Páginas vistas en total

martes, 27 de diciembre de 2011

NOVELA: LA FORJA DE UN REBELDE 1: LA FORJA de Arturo Barea

Una de las cosas que sin duda hace de este Mundo un lugar apasionante, es todo lo que contiene. Por supuesto personas, pero también libros, películas, pinturas... obras de arte en general, que caminan con los seres humanos, guiándoles muchas veces a través de la vida, pero también transportándolos a pasado y futuro, ampliando de esa manera sus posibles horizontes hasta el infinito.
Muchos libros por leer. Bibliotecas enteras a las que nunca llegaremos. Miles de historias imaginadas, creadas y transcritas al papel. Muchas maneras de contarnos la Historia.
En ocasiones, frente a la avalancha de novedades editoriales, me decido a dar marcha atrás y dedicarle tiempo a uno de la lista de clásicos pendientes, esa que sé que nunca terminaré.
Y lo cierto, es que con ese fondo, siempre se acierta, por algo son clásicos.
Esta vez me he sumergido en la primera parte de la trilogía de Arturo Barea, La Forja de un Rebelde. Precisamente, bajo el título de La Forja, esta novela recoge la niñez y la primera adolescencia de este muchacho de pueblo, en la pobreza de Madrid.
Capaz en sus primeros capítulos de recorrer un itinerario que transmite una visión general de una España rural arcaica, recala en la capital para hacernos partícipes de la injusticia que era algo tan natural como respirar, de los frutos de la miseria , de la rabia, y del nacimiento de la rebeldía como algo posiblemente imprescindible para sobrevivir con dignidad. También del despertar de la sexualidad y el pensamiento.
Y todo ello, en el fondo autobiográfico de su autor, desde su individualidad y la de su entorno familiar y más cercano, consigue abrirse hasta abarcar lo colectivo; desde la traslación de los hechos externos , hasta abarcar el interior; desde un lenguaje sobrio, directo, narrativo, hasta abarcar la reflexión e incluso una oscura poesía.
La Forja me ha parecido una obra excelente, también necesaria , para comprender la Historia de nuestro país, pero también, seguramente , para su autor.
Sé que hay otras visiones, que seguramente todas tienen su verdad, lo que no sé es si hay muchas tan fantásticamente escritas.
Arturo Barea , exiliado en Inglaterra, publicó esta trilogía allí y en inglés en 1951; leo en la contraportada, que el éxito fue tal que incluso estuvo propuesto al Nobel de Literatura. En España no se publicó hasta 1977; es comprensible pero también triste, ¿ cuando entenderá cualquier gobierno, de cualquier país, de cualquier signo político, que una obra de arte siempre enaltece el país del que surge y que la acoge ?

Público

No hay comentarios: