entre otras muchas, se sigan haciendo películas como esta , propuestas ( y recuerdo por ejemplo la inolvidable Gente en Sitios de Juan Cavestany ) que tengan su lugar , su opción de llegar al público porque sin duda lo merecen o, porque aquellos a los que nos gusta el cine , no nos merecemos perdérnoslas.
Bueno, menuda entrada.
Pero me apetecía decirlo.
Vayamos ahora a la película en sí:
Ya he anunciado que La Por es cruel y difícil. Además es breve , sólo setenta minutos , y tiene un objetivo limitado y concreto. La Por habla del maltrato familiar en el hogar , de ese drama que asumimos como cotidiano hasta que lamentablemente llega la tragedia . Pero no se trata de contar una historia que ya nos han contado, mejor o peor , varias veces , sino que se trata de transmitir una sensación , esa sensación que da título a la cinta , el miedo, un miedo que paraliza , que pregna , que se respira y que se convierte en algo tan pegado a nosotros que va soltando sudor en cada uno de nuestras acciones , ya sea cuando pensamos que podemos estar inmersos en un bucle genético, cuando queremos escapar sin saber como, cuando creemos no merecer el amor de nadie , o necesitamos desesperadamente poder agarrarnos a nuestra muñeca de trapo.
En este sentido, los primeros diez minutos , compuestos sólo de silencio y de sonidos , son absolutamente modélicos.
Por lo demás no hay explicaciones, no hay tesis ni consiste en profundizar en el porqué ni en el como, sólo de pintar un cuadro y de que veamos que , en la apariencia de lo normal, puede esconderse la peor de las pesadillas, y que incluso, lamentablemente , vivir en una pesadilla puede llegar a ser algo cotidiano.
Creo que La Por es una película necesaria , es decirnos que esto ocurre , y que ocurre así, y esas miradas a la cámara me suenan a una acusación , una terrible acusación por nuestra indiferencia frente al dolor ajeno.
Es arriesgada , porque lo es ser coherente.
Pero consigue lo que quiere , y es hacerte un nudo en el estómago y empezar a mirar de otra manera.
La Por duele , mucho.
Y sería una pena que mucha gente se quedase sin verla , vuelvo al inicio.

Público