Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2011

CINE:NO TENGAS MIEDO de Montxo Armendáriz



España.2011

Michelle Jenner. Lluis Homar. Belén Rueda. Nuria Gago. Ruben Ochandiano


El cine testimonio es muchas veces un terreno peligroso, máxime cuando trata un tema tan terrible como el que ahora nos ocupa: los abusos sexuales a menores perpretados por un familiar.

Por un lado, existe el peligro de lo escabroso. Y en segundo lugar, a la hora de crear un desarrollo dramático, conseguir el equilibrio entre los tópicos de lo excesivamente generalistas ,o no singularizar la historia hasta el punto de que pierda su universalidad.

Armendariz, posiblemente uno de nuestros cineastas más clásicos en lo que a lenguaje se refiere ( y digo esto en positivo ) sortea con éxito ambos peligros:

Es impactante la delicadeza, la sensibilidad con que nos transmite el horror, sin ahorrarnos por ello el impacto de la infancia mancillada.

En ningún momento muestra nada que pueda pecar de mínimamente exhibicionista pero nos transmite toda la crudeza de lo que estamos viendo.

Además, si bien No Tengas Miedo ( titulo terrible al inicio pero que termina adquiriendo las maravillosas connotaciones de la esperanza ) es la historia de Silvia, se estructura de forma que podamos entender aquello que tantas veces hemos leido en los periodicos y nos parece tan lejano, acercándonoslo hasta la piel, para que seamos capaces de sentir el infierno singular de cada una de las víctimas ( importante la colección de testimonios que acompañan diversos momentos del metraje).

El guion es sobre todo honesto, renunciando a lo superficial, y con ello posiblemente a una estructura dramática más fácil, para centrarse en el mundo interior de su personaje principal, y en conseguirlo, tiene especial valor la excelente interpretación de Michelle Jenner, capaz de recorrer el camino de la afasia a la vida sin efectismos; al terminar, tenemos la sensación de que conocemos a Silvia desde hace mucho , sentimos su culpa, su dolor, su desconcierto, su soledad. Y también al final que, aunque seguramente aun le queden muchos kilómetros, ha emprendido ya la carretera a la salvación.

No Tengas Miedo no es cómoda, no podía serlo, pero es muy de verdad.

Nota: no puedo evitar, en el apartado interpretativo, citar la evolución de Belén Rueda ¿ quien nos iba a decir que aquella simpática azafata llegaría a ser una actriz tan perfecta y magnética?, su personaje, difícil, muy difícil, vuelva a ponerla en las alturas. No puedo esperar a ver lo que hace con Pandur.


Público

No hay comentarios: