Páginas vistas en total

miércoles, 29 de agosto de 2012

POESÏA NARRATIVA: EL AÑO DE 1993 de José Saramago

Alfaguara
170 páginas

Sólo me ha durado un día.
Unas horas para disfrutar de esta obra preciosa, absoluta, de esta colección de poemas que compone una historia que bebe de cuentos  leyendas, de biblias y de mitos, de la esencia del ser humano y de la esencia del mundo.
Este pequeño libro que congrega toda la sabiduría de uno de los más grandes autores del siglo XX.
Esta preciosa edición acompañada de las ilustraciones de Rogerio Ribeiro que se funden con el texto de forma casi física..
Un día, unas horas.
Para sumergirse en las luchas del ser humano y en su esperanza, en la luz y en la oscuridad. En sus pecados. En sus dioses. Y hacerlo a través de unas palabras que reflejan lo mejor de la literatura de Saramago, su sequedad, su poesía hecha de barro.
Unas horas entre el sueño, la pesadilla y la realidad. Entre lo que podría ser el futuro y lo que hemos hecho con el pasado.
Horas de dolor, pero repito, también de esperanza.
Una joya.
Absoluta, repito.

Público

NOVELA: DIARIO DE UN CUERPO de Daniel Pennac

Literatura Mondadori
323 páginas

Pennac es un caso muy interesante como escritor por su absoluta libertad , su originalidad, su capacidad para convertir cualquier cosa en novela.
Me divierte su humor, su frescura, su falta aparente de ego literario. Incluso su inocencia a veces con la ingenuidad de un niño ( no hay que olvidar que comenzó en la literatura infantil ).
Creo que es difícil superar esa mezcla entre novela negra y comic que supuso la saga de Maulasane ( no sé si está bien escrito ); con sus experiencias en la docencia , generó un relato tan interesante y aleccionador como Mal de Escuela , y Señores Niños era una divertidísima fábula que seguía profundizando en la formación de los educadores.
Con Diario de un Cuerpo aborda una larga biografía que cubre, testamentariamente , la vida de un hombre desde su infancia hasta su muerte , y decide hacerlo con la base ideal para esta especie de hipocondriaco precoz : desde la observación de su cuerpo.
Este planteamiento, de nuevo original, se traduce en una colección de textos donde la primera persona se centra en su físico y en sus apreciaciones sobre la importancia del físico en general, para deambular por años de historia particular , que van apareciendo poco a poco, a ramalazos, siempre que son necesarios pero sin la necesidad del detalle, en ocasiones como mero apunte.
Y desde esa descripción de lo que en principio es el desarrollo exterior, nos situamos , casi sin darnos cuenta, en el interior del personaje, en sus sentimientos más íntimos , en una visión tan real de sus miedos y sus angustias que , por momentos, llega a producir cierto pudor.
Además Pennac no pierde dos de las que para mi son sus mejores características : su humor y su lucidez, algo que, por otro lado, frecuentemente, si no siempre, van unidos.
Diario de un Cuerpo, por ponerle algún pero, puede adolecer por momentos de tramos demasiado explicativos y de alguna reiteración, así como de cierto nivel, necesario eso sí, de escatología.
En su defensa conviene decir que , posiblemente , no sea un libro de lectura rápida sino de disfrute pausado; en caso contrario, la velocidad puede hacernos pasar por encima algunos apuntes verdaderamente interesantes.     
En cualquier caso, Pennac nos da de nuevo una obra literaria diferente , que sin buscar la trascendencia, se sitúa a leguas de la impostada modernidad que busca , anunciándolo con tambores, otros caminos para la novela contemporanea.

Público

martes, 28 de agosto de 2012

CINE: PROMETHEUS de Ridley Scott

USA. 2012
Noomi Rapace. Michael Fassbender. Charlize Theron. Idris Elba. Guy Pearce. Emun Elliot. Logan Marshall- Grenn. Sean Harris

Fuimos muchos los que en su día disfrutamos del terror espacial de Alien, así como de sus secuelas que sirvieron de banco de pruebas a directores luego tan reconocidos como James Cameron o David Fincher.
Estoy seguro por lo tanto que no fui el único en temblar de emoción cuando me enteré que nada menos que Ridley Scott preparaba una precuela de su obra maestra, con un título por otro lado tan prometedor ( de verdad que no es un juego de palabras: me refiero al mito ).
Seguramente parte del error es que esperábamos obtener explicaciones sobre el origen de un ser difícilmente superado a pesar de sus muchas imitaciones.
Y digo error porque, en puridad, lo único que quiere decir precuela es que historia se sitúa anteriormente en el tiempo, pero nada más.
Partiendo de esa afirmación tengo que decir que Prometheus me produce cierta decepción porque plantea muchas preguntas y ninguna respuesta, y no puedo evitar pensar que alguna de esas preguntas responden más a criterios arbitrarios que buscan cierta trascendencia impostada de la narración que a otra cosa. No ayuda mucho lo grandioso del punto de partida, nada más y nada menos que una diatriba sobre la fe y la búsqueda del origen de la humanidad, para lo que podría ser un simple entretenimiento de acción.
Por otro lado, no hay grandes sorpresas en su desarrollo y sí referencias excesivas a cosas ya vistas en algunas películas de la saga como el embarazo ( Alien 3 si no recuerdo mal ), el personaje del androide, cabeza parlante incluida ( Ian Holm precediendo a Fassbender en la primera entrega )  o la ya habitual ( aquí por otro lado abortada ) pelea final chica/ monstruo.
En general hay que reconocer a Prometheus empaque visual ,en un dinero bien gastado y, no cabe duda, que entretiene. Pero es poco para lo que yo personalmente esperaba.
Su final abierto anuncia sin duda una continuación, la veré, y espero, esta vez sí, recuperar la emoción de uno de mis miedos más recordados.

Público

domingo, 26 de agosto de 2012

NOTA: ADIOS A SANCHO GRACIA


Llego tarde al adiós.
El verano es un mal momento para abandonar este mundo. No digo para morir porque los buenos actores no mueren nunca.
Cada uno los conserva a su manera. Cada uno tiene su recuerdo que agradecerles.
Por supuesto, todos los que crecimos con la Televisión única te debemos un bandolero que nos hizo soñar con héroes patrios.
Pero yo personalmente nunca olvidaré aquel Combate de negro y perros de Koltes en el que te dirigió Narros. Te lo debo.
Gracias, Grande y hasta siempre.

Público

OPERA INFANTIL: LA PEQUEÑA FLAUTA MAGICA de Wolfram Amadeus Mozart


Producción: Opera Divertimento
Con: Jose Manuel Medel. Iraide Urkiaga. Margarita Marban. Ana Salomón. Andoni Barañano. Ulises Fuentes
Músicos: Susana Díaz. Lorena Barile

Pocas óperas tan versionadas para la infancia como la deliciosa Flauta Mágica.
Pocas óperas ofrecen tantas posibilidades para acercar a los menores a la música clásica.
Hace poco, hablaba de una versión adulta ,y comentaba mi opinión con respecto a su partitura, por lo tanto no es el caso de insistir en ello. Sólo decir que es fácil seleccionar deliciosas árias que superan en armonía a cualquier melodía actual, y que tienen una gran capacidad evocadora.
El reto es simplificar su argumento, quedándose con el hilo del cuento mágico, aun a riesgo, si es necesario, de trastocar algo el original, siempre que se conserve el fondo de lucha entre la luz y la oscuridad. Y luego, poner en pie un espectáculo divertido, cercano, festivo.
Bien, pues en este caso, Opera Divertimento merece un gran reconocimiento:
La Pequeña Flauta Mágica es una gozada de una hora y cuarto, absolutamente comprensible, cercana al humor del payaso reconocido en el aspecto más positivo. Y el teatro no tarda en llenarse de carcajadas, intervenciones infantiles, participación, hasta terminar al final en una salva de aplausos.
La Quincena Musical Donostiarra, ha llevado a cabo una inteligente propuesta: con poco más de una semana de diferencia, incluir una versión para adultos y otra para niños. Visto lo visto esta tarde en el Teatro Victoria Eugenia, es una iniciativa que sin duda generará un trasvase , con unos años más, de aquellos que tienen la suerte de empezar a disfrutar.

Público

lunes, 20 de agosto de 2012

NOVELA: ARRECIFE de Juan Villoro



Anagrama
237 páginas

Siempre he pensado que el buen género negro enclavado en el realismo, debe de ser un excelente exponente histórico de la sociedad en la que se desarrolla.
Por un lado, existe la necesidad de crear o representar un paisaje marco determinado, como teatro de operaciones, pero sobre todo, está el sustrato psicológico donde se encuentran los deseos, las angustias, las normas escritas o no y, en definitiva, las pautas de comportamiento de ese ámbito cultural. No hay nada que describa de forma tan determinante una sociedad como sus miedos y sus necesidades, especialmente aquellas y aquellos que pueden llevar incluso a matar.
No conozco Méjico más allá de las referencias comunes y las noticias que, desde sus páginas de sucesos, regala demasiado frecuentemente al exterior. Pienso en ese exhuberante país como un escenario colorista, brillante, desigual, capaz de grandezas y miserias, desmesurado, expansivo y críptico, cuna de civilizaciones crueles aun inexplicables y amalgama de nacionalidades, inteligente e infantil.
La novela de Villoro, reflejo de ese escenario, está escrita a brochazos, pero con la maestría del pintor que consigue que, en el resultado final, en el cuadro, junto con colores brutales, puedan distinguirse nítidamente los personajes y el suceso. Por momentos no es fácil seguir la trama pero tenemos la seguridad de que no por ello debemos de sentirnos perdidos, sino que lo que exige es otra forma de mirar, más abierta, más libre.
En ese escenario el contenido es universal: hablamos del turismo, de la necesidad de jugar al peligro, de esa nueva cursilería donde el viaje se tiene que convertir para un puñado de botarates en "una experiencia", como si la vida no fuese expriencia suficiente, y habla en definitiva de aquellos mundos que tienen que disfrazarse para que, lo que llamamos el "primer mundo" ( que lejos en ocasiones de la realidad en lo que a valores se refiere ) les arroje sus migajas. Arrecife tiene toda la fuerza y la inteligencia de un disparo bien dirigido. No están lejos algunos de sus conciudadanos como Ripstein y Bolaño.
Además, hay otros puntos comunes en la historia del género, y una es la melancolía de los perdedores, esos que son valientes, seguramente porque no tienen nada que perder y, a los que los buenos narradores suelen regalar un final, si no feliz dado que eso sería imposible, si que suponga otra oportunidad. Tony es sólo uno de todos los que pueblan este extraño lugar, la Pirámide, y él, como abanderado, como hombre casi sin pasado y con poco futuro, en un mundo alucinado, casi flotante, está ahí para recordarnos que la amistad puede ser la más compleja historia de amor.
Apetece brindar por su futuro, y por el de Laura e Irene.
Apetece volver a sumergirse en este agua, azul brillante, oscura pero llena de sol , que nos ha dibujado Arrecife.

Público

CINE: BRAVE de Mark Andrews


USA. 2012
Animación.

En los últimos años, Pixar nos ha sorprendido con una madurez narrativa que convertía sus películas , no sólo en entretenimientos familiares sino en obras absolutamente adecuadas para un público adulto, desde la sofisticación de la impagable y chapliniana Wall-E , el modelo Frank Capra de la tierna Up, la potene Ratatouille o las tres entregas de Toy Story, comparable a cualquier saga con aires de clásico.
Con esa base y otros excelentes productos como Nemo, el cine de Pixar perdió ligeramente el aroma Disney de toda la vida de cara a acceder a otros públicos, y lo cierto es que es eso lo que esperamos en cada nueva entrega.
Sin embargo, en Brave se opta por cierto regreso a los orígenes, y así, la aventura de esta princesa soñando con su libertad, está más cerca de las princesas de antaño que de los modernos modelos antes citados.
Ello convierte esta película en un producto tal vez dirigido a un público más infantil, en un cuento mágico con lección, en una divertida aventura con moraleja, por supuesto familiar. Disfrutable sobre todo para ese público que, hace tiempo, era el principal destinatario del género de animación.
La reconstrucción histórica, entre la arqueología y la leyenda, de esa Escocia medieval , y la definición e personajes , es perfecta y rica. Mérida es un logro equiparable a cualquier Blancanieves, y los rizos de su melena, uno de los grandes momentos de la animación; la colección de secundarios, sus padres, sus tres hermanos, la bruja, los pretendientes... están a la altura. Quizás con ese material visual excelente podríamos esperar un desarrollo mayor pero, en cualquier caso, el empaque estético, debe de figurar siempre en el haber de esta producción.
En resumen, Brave retoma el Disney más clásico, menos gamberro y más infantil, y lo hace con la profesionalidad de la veteranía.
Además, desde hace unos años, las cintas Pixar vienen con regalo en forma de corto previo; en este caso, prece a Brave un poema visual hermosísimo titulado La Luna, una joya digna de comentario al margen.
Sus cinco minutos valen mucho más que dos horas de muchas de las películas vistas últimamente. Repito, una joya, en este caso con polvo de estrellas y sabor a pizza.

Público  




jueves, 16 de agosto de 2012

NOVELA: EL MAPA Y EL TERRITORIO de Michel Houellebecq



Anagrama Narrativas
377 páginas

El escritor como narrador.
Sin duda existe el escritor como artista cuasi plástico, siempre que, sin la facilidad de centrar esta afirmación en la poesía, podamos descubrir en muchos escritores cierta capacidad para otorgar a las palabras y sus combinaciones cierta condición física.
Pero creo que la esencia del escritor es la narración, herencia de los relatos que conforman la base histórico - legendaria de la humanidad y que se perpetuarán siempre , mientras exista alguien con interés en contar algo y alguien con interés en escucharlo.
Pocas veces he tenido la sensación de asistir a una experiencia tan pura de narración como en este caso, quizás me viene a la memoria La música del azar de Paul Auster; tal vez esta sea la esencia del clasicismo.
Nada tan narrativo como una biografía.
Houellebecq que nos propone la biografía de un pintor contemporaneo, con una fluidez que le permite navegar desde los hechos hasta la descripción más conceptual de las razones de su obra, sin lastrar en ningún caso el desarrollo de la novela, más novela que nunca.
Transitamos por episodios singulares pero que serían una referencia en cualqquier vida: el éxito, el padre y la relacción existente entre ambos, lo más parecido al amor etc y todo es perfectamente real, creíble.
Como salto mortal, el autor se maneja a la perfección en una doble vertiente:
Por un lado, la aparición de personajes reales ( ¡ él mismo ! ) en el desarrollo de la trama.
Por otro, la adscripción perfecta al campo de la ficción navegando por varios géneros, desde la historia de amor a la novela policiaca y, en algún punto, rozando el terror.
Cada apartado, cada retazo, cada personaje, tiene importancia, dado que son todos ellos los que, desde su referencia en el mapa, componen el territorio.
Y así leemos sobre crimnales, el mercado del arte, la manipulación de la prensa, los perros, los galeristas....
En definitiva, todas aquellas cosas de las que una vida puede actuar como repositorio.
Y al final nos espera... eso, el final, con serenidad, tristeza , nostalgia por lo que ha ocurrido y por lo que no ha llegado a ocurrir, y emoción por haber estado aquí
Con la profusión de buenas obras que se publican, son pocas las veces en que una obra me lleva a volver atrás sobre el pasado de su autor.
Sin embargo, este sí es uno de esos casos.

Público  

OPERA: LA FLAUTA MAGICA de Wolfram Amadeus Mozart



Director Músical - Jaime Martín
Director de Escena - Alfonso Romero
Intérpretes - Kenneth Tarver. Auxiliadora Toledano. Leigh Melrose. Jeanette Vecchione. Dimitry Ivaschenko. Francisco Vas. Marifé Nogales. 

Quiero empezar diciendo que La Flauta Mágica recoge para mi la música más hermosa que se ha escrito; bien, tal vez eso sea muy categórico y yo no soy categórico, digamos que el conjunto supone una de las cimas de la historia de la música. Me llena su profundidad, su alegría, su pasión; nunca me cansaré de escucharla.
Creo que el libreto, al margen de si realmente se refiere a un ejercicio de iniciación masónica o de un simple cuento extravagante, es francamente difícil, reuniendo momentos, muchos, abiertos a la magia, y otros algo confusos, y un hermoso combate entre la oscuridad y la luz.
Eso exige un importante trabajo de adaptación, y posiblemente de poda, en definitiva, aporta una gran libertad pero también un importante decisión de foco e  inteligencia.
En este caso, la decisión de partida es incluir no sé si todos, pero sí gran parte de los recitativos, lo que lleva la duración a tres horas y media y genera momentos donde se echa de menos la música. Para ello, hace falta un importante soporte escénico y narrativo.
Aquí partimos de una idea que, en los primeros minutos, genera un buen ambiente: la obra es el sueño de un soldado herido en la Segunda Guerra Mundial que convalece en un hospital. Ese marco valdría como fondo de cualquier fantasía , como base para una aventura interior en la búsqueda de la luz frente a la oscuridad de la ceguera y la muerte.
Sin embargo, falta cierta unión argumental o cierta atmósfera que permita una libre asociación; aun así, en la primera parte se consiguen bellas escenas, gracias a una delicada iluminación; una pena que, los pocos hallazgos escenográficos causen algún cansancio visual en la segunda, con elementos gratuitos como el gran marco o los globos y ciertas piezas siempre presentes como el capitoné o la bola del mundo que llegan a molestar.
Hay que reconocer que no hay nada incómodo, ni que cause rechazo, pero me falta magia en la dirección de escena para acercarla a la que produce la belleza de la música.
El genio de Mozart nos traspasa, nos eleva , y nos hace perdonar a quien no está a la altura. La verdad es que es más que difícil, casi imposible. Este año el Real tiene en su programa otra Flauta, esta dirigida por alguien que nunca falla, Robert Carsen; en cualquier caso siempre será otra oportunidad para escuchar esa música absolutamente inolvidable.

Público      

jueves, 9 de agosto de 2012

NOVELA: LA HISTORIA DE MI GENTE de Edoardo Nesi


Salamandra
157 páginas

Me cuesta ver este texto como una novela, creo que es una mezcla de libro de recuerdos, de crónica y, muy especialmente, de ejercicio de reflexión, en un intento por comprender y, al mismo tiempo, una respuesta a la ncesidad de convertir un grito furioso en un elemento narrativo.
Partiendo de una situación personal, la venta de una fábrica textil que ha pertenecido a su familia desde su origen tras la Segunda Guerra Mundial, el autor se presenta para, desde la distancia en la que le coloca no estar del lado de los obreros sino del de los propietarios, intentar comprender cuales han sido las razones que han llevado a una conclusión tan desalentadora.
A pesar de que no falta la crítica y la autocrítica, tengo la sensación de que el resultado es uno e inmutable: la propia evolución; posiblemente bajo unas normas de control muy erradas, pero en cualquier caso, fruto del desarrollo de la sociedad y, en definitiva, de la propia economía.
Con ello, leo La Historia de mi gente con la tristeza que produce asomarse a un ejercicio de nostalgia por un mundo que ya nunca volvera a ser.
Me gusta su sinceridad, la agilidad de su prosa, la convivencia muy lograda por el autor entre cultura y economía.
Me disgusta que las cosas sean así. Pero eso es otra historia.

Público

CINE:MADAGASCAR 3. DE MARCHA POR EUROPA


USA.2012
Animación

Lo que más me sorprende de esta alegre y vital cinta de animación, es pensar que se ha estrenado en la última edición del sesudo Festival de Cine de Cannes.
No puedo evitar imaginarme el shock de críticos y periodistas, a la espera de Haneke, Manguiu y demás genios, al encontrarse con este regalo colorista, seguramente sólo enendido por el Wes Anderson de la deliciosa Moonrise Kingdom.
Estoy convencido de que, cuando en su brillante evolución, en su extravagante desarrollo, llega la escena, inconcebible para mentes limitadas, en que suena Edith Piaf, más de alguno entró en éxtasis (¿ como se llama el Samur francés? debería  de ser internacional ).
El caso es que aterrizamos en el cine a la espera de la tercera parte de una franquicia que se inició con más pena que gloria y resistió una segunda parte con cierto esfuerzo, y nos encontramos ante un derroche de vida ( animada, eso sí ), un film divertidísimo, una joyita anticrisis que además ( quizás como homenaje a los críticos antes citados que iban a ser sus primeros "videntes" ) es capaz de crear personajes tan logrados como el tigre ruso con problemas existencialistas o una inspectora de apellido Tenesse Williams, capaz de soportar ( esperemos que así sea ) seria propia.
El cine de animación lleva tiempo ofreciéndonos maravillosas sorpresas.
Alguna, como esta, debería proyectarse en las colas del Inem para recordar que la capacidad de sonreir es la base de cualquier éxito.

Público

NOVELA: LOS ASESINOS DEL EMPERADOR de Santiago Posteguillo


Planeta- AEI
1108 páginas

Quería un libro gordo para el verano.
Un libro gordo que, además, me alejase de la realidad: nada cercano a las primas de riesgo, tipos de interés o políticos que juegan a Jonh Le Carre ( para eso, siempre mejor el original que un calvo con barbas y cara triste ).
Me daba igual si me llevaban a la Tierra Media o al Antiguo Egipto; estaba dispuesto a recorrer Marte, aterrizar en Narnia o pasar la tarde en Machu Pichu, todo con tal de asegurarme que, durante su lectura, iba a conseguir distanciarme de los contadores de nubes y los cuatreros de supermercados.
La solucción me la dio J., uno de mis hermanos: Los Asesinos del Emperador.
Más de mil páginas en la antigua Roma, un recorrido por más de treinta años de historia, varios emperadores ( creo recordar que cinco o seis ) , varias batallas, y el ascenso de Trajano, el primer emperador no romano del Imperio.
Para mi la base de la novela histórica la marcó en su día Frank Slaughter con obras como La Rosa de Jerico o María de Magdala. Es necesaria una documentación histórica profunda , pero no puede olvidarse nunca que queremos volcarnos del lado de la ficción, no del ensayo, que lo importante es entretener sin anacronismos, y para ellos, es necesario generar personajes creíbles y ricos y acciones que puedan servir de motores de la historia.
El resultado debe de ser capaz de sostener el volumen propuesto. En este caso lo es.
Me gusta, un buen producto dentro de la tradición.
El problema es que, de entretenido, se devora, y la excursión es menos duradera de lo previsto. Regresar implica ver de nuevo que nada ha cambiado. Que cualquier periódico está ahí para recordarnos lo lejos que están muchos de nuestros políticos de la grandeza.
Gracias a dios, también hay gente como dos chicas que se abrazan tras haber conseguido la plata en natación sincronizada o un gallego con un remo que nos hace sentirnos orgullosos a los que hemos nacido en Galicia.
Y muchos libros, muchas historias onde bucear para perderse, pensando que quizás cuando saquemos la cabeza del agua literaria la próxima vez, algo habrá cambiado.

Público.