Páginas vistas en total

sábado, 23 de marzo de 2013

CINE: LOS CROODS de Kirk de Micco y Chris Sanders

USA. 2013
Animación

Hace ya tiempo que el cine de animación ha trascendido el género sólo infantil ( lo que tampoco tiene nada de malo ), para crear desarrollos más elaborados , con el interés de acceder también a un público más adulto, ya sea como acompañante ya sea como individual.
Este objetivo, exige ciertos giros, como un humor que muchas veces lo acerca a una comedia gamberra y una definición de los personajes más perfilado.
Pero creo que es precisamente aquí donde se cometen los mayores errores, porque en ocasiones, se apuesta por un desarrollo argumental y una cantidad de matices que alejan alguna de estas cintas de la comprensión y la transparencia que las haría asequibles a "todos los públicos". Un exceso de sofisticación.
No se pide simplicidad, sino, repito, transparencia.
Y así se han creado productos tan fantásticos como Wall E, o Up, o Ratatouille . No sólo obras maestras del cine de animación, sino obras maestras del cine, a secas.
Una muestra de que no soy el único que considera el género como algo más, es que la película que ahora nos ocupa, ocupase un espacio en la sección oficial del pasado Festival de Cine de Berlín.
Me gustará llegar a un día en que alguna, se lleve incluso uno de los premios grandes.
Los Croods no está posiblemente a esa altura, pero si es una propuesta estupenda, brillante y muy divertida.
Nos situamos en la prehistoria, una familia de trogloditas se enfrenta a la necesidad de romper sus prejuicios y abrirse a lo nuevo, renunciando a la seguridad y asumiendo la superación del miedo como un paso imprescindible para afrontar el mañana. En esa epopeya, Eep, una niña repleta de inquietudes, actuará como catalizador, con la ayuda de un recién conocido Chico.
A partir de ahí, en un paisaje singular y colorista, se desarrolla una aventura de crecimiento, con un mensaje muy claro, muy directo y muy positivo
La cinta está plagada de hallazgos, es, ya lo hemos dicho, muy divertida, intrépida y sin descansos, la colección de tipos que componen la familia es magistral, y alcanza momentos de verdadera emoción.
El cine tiene que dar muchas cosas, una de ellas, no la menos importante, es una tarde de palomitas y sonrisas. Los Croods lo cumple con creces, me quedo con estos personajes, ya para siempre, como buenos amigos.
Una suerte tener hijas que justifiquen no perderme estas píldoras de alegría.

Público

No hay comentarios: