Páginas vistas en total

lunes, 20 de enero de 2014

NOVELA: 2312 de Kim Stanley Robinson

Minotauro
528 páginas
También disponible en ebook.

Vamos a tener claro un punto de partida:
A mi, ya lo he dicho muchas veces , me entusiasma el género de la ciencia ficción ( literatura, cine... me da igual). 
De todas maneras , hay personas que , sin ser fans del género, si pueden disfrutar de alguna obra adscrita a él por sus otras cualidades.
Pues bien , no es el caso: cualquiera que se acerque a 2312 tiene que tener claro que , para entendernos, esta novela puede ser lo que por ejemplo es Monte Casino o Vida y Destino al género bélico o Lo que el viento se llevó al romántico, no por temas cualitativos, en los que aun no he entrado, sino por lo que supone de inmersión absoluta en los códigos que debe de manejar cualquiera que entre en una obra de ciencia ficción.
Si uno de los condicionantes exigidos es que su autor sea capaz de crear una nueva realidad y hacerla creíble, en este caso, Kim Stanley Robinson , hace un alarde continuo de imaginación que se materializa en la concepción de un mundo absolutamente diferente , tanto en sus contenidos como en todo lo demás: moral, comportamiento, relaciones, cultura.... este paso está por encima de las ,incluso buenas, novelas fantásticas donde, frente a un cambio externo, por muy creativo que este sea, las pautas de comportamiento de sus personajes y sus motivaciones, son absolutamente actuales.
Creo que no consigo recordar un conjunto tan complejo, capaz de sostener cualquier epopeya, porque , me repito, lo que verdaderamente se está generando es una realidad diferente , marcada desde la evolución , cerrada en si misma, sin fisuras, absoluta.
De hecho, quizás una de las mayores dificultades de su lectura, provenga de la necesidad de avanzar sin terminar de comprender absolutamente todo lo que se nos propone o, incluso, estandos dispuestos a perdernos en alguna ocasión; todo ello, aderezado con una profusión de conocimientos científicos que, sin duda, harán desistir a todos aquellos que no disfruten buceando y dejándose llevar en este inmenso mar.
Inmensa. Ese es posiblemente un adejetivo que podría aplicarse a la textura o al armazón de este libro.
Por lo que respecta a la narración, y con las dificultades ya citadas , está claro que Robinson en ningún caso apuesta por la facilidad o la serie B sino que decide colocarse en la línea de los grandes contadores de historias , sean del género que sean .
Así maneja personajes con una gran profundidad ( Cisne es una creación única ) , estadios de tiempo alargados, relaciones complejas y elementos externos y descripciones que van situando los diferentes episodios. Hay muchísimo oficio, mucho riesgo y ninguna concesión.
Por lo demás , si al terminar esta lectura, que para mi se ha conformado como una verdadera experiencia, analizamos el relato, en muchos de sus aspectos no se aleja de historias algunas veces repetidas sobre las relaciones entre los humanos y sus creaciones, pero el paisaje en el que se ha pintado, tiene unos colores que desconocíamos y que la hace absolutamente diferente.
Lo dicho: 2312 es una joya para los amantes de la ciencia ficción, una novela que creo nos hará ser más exigentes con cualquier obra del género.
Por derecho propio.
Quizás lo justo sería hablar de ella como una novela  apasionante, sea cual sea su contenido. Pero yo aviso.

Público      

No hay comentarios: