Páginas vistas en total

viernes, 28 de febrero de 2014

CINE/ CORTO: AQUEL NO ERA YO de Esteban Crespo

España 2013
Alejandra Lorente. Gustavo Salmerón
Disponible en Filmin

Afrontar un corto con el mismo nivel de exigencia que si se tratase de un largo, tanto en la producción, como en el guión, la interpretación etc
El resultado es una obra de un altísimo nivel de calidad y excelente factura que, en sólo veinticinco minutos, nos cuenta una historia que es un verdadero puñetazo, un viaje al infierno.
Esteban Crespo no sé si se inaugura con esto, pero ya podemos decir que es un director de raza, capaz de narrar con imágenes, creando fotogramas de gran contundencia que remiten al mejor cine bélico, y con los que consigue destilar el horror de esta parábola de los niños soldado en el absurdo desorden de conflictos africanos, donde la vida apenas tiene valor.
Ya ha obtenido un premio: ser nominado para los Oscar. Esperemos que lo consiga.
Una pena que la distribución de este material sea tan pobre. Está en filmin, no os lo perdáis.

Público

CINE: LA VIDA DE ADELE de Abdellatif Kechiche

Francia 2013
Adele Exachopoulos. Lea Seydoux

Entiendo la fascinación que esta cinta creo en el pasado Festival de Cannes, donde termino premiada con la Palma de Oro. Y entiendo que, a pesar de tratar sobre una historia de amor lésbico y de contener varias secuencias largas y explícitas sobre sexo entre mujeres, esto no haya servido de excusa o referencia exclusiva para su éxito.
La limpia transparencia y la sencillez narrativa de su director, junto con una sensibilidad acusada, se imponen a cualquier otra característica del film.
La vida de Adele, en lo que parecen ser sus primeros capítulos, se acerca a una adolescente en el momento en que esta se siente confundida con respecto a su sexualidad.
Cuando  parece definirse, surge un hermoso romance con una mujer más experimentada y más libre. A partir de ahí, su historia de amor se desarrolla ante nuestros ojos con la naturalidad con que podría desarrollarse la de cualquier pareja, homosexual o heterosexual, con sus momentos buenos, su ternura, el asomo del miedo, sus diferencias, su lucha por no perderse y sus riesgos temerarios.
Pronto olvidamos, o yo al menos, que Adele y Emma son dos mujeres, para mi son dos seres humanos buscando el espacio donde compartir la vida.
Ya he citado al principio las virtudes de su director, su transparencia, también es obligatorio hablar de su capacidad para captar lo cotidiano, no sólo desde el punto de vista documental sino también interior; ante nuestros ojos vemos, perfectamente, a sus personajes sentir. No sé como lo consigue pero es un ejercicio fascinante. Dentro de ese contexto, las escenas de sexo antes citadas, encajan como un paso más dentro de la desnudez con la que nos muestra el alma humana. A destacar también el ritmo de las conversaciones, perfecto y absolutamente creible, en una película donde se habla un montón.
Creo que gran parte del éxito de la propuesta, está también en manos de sus actrices, capaces de asumir un riesgo inmenso pero también de hacernos llegar la piel y el alma de sus personajes. Lea Sydoux tiene el magnetismo necesario, pero mi mayor admiración está en la naturalidad de la Adele de largo apellido, a la que vemos crecer ante nuestros ojos, transmitiéndonos todos sus miedos y dudas, sólo sus diferentes formas de bailar a lo largo de la cinta ya merecerían un ensayo.
Película grande. De esas en las que las piezas parecen conjurarse creando una mezcla alquímica que la convierte en oro, y hacerlo en principio con materiales simples, de los que se pueden encontrar en cualquier sitio.
Hacer parecer fácil lo único. Otra de las características de un genio, y de su obra maestra.

Público      

sábado, 22 de febrero de 2014

TEATRO INFANTIL: LA PEQUEÑA CERILLERA de Andersen

Música - Cesar Frank
Idea, guión y puesta en escena - Rita Consentino
Escenografía - Ricardo Sánchez Cuesta
Vestuario - Tiziana Magris
Iluminación - Lia Alves
Dibujos proyectados - Jorge Arranz
Músicos - Alexis Delgado. Marta Morán
Actores - Uxia Gonzalvo. Maximo Esteban. Joseba Pinela.

Ya me queda poco para seguir disfrutando del Programa Pedagógico del Teatro Real. Las niñas crecen, pero mientras tanto, apuro las últimas oportunidades, y gracias a eso me encuentro con espectáculos tan delicados y conseguidos como este.
Andersen y sus cuentos han servido muchas veces como base para muchas narraciones, por eso infinidad de ellos nos suenan a conocidos, como por ejemplo la triste historia de esta niña pobre que , incapaz de conseguir su objetivo de vender los fósforos que servirían para que su familia viviese un día más, descubre el refugio de los sueños , antes de abandonar este mundo. En principio no parece lo más adecuado para el público infantil; a pesar de que ha habido varias versiones, nunca había logrado despojarse de su absoluta tristeza.
Sin embargo, este breve espectáculo, en la Sala Gayarre del Real, consigue ser una pieza delicada que hace las delicias de los más pequeños, llevándoles a no abandonar la sonrisa y a participar a gritos. ¿Como lo consiguen?,  en primer lugar , creando un texto que sirve como marco, divertido y algo gamberro; en segundo lugar, con una producción excelente que se materializa en un pequeño y precioso decorado, una adecuada iluminación y, sobre todo, unas proyecciones fantásticas, tanto en los paisajes que recorre el tren, como en la narración del propio cuento.
El resultado, es bellísimo, pero sobre todo, mágico. Lleno de talento y de algo que ya he dicho muchas veces, el cariño y el respeto que cualifica el teatro infantil, y pasa a convertirlo,  de una apuesta comercial a una hermosa oportunidad para aprender.
Y por supuesto, para acercarse a la música y a la poesía.

Público    

viernes, 21 de febrero de 2014

CINE: EL LOBO DE WALL STREET de Martin Scorsese

USA. 2013
Leonardo di Caprio. Jonah Hill. Matthew McConaughey. Jean Dujardin. Rob Reiner. Margot Robbie

Tengo un problema en mi entrada en este película, y que me acompaña durante al menos la primera hora: es tal la repugnancia que me causa todo lo que cuenta que casi me hace vomitar.
Además, en ese tiempo, tengo la sensación de que existe cierto regocijo en todo ello, como si se pretendiese crear un nivel de endiosamiento de una cultura totalmente basada en la ambición, sea de lo que sea y en la forma que sea ( dinero, sexo, drogas... ), donde se pronuncian frases tan absolutamente deleznables como "no hay nobleza en la pobreza", o se contemplan comportamientos que serían dignos de cárcel.
Bien.
Llegado a este punto, tendré que reconocer que el director y el guionista han conseguido posiblemente ponerme en la situación que querían: el rechazo absoluto hacia este personaje y todo lo que significa.
A partir de ahí, consigo dejar a un lado mi repulsión, quizás también porque la narrativa avanza por otros derroteros, y disfrutar de lo mucho bueno que compone la película:
La caligrafía de un maestro como Scorsese que es capaz de contar como nadie historias a través de la cámara y conseguir una agilidad que hace que tres horas pasen en un soplo.
Y sobre todo, una interpretación absolutamente totémica de un actor por el que hace unos años no habría dado un duro y que hoy me parece uno de los grandes; Di Caprio está absoluto, pero no por ello, el director evita rodearlo de un puñado de intérpretes en los que nadie falla y de los que Hill y Mc Conaughey no pueden dejar de destacarse.
En fin, el caso es que, finalmente , tengo que decir que El lobo de Wall Street nos trae al mejor Scorsese, ese que recuerda al de Uno de los nuestros, así es capaz de trasladar el día a día de estos monstruos, el infierno de una forma cotidiana.
Lo hace sin pudor, porque posiblemente esto no podría haberse contado de otra manera; de todas maneras, si conseguimos mirar más allá, percibimos que lo que nos muestra, esa orgía perenne de vicio y amoralidad, se asemeja, posiblemente gracias a su mano y a su perspectiva, a un circo romano, al monumento a le decadencia.    
No hay excusas, a pesar de que la cinta este basada en un libro biográfico de ese personaje, hay que reconocerle que no busca justificarse. Seguramente, eso puede servir de penitencia. En cualquier caso, no nos dejemos llevar, no nos acomodemos porque al final hay castigo: El lobo de Wall Street es una muestra del horror que existió, que estuvo cerca, que todos palpamos...
Que nos sirva la lección, que no sea un espejo depende de nosotros.
Y por cierto, sí, es una película fabulosa.

Público

jueves, 20 de febrero de 2014

TEATRO: MBIG- MC BETH INTERNATIONAL GROUP de William Shakespeare

Dirección y versión- José Mastret
Francisco Boira. Rocío Muñoz Cobo. Inma Cuevas. Manuel Castillo. Victor Duplá. Maribel Luis. Pilar Matas. Pepe Ocio. Francisco Olmo. Daniel Pérez Prada

Personalmente me niego a creer que la proliferación en Madrid de nuevos formatos teatrales tenga que ver más con la crisis que con la capacidad de experimentación o el talento.
Lo cierto es que los modelos que han ido surgiendo, permiten hacer teatro con menos medios de los habituales, pero también  transforman el hecho teatral en una experiencia en la que el público se integra de una manera mucho más cercana , mucho más epidérmica , y, una vez superada en ocasiones la verguenza inicial, se siente parte del espectáculo.
Ya lo comente , creo, a raíz de Ivan Off, el montaje que inauguró La Casa de la Portera: José Mastret puede ser cualquier cosa menos prudente; frente a Microteatros o piezas más reducidas ( ojo, nada en contra, Dos Ninas para un Chejov es de lo mejor de la cartelera ) , él parece haber decidido que el formato no tiene nada que ver con la ambición. No es lo mismo meter al público en una sala durante veinte minutos de comedia ligera que dos horas y media de drama clásico. Para esto último hay que tener mucho coraje y mucho amor al teatro, y para que no sea un estrepitoso fracaso, mucho talento. Mastret va sobrado de todo ello.
Ahora abre un nuevo espacio, La Pensión de las Pulgas, y para su estreno, nada menos que un Shakespeare , con diez actores y casi tres horas de duración . Un doble salto mortal. Y por el lleno que está consiguiendo, parece que ha caído de pie . Me alegro.
Vamos ahora con el montaje:
Con Macbeth tengo el mismo problema que , por ejemplo, con La Casa de Bernarda Alba , es una obra que he visto tantas veces , que conozco tan bien , que me produce cierta sensación de anticlimax. Es difícil que me sorprenda . En este caso lo consiguen.
Desde su título, el adaptador establece un paralelismo entre la tragedia de la ambición y el poder y una empresa multinacional, con estética de la serie Mad Men . Lo hace a través de decorado, vestuario, y unas acotaciones que actúan de alguna forma de hilo conductor . Es interesante y está bien llevado. Pero el riesgo es grande porque ese paralelismo se queda ahí: el texto no se cambia y así escuchamos como esos hombres con corbata hablan de espadas, caballos, batallas y armaduras, algo que podría generar la incomodidad del anacronismo y que sin embargo nos envuelve pronto, aceptando el juego.
Por lo que se refiere a su visión de la obra, Mastret la entiende como la tragedia que gira alrededor del mal, de un mal venenoso , sin buscar , como en otros casos, explicaciones o sin intentar justificar al protagonista en su mezquindad desde el miedo y la inseguridad o el amor; así Francisco Boira , excelente , es un Macbeth vulgar, lascivo, cobarde y cruel, que se deja tentar desde el primer momento. A esta visión contribuyen las mejores brujas que he visto en mucho tiempo, una creación del director que por si sola sería suficiente para alabar esta versión; tengo que decir que es la primera vez que realmente me dan miedo.
De todas maneras , lo más valioso de este MBIG es su respeto al texto; su labor ni siquiera actua para cambiar el número de las hechiceras de tres a dos, sino que deja que la palabra fluya tal y como fue escrita y así nos lleva a disfrutar este texto fabuloso en toda su fuerza y en toda su poesía. A ello contribuyen un conjunto de diez actores, todos excelentes y capaces de enfrentarse a dos palmos del espectador; junto al antes citado Boira, por destacar a alguien ( algo seguramente injusto ), no puedo dejar de citar la frescura y la voz de Inma Cuevas.
Estoy de acuerdo en que el formato per se puede tener ciertas limitaciones : quizás sería positivo conseguir una mayor abstracción en algunas escenas y precipitar menos la segunda parte. Pero , repito, son posiblemente limitaciones propias del formato , y como tal hay que aceptarlas.
Sin duda , en resumen , este Macbeth está llamado a convertirse en uno de los acontecimientos teatrales del año en Madrid . Espero con ganas las próximas producciones de una gente que , sobrada de talento, se atreve con Chejov, Shakespeare, Strindberg ... en circunstancias que nunca se había atrevido antes.
Es una experiencia fabulosa, única, pero lo importante es que en ningún momento deja de ser teatro, y muy buen teatro.

Público


   

martes, 18 de febrero de 2014

NOVELA: LA BESTIA DEL CORAZON de Herta Muller

Editorial Siruela
196 páginas
También disponible en ebook.

Llevaba tiempo sin leer a Herta Muller.
Hace poco encontré el conjunto de relatos/ ensayos El rey se inclina y mata, que comenté aquí.
Recordar lo que gozaba con su prosa, me ha hecho buscar La bestia del corazón, una de las obras que Siruela ha tenido a bien publicar y que aun desconocía.
De nuevo, no puedo evitar sentirme hipnotizado, tanto por su literatura como por su alma.
Muller hace de su escritura, un testimonio, incluso por encima de una forma de lucha que ya sabe perdida. Posiblemente sabe que no es sólo difícil destruir una dictadura totalmente venenosa sino también enfrentarse a la Historia y la Tierra que la han hecho germinar.
Sólo puede aportar la inteligencia, la crónica y la poesía, todo ello con un dolor impotente e infinito.
De nuevo la autora mezcla su biografía con la ficción. En este caso, un grupo de cuatro amigos se unen , en un intento desesperado de sobrevivir, tras el suicidio de otra compañera. A su alrededor se asienta la miseria y el terror, pero también la cobardía y la traición, en un mundo donde el miedo es como una especie de epidemia que se contagia sólo con respirar.
Herta Muller cuenta muchas cosas pero parece que sólo las dibuja, porque lo hace desde  la creación de una sucesión de imágenes que convierten el lenguaje en algo plástico y absolutamente evocador; su estilo de metáfora continua puede calificarse de realismo mágico o de prosa poética, da igual, lo único seguro es que es único.
La literatura, sin dejar de serlo, puede ser un testimonio descarnado y necesario. Este es uno de esos casos.
Hay que agradecer al Nobel de Literatura habernos acercado a esta escritora grande, que, de otra manera, seguramente hubiese permanecido en el olido en nuestro país.

Público

sábado, 15 de febrero de 2014

NOVELA: EL CASO COLLINI de Ferdinand Von Schirach

Salamandra
200 páginas
También disponible en ebook.

Era previsible:
Después de dos recopilaciones de casos novelados ( Crímenes y Culpa ), Ferdinand Von Schirach ha saltado a la novela, obviamente en el género negro y en concreto, en el paisaje de los juzgados No en vano, el autor es por lo visto un reputado abogado con  una muy larga experiencia.
Lo mejor que se puede decir de esta primera incursión en la ficción es que mantiene las características que han convertido en éxito sus obras anteriores:
Por un lado la brevedad, no hay nada superfluo.
Por otro lado la claridad narrativa y el obvio conocimiento de aquello de lo que habla, que nos llega absolutamente comprensible.
Pero además, es capaz de crear personajes a los que otorga un pasado y un carácter, y situaciones que van desarrollando y sosteniendo la acción.
Por lo demás, de nuevo nos preguntamos si verdaderamente las heridas abiertas por el nazismo en Europa llegaran a cerrarse alguna vez.
Lo dicho, espero que Von Schirach haya descubierto una vocación. A mi me gusta.

Público      

viernes, 14 de febrero de 2014

CINE: NEBRASKA de Alexander Payne

USA 2013
Bruce Dern. Will Forte. June Squibb.Bob Odenkirk. Rance Howard.Stacy Keach

Supongo que tiene que ver con mi edad, pero a punto de cumplir los cincuenta, pienso en el pasado de otra manera.
Mejor dicho, pienso en el pasado y punto.
Cuando estoy en los lugares donde transcurrió gran parte de mi infancia, la nostalgia se mezcla con la sorpresa de pensar que lejos parece todo aquello y la cantidad de cosas que ocurrieron entonces, tan distintas a lo que vino después y tan escondidas en los recuerdos.
También veo a los demás de otra manera, en especial a aquellos que son mayores que yo. Soy capaz de pensar en ellos como seres humanos que no deben de ser juzgados sino comprendidos, que tienen detrás promesas y decepciones, errores e intentos de mejorar, vida en definitiva.
Nebraska es posiblemente una película  que habla de todo esto y también de muchas cosas más, siempre desde la familia y teniendo como columna vertebral el reencuentro generacional entre un padre y un hijo.
Alexander Payne es un director que siempre me ha llamado la atención por su aparente ligereza, cuando verdaderamente sus películas esconden verdaderas cargas de profundidad, incluso en aquella , Los Descendientes, en la que más se acercaba al modelo de comedia tradicional; posiblemente esa ligereza, o quizás levedad sería una palabra más adecuada, tiene mucho que ver su sentido del humor y el cariño con el que trata a sus personajes, a pesar de reconocer sus defectos, la ausencia de condena y la naturalidad, y por supuesto, con una sensibilidad especial..
Pero eso no quiere decir que no se hable de temas tan importantes como los lazos que nos unen o lo que verdaderamente somos en esta vida. Sus personajes se encuentran habitualmente ante un momento de cambio, algo que les obliga a salir del letargo y enfrentarse al mundo, y con ello, descubrir muchas cosas en su propio interior, porque es siempre desde el interior desde donde se producen los cambios que luego trascienden en comportamiento cotidiano.
Además, en esta ocasión, Payne me parece que avanza en dos aspectos:
Por un lado, lo que en sus cintas anteriores era cierta artesanía visual que podía calificarse de impersonal,acude ahora a un blanco y negro, perfecto a la hora de trasladar esa atmósfera de clasicismo lleno de grises, que le otorga por primera vez algo parecido a cierto estilo.Una fotografía preciosa de rostros y horizontes para dibujar la nostalgia en un entorno rural en el  que sólo quedan los restos. De un mundo que parece venirse abajo, y llevarse con él a quienes lo habitaron.
Por otro, el guión consigue combinar las aristas con un aire de ingenuidad, mezclando cierto aire de cuento ( esos "malos" avariciosos, esa bruja gruñona con corazón... ), con una preciosa apuesta por la búsqueda de la ilusión en la madurez y su lucha por mantenerla hasta el final, algo casi mítico. El mismo núcleo, relativo a ese premio fantasma, tiene mucho de tesoro, de sueño.
Nebraska es una película con mucho corazón, que va ganando desde su inicio, paso a paso, y que incluso gana en el recuerdo, hinchándose como un globo precioso, lleno de vida.
Absolutamente recomendable.
Maravillosa.
Podría parecer en inicio una obra pequeña, por delicada y dulce. Falso. Es grande.

Público
 

jueves, 13 de febrero de 2014

NOVELA: VERANO TARDIO de Adalbert Stifter

Pre Textos
896 páginas

Se puede hacer amigos sin conocerse ; intercambiando libros , que a fin de cuentas es como compartir experiencias , es una de las formas más sanas y recomendables.
Yo tengo la suerte de tener una buena amiga que , además de ser la madre de otra buena amiga ( esta , sí, conocida ) parece ser una infatigable lectora y con una sensibilidad exquisita.
Si no fuese por ella, nunca me habría asomado a esta larguísima novela, a este viaje interior desde la observación del mundo, a esta obra que , (tengo la sensación de que va ser difícil entenderme , pero por intentarlo... ) más que leerse , se observa como quien observa un cuadro o una escultura.
Estamos en Austria, alrededor de 1850, un periodo de calma donde el ser humano intenta , en la medida en que su situación social se lo permite , entender el mundo y paladearlo.
Ahí, parece ser , nace esta obra , de un escritor no demasiado conocido, considerado en su momento monótono e idílico ( en la peor acepción de la palabra ) pero que posteriormente recibió las alabanzas de autores tan dispares como Kafka y Kundera.
Verano Tardío es una novela que narra , traslada a la percepción, su tiempo , pero lo hace desde la oposición a los géneros literarios que estaban entonces en boga. Así, en sus páginas , se plasma de una forma sencilla pero contundente , serena y firme, el devenir diario de una sociedad con pocas preocupaciones más importantes que el debatir sobre el sentido del arte o contemplar como la luz del atardecer afecta a la nitidez de un paisaje. Es pequeña la anécdota que, si bien se viste también de los ropajes de la época , no deja de traslucir la artificialidad de unas vidas necesitadas de contenido. Transitar por estas páginas es como contemplar un tiempo estanco, necesitado de agitación , en vías de desaparición , pero al que no podemos calificar de inútil dado que , y ese es otro de los grandes valores de esta novela, derrocha sabiduría en muchas de sus apreciaciones , como si el recorrido a la madurez fuese también un recorrido hacia la fusión entre el ser humano y la naturaleza , que ( nosotros lo sabemos ahora, ellos no ) no tardaría en violentarse.
Leo Verano Tardío por lo tanto, con cierto sabor a elegía, a un tiempo pasado, del que deberíamos haber conservado cierta lentitud, cierta capacidad de reflexión, cierto poso del tiempo. Y del que, sin embargo, tengo la sensación de que ha quedado muy poco.
Es sin duda una obra única , un referente en la literatura , en la crónica social y en esa forma de ver la historia desde las pequeñar cosas , desde los movimientos casi imperceptibles. Porque , como decía antes , Stifter opta por evitar el desaforado romanticismo y el folletín entonces habitual , para moverse en la naturalidad de lo cotidiano.
La serenidad que transmite tiene mucho de bálsamo.
Leo que su autor , y esta es quizás una nube en la conclusión de la lectura, decidió suicidarse al final de sus días. Tal vez por conocer o atisbar que , aquello que había escrito no era tanto un retrato como un sueño, o que , en cualquier caso, la realidad y el paso del tiempo, no tardaría mucho tiempo en borrarle los colores.

Público

  

lunes, 10 de febrero de 2014

CEREMONIA DE ENTREGA DE LOS PREMIOS GOYA

Hombre, la verdad es que no he tenido suerte: la gran ganadora de la noche es la única de las cinco finalistas que no he visto: menuda puntería. Quedémonos con lo bueno, que es el hecho de que posiblemente la película pueda tener una nueva carrera comercial, y eso, con los tiempos que corren ....
Por lo demás , dado que adoro tanto La Herida como La Gran Familia Española, me da mucha pena verlas marcharse con tan poco ( en el caso de la de Sánchez Arévalo con poquísimo ) y también me habría gustado algo más para la difícil Canibal.
Entre los premios, me alegra el de Javier Pereira , por que está fenomenal en Stockholm , y el de Javier Cámara, porque siempre está fenomenal, y por supuesto el de Marían Alvarez y Terele Pávez.
David Trueba, por lo demás , me cae bien.
Pero vamos al título de este comentario: la ceremonia.
¿Es que no hay en España un guionista capaz de hacer un trabajo decente? ¿porqué cada año es todo más aburrido, más soso, más sin gracia, llegando a rozar la verguenza ajena?
El número musical merece párrafo aparte: bochornoso, pero¿ es que no hay actores y actrices que sepan cantar y bailar y algún letrista en paro para hacer un apaño?
Sí, la ceremonia fue menos política , por fin ( Bardem aparte ) pero tan incomprensible como siempre.
De pena.
¿Donde estaba el "glamour"? ¿ donde la fiesta? ¿ el cine no es la fábrica de sueños? Dios mío, de mal en peor.
Definitivamente , el cine español no se merece esto.

Público 

domingo, 9 de febrero de 2014

CINE: TODAS LAS MUJERES de Mariano Barroso

España 2013
Eduard Fernández. Petra Martínez. Nathalie Poza. Michelle Jenner. Marta Larralde. María Montes. Lucía Quintana

De Barroso no conocía mucho, pero, al margen de su buen ojo para la dirección de actores, lo centraba en el drama.
Quizás por eso Todas las mujeres tiene tantas esquinas.
Pero a fin de cuentas es una comedia y parte de una premisa bastante conocida en el género: la del mentiroso manipulador, extraña mezcla de misógino que no sabe vivir sin las mujeres y que se encuentra rodeado de ellas como si se tratase de una maldición bíblica. Ese personaje que tantas veces han encarnado los actores más clásicos de la cinematografía americana, encuentra en Eduard Fernández un continuador perfecto y un poco oscuro, tal vez porque aquí el conflicto no es un simple malentendido, o un delito menor, sino que esconde la necesidad de una huida; también porque este muchacho se reconoce más cerca del fracasado que del triunfador. Digamos que es como si Barroso y su guionista hubiesen puesto ciertas gotas de realismo en la comedia clásica.
Creo haber leído que la película surge de una serie de televisión. Como cine funciona modélicamente en una estructura de piezas dialogadas, casi teatrales , que van completando el puzzle de este personaje, sin que en ningún momento suene a caricatura.
El peso de una cinta así tiene mucho que ver con sus intérpretes.
Fernández es capaz de soportar cualquier papel y hacerlo grande, pero ninguna de sus compañeras se aleja de su nivel de calidad. Hoy noche de los Goya, sabremos si la excelente Nathalie Poza, casi en representación del grupo, se hace con el suyo; merecida nominación en la que, sin embargo, me habría gustado más ver a la veterana  Petra Martínez.
Concluyendo: Todas las mujeres es una película excelente que tiene mucho de artesania.
A unas horas de la Fiesta del Cine Español ( esperemos que por fin lo sea, alejada ya de encuentros panfletarios, menuda herencia la de Animalario ) tengo que reiterarme en lo que ya he dicho varias veces esta temporada: es sin duda el mejor año que recuerdo de nuestra producción, en diversidad, en riesgo, en creatividad...
Por favor ¡ entérense ! no los políticos , que se enteran más bien de poco ( y no solo los de derechas¿eh?, desde cuando puede nuestra izquierda reivindicar seriamente la cultura ), sino los que van al cine y pagan las entradas. PÜBLICO. Todas las mujeres ha sido un fracaso de taquilla. No lo merece. Quizás, a veces dudo, seamos nosotros quienes no merecemos estos creadores.

Público      

lunes, 3 de febrero de 2014

NOVELA/ RELATOS: NIÑOS EN EL TIEMPO de Ricardo Menéndez Salmón

Seix Barral- Biblioteca Breve
224 páginas
También disponible en ebook.

Descubrí a Menéndez Salmón, supongo que tarde , gracias a esa pesadilla que se titulaba La Noche Feroz; luego lo confirme en esa otra que se llamaba Medusa.
En ambas terminé sobrecogido por su temática, por su forma de asomarse al horror desde la aceptación del ser humano, urgando en su interior sin excusas ni coartadas.
Pero , sobre todo, supongo que lo que lo hacía más terrible ( y, porqué no decirlo, fascinante ) era la precisión y la inteligencia de su lenguaje , y que incluso en la brevedad, tuviese tiempo y espacio suficiente para pensar y para hacernos pensar a nosotros, para acompañarnos en ese viaje a las profundidades.
Niños en el Tiempo regresa a sus constantes.
Es difícil mantener una coherencia tan absoluta ( creo que tres obras son suficientes para pensar que es lo normal en su producción ), sin ninguna  concesión.
Aquí está de nuevo la brevedad , la precisión. No hay una página de más , no hay un adorno. Su prosa es seca , destinada a dibujar la realidad que quiere mostrarnos, con trazós sobrios, ajenos de cualquier contaminación emocional, incluso cuando, como es en este caso, el tema se hubiese prestado a desviaciones fáciles en ese sentido.
Porque de nuevo,  aunque en un entorno y situación más cotidiana , Menéndez Salmón se asoma con nosotros al dolor . ¿ Puede haber dolor más lacerante, más incomprensible, más denso, que la muerte de un hijo cuando apenas es un niño? ¿ cuando no merece más que la vida?. Es este el tema principal de esta narración, que es novela y a la vez tres relatos en sus tres partes, perfectamente estructuradas.
La primera, la más dura, nos invita a identificarnos con ese escritor que se encuentra ante esta tragedia absurda; con una capacidad de análisis de cirujano, recorremos sus sentimientos, su necesidad de avanzar , la onda expansiva que afecta a su matrimonio. Es tal la inteligencia, la sinceridad , y, ya lo he repetido en varias ocasiones, la precisión con la que se describe y se cuenta, que es imposible no comprender, no estar, no ser, no mimetizarse con ese personaje que es persona. Posiblemente sea en esta parte, en este dolor inmenso y el intento de convertirlo en algo material, para poder agarrarlo y lanzarlo fuera, donde estén las mejores páginas de esta obra, el mejor Menéndez Salmón y también el más arriesgado; ya dije antes que era fácil despeñarse en el sentimiento, algo que aquí no ocurre. Presiento que es esa ausencia del grito, de la expresión, lo que hace todo más terrible, por íntimo.
En la segunda parte , posiblemente como forma de huida , el autor intenta buscar en el arte de fabular , una escapatoria, y para ello vuelve los ojos a otra infancia robada , en este caso no por la muerte sino por la historia. El autor se enfrenta a narrarnos, a inventar , lo que debería de haber sido la infancia de Jesús , esa vida "oculta" de los Evangelios.
Hay mucha lucidez, hay imaginación y calidez , hay inventida de un buen contador de historias, pero también la reflexión sobre su oficio y el sentido de la literatura, en un ejercicio inteligente y hermoso, que encaja a la perfección con las páginas anteriores. Contar como necesidad , buscar como necesidad.
Como también encaja la tercera parte , una especie de bálsamo que nos regala el tiempo, quizás para recordarnos que la infancia siempre prevalecerá, que siempre nacerán "niños de niños de niños", y al mismo tiempo, que las heridas más o menos cicatrizan y encima de ellas, superficialmente , sólo queda la piel.
Es difícil decirlo de un libro que produce un impacto tan profundo, pero Niños en el Tiempo es un libro hermoso, y es de las obras en las que , con mayor acierto, navegamos entre la propia historia y la reflexión literaria . Es sin duda una experiencia importante que es complejo olvidar y, posiblemente, también abarcarla en todo lo que representa.
Y una vez más , su autor, que se confirma como una las grandes plumas de nuestro país, demuestra que hace falta poco para conseguir ese impacto,  talento y verdad.
Una obra única.

Público    

domingo, 2 de febrero de 2014

FALLECE PHILIP SEYMOUR HOFFMAN

Acabo de leer que este fantástico actor ha aparecido muerto en su apartamento de Manhattan. Era joven, sólo 46 años.
Al recordarlo, tengo la sensación de que es uno de esos actores que siempre han estado allí y siempre bien. Esa casta de ¿secundarios? ¿o  humildes?. Profesionales que quizás pasan de ser estrellas.O que sustituyen un físico con talento.
Estaba en alguna de Misión Imposible, por ejemplo, y en Magnolia, y en La Duda, y en mil más. Subió escalones, llegó al Oscar y a muchos más premios, con Capote. Y más, y más...
Si yo tuviese que recordar dos hitos importantes serían, por un lado, la crueldad que destila en Antes de que el diablo sepa que has muerto, y sobre todo, su solidez en The Master.
Sin duda era uno de lo grandes.
Que pena que nos deje tan pronto.
Te echaremos de menos.

Público  

sábado, 1 de febrero de 2014

CINE: AL ENCUENTRO DE MR BANKS de John Lee Hancock

USA, 2013
Emma Thompson. Tom Hanks, Colin Farrell. Paul Giamatti

No sé porqué una actriz tan fantástica como Emma Thompson se prodiga tan poco.
Siempre que encuentra un personaje con carne para llevárselo a la boca, lo devora.
Este es uno de esos casos.
Tiene su gracia que, quien fue La Niñera Mágica en dos ocasiones, interprete el personaje de la autora de otra niñera inolvidable, la escritora de cuya pluma surgió Mary Poppins.
Una mujer australiana pero en apariencia muy británica, que no podía estar más lejos de lo que normalmente hubiésemos imaginado quienes conocemos la película de Disney.
Y es precisamente su encuentro con este hombre, que tardó veinte años en conseguir que le vendiese sus derechos, de lo que nos habla esa cinta, de eso y de sus recuerdos de una infancia muy poco idílica.
La película es de Thompson al cien por cien, lo cual no quiere decir que el resto de los actores no estén muy bien, pero sí que es ella el centro de la aventura. Y ya sólo por ella merece la pena verla.
Por lo demás, la cinta es un producto agradable y vistoso, bien hecho y con estampas que nos llevan a la época dorada del cine y al divertido proceso de creación.
Pero sobre todo, son dos horas con una de las grandes, y una de las que, lamentablemente, no vemos a menudo.

Público