Páginas vistas en total

miércoles, 20 de julio de 2011

CINE: BLACKTHORN ( SIN DESTINO ) de Mateo Gil



España 2011

Sam Shepard. Eduardo Noriega. Stephen Rea


Dentro del género del western, parece haber nacido en los últimos años un subgénero denominado , algo pedantemente, western crepuscular.

Hasta la excelente Valor de Ley, Sin Perdón parecía ostentar el título de referente. En estas cintas, un género denominado por la acción, adquiere un tinte de nostalgia , los héroes aparecen mayores y cansados, y lo que antes era una especie de código de honor, se ve superado por el puro beneficio.

Lo que me costaba esperar es que nos encontrásemos dentro del género con nada menos que una producción española.

Blackthorn parte de la leyenda, de la historia de Butch Cassidy y Sundance Kid, cuando este último, a muchos años de ser un famoso forajido dado por muerto, se encuentra compartiendo aventura con un nuevo compañero. Y lo hace desde el recuerdo que muchas películas del oeste han dejado en sus creadores: así , aunque el decorado se traslada a una excelentemente utilizada Bolivia, hay puestas de sol, planos de lejanos horizontes, largas cabalgadas y canciones de antaño. También tiene una buena historia ( aunque se vea un poquito lastrada por los flashbacks que no acaban de tener personalidad ) , con un muy buen final, y, sobre todo, tiene a un excelente Sam Shepard, capaz de acuñar en su rostro las miles de historias con las que el forajido carga a sus espaldas.

Siempre he pensado que cuando un director opta por un pseudohomenaje a los géneros clásicos, lo que tiene detrás es mucho cine, mucho amor al cine.

En este caso, el empeño me parecía titánico; Mateo Gil lo ha afrontado con respeto, profesionalidad y, sin duda pasión; por todo ello me alegro tanto de que haya conseguido un resultado más que notable.


Público

No hay comentarios: