Páginas vistas en total

sábado, 9 de abril de 2011

NOVELA: SALVATIERRA de Pedro Mairal


El Aleph Editores

136 páginas

El realismo mágico fue la carta de presentación más conocida del boom latinoamericano, que nos regalo escritores como Vargas Llosa, Gabo, Onetti , Isabel Allende ( más tardía ) etc etc

Creo que , además de muchas joyas de la literatura, estos "antepasados" ,aun en activo, dejaron también una especie de poso, de dirección, de formas: como si se hubiesen abierto los muros, como si todo fuese posible, como si se pudiese contemplar el mundo de cualquier manera.

Pienso en gente como Andres Newman o este Mairal. Capaces de saltar la barrera de lo habitual haciéndolo creible, acercándolo de tal manera que son más muestras de realismo que de imaginación.

Tengo la sensación de que, por intentar expresarlo de algún modo, no sé si lo suficientemente claro, se ha trasladado la creación de imágenes a la narración de una historia, la poesía por el cuento.

Si El Año del Desierto fue un descubrimiento sobrecogedor en su forma de afrontar un país en crisis desde una óptica desconocida, Salvatierra demuestra que no era un acierto aislado sino el resultado de un escritor singular, con una mirada creativa y una técnica elegante , maestra.

Aquí nos sumergimos en el entorno familiar, con sus transparencias y sus secretos, y ello a través de un personaje, el Salvatierra del título, con características casi mitológicas, y alrededor de un vellocino de oro que es, en este caso, una pintura irrealizable capaz de unificar toda una vida.

Con estructura casi de thriller, la obra va abriendo ventanas e iluminando rincones que la enriquecen página a página, todo ello perfectamente sostenida en una prosa de bien escribir. El relato nos parece, una vez más, perfectamente creible, pero su singularidad lo convierte sin embargo en único.

Detrás, enlazando con el inicio, un heredero de la mejor literatura llegada de un continente plural, civilizado y salvaje. Un escritor de raza, un artesano de la creación. Capaz por ello de alcanzar universos diferentes, nacidos desde la nada pero que echan el ancla sin derivas en nuestra realidad.

Espero más, mucho más. Que gusto.


Público


No hay comentarios: