Páginas vistas en total

martes, 25 de diciembre de 2012

NOVELA: RANA de Mo Yan

Kailas
400 páginas

Tras la concesión del Nobel de Literatura a Mo Yan, fueron muchos los intelectuales chinos que levantaron la voz acusándolo de cierto colaboracionismo con el régimen.
Es algo que no entiendo tras leer Rana: me parece una novela brutal en su ataque a la política del hijo único, posiblemente no desde el análisis macroeconómico sino limitándose a trasladar como agrede los intereses y deseos de un habitante rural, no muy capaz de entender objetivos más elevados; como vulnera la libertad individual de cada uno; y sin olvidar retratar la brutalidad que llegó a utilizarse para imponerla con la fuerza, o los dramas que se crean desde la búsqueda de trampas que, focalizadas en un objetivo, terminan también por olvidar al ser humano.
Además, esa critica se extiende al dogmatismo; a aquellos que , desde una religión en principio basada en mitologías primitivas y, con el objetivo del ateísmo, se limitan a sustituir a la deidad: ahora el partido y sus dirigentes, posiblemente carentes de la espiritualidad que cualquier religión debiera tener.
Así, la novela se estructura alrededor de un personaje que pasa, de ser considerada una diosa de la natalidad, a convertirse en una especie de ángel exterminador sin ningún tipo de sentimientos. A su alrededor, se configuran una serie de personajes tratados desde el humor y el cariño, pero también desde la realidad, conformando un fresco todo menos complaciente, de una sociedad muy alejada de la perfección-
Llama la atención la sencillez de este relato, máxime cuando su contenido navega por momentos en un realismo mágico no lejano de García Márquez ( e incluso cita su Macondo ); al final, el surrealismo se desboca en una coda que, en forma de obra teatral, complementa la narración anterior, poniéndonos delante, de forma más epidérmica, el drama, las mentiras, la injusticia.
Además, su prosa tiene, no sé como decirlo, una especie de característica alimenticia, que permite saborearla, disfrutarla, sentirse dentro.
En fin, desconozco si Mo Yan no ha respondido en algún caso como se esperaba, pero personalmente creo que es un cronista , y, sin duda, un excelente creador, Rana, de nuevo, lo demuestra.

Público  

No hay comentarios: