Páginas vistas en total

domingo, 8 de enero de 2012

NOVELA: EL EJERCITO FURIOSO de Fred Vargas

Editorial Siruela
Serie Policiaca
367 páginas

Es tal la profusión de las series novelísticas policiacas en nuestro país en los últimos años que es difícil no tener lagunas. Máxime cuando no todo supera el nivel aceptable y uno corre el peligro de perder su tiempo intentando entender como pueden triunfar casos como el de Assa Larson, por ejemplo.
Entre mis deficits de hace tiempo estaba Fred Vargas, y hace un año más o menos, intenté paliarlo con una de sus novelas que, creo, se titulaba algo así como Un Lugar Incierto.
Si bien su premisa era suficientemente chocante , y me resultó atractiva la atmósfera que vinculada la narración a un gótico que se acercaba a lugares comunes y personajes reconocibles del terror, en general no me dejó buen sabor de boca, especialmente por dos aspectos: era demasiado deudora de la serie por lo que a un recién llegado como yo le costaba perfilar sus personajes, y, sobre todo, me resultaba absolutamente artificiosa en su trama y en su resolución, vulnerando absolutamente lo creíble.
De todas maneras, había aspectos que sí mostraban una personalidad literaria singular, y fue eso lo que me hizo volver a probarlo cuando la mayoría de la crítica reconoció El Ejército... como una de sus mejores novelas.
Pues bien, el resultado ha sido definitivamente mucho más disfrutable.
En primer lugar, se mantiene el referente oscuro de la anterior, en este caso referenciado a un conjunto que viene a ser algo así como nuestra Santa Compaña. A partir de ahí, se sucede un torbellino vertiginoso aderezado con suficiente sangre , algo de miedo y mucha tensión. Además , la autora tiene el acierto de centrar gran parte de la narración en un paisaje que remite a nuestros temores infantiles, bosque, pueblo oscuro, caserones, y crear una colección de personajes que rozan lo monstruoso y lo grotesco.
Pero además, en la estructura se integran  dos tramas paralelas que encajan de forma perfecta, que no desvían el interés de la principal pero que tampoco de convierten en deudoras de ella sino que tienen su propia autonomía.
No recuerdo si El Ejército... tiene más páginas que  Un Lugar... pero sí tengo la sensación de que los protagonistas están mucho más perfilados, tienen más espacio para presentarse a los que hasta entonces los desconozcan.
Por otro lado, tengo que decir que, a pesar de haber devorado el libro, muy interesado en llegar al final, sigo encontrando cierto nivel de artificio tanto en su conclusión como en el proceso resolutivo, pero este es mucho más llevadero y perdonable dentro del barroquismo general de la novela.
Fred Vargas no está por ahora entre mis autoras favoritas del género pero, repito, me parece una voz singular capaz de integrarlo en un espacio cercano a los cuentos y leyendas de nuestra infancia, y ese es un camino interesante.
Por decirlo de forma clara: ahora sí posiblemente tengamos otra cita en su próximo libro.

Público  

No hay comentarios: