Páginas vistas en total

viernes, 4 de marzo de 2011

CINE: VALOR DE LEY de Joel y Ethan Coen

USA. 2010
Jeff Bridges. Matt Damon. Hailee Steinfeld. Josh Brolin
La carrera de los Coen me parece una de las más hetereogeneas de la historia del cine.
Si hablamos de calidades , aciertan en obras maestras como Muerte entre las flores o Fargo, realizan rarezas sin interés como Un Hombre Simple ( ¿ se llamaba así ? no se me ha quedado ni el título ) o planas adaptaciones literarias como No Es Pais Para Viejos ( sé que suena a herejía , pero no me gusta ).
Y si nos centramos en géneros , pasan sin solucción de continuidad de la comedia , a veces con puntos surrealistas al noir más clásico , ¿ o es que alguien podría adivinar que , por ejemplo Barton Firnk y Crueldad Intolerable son fruto de las mismas manos ?.
Por eso, aunque les debemos verdaderas joyas , siempre tengo cierto recelo hacia allos.
Pero lo cierto es que cuando aciertan , aciertan de verdad . Y Valor de Ley es uno de esos casos.
Sorprendiendo de nuevo, esta vez se decantan por el western , un remake de una antigua película de Jonh Wayne, puesta en pie sin ninguna necesidad de aportar nada más ( ni nada menos ) que una excelente narración .
Y lo consiguen , porque , a fin de cuentas , saben mucho de cine y son capaces de utilizar con mesura e inteligencia todos los recursos de la imagen filmada.
Lo más llamativo de esta película es precisamente eso: su ausencia de cualquier vocación de parodia o modernidad , su respeto al género desde el punto de vista más clásico.
Y en esa tesitura , la narración avanza sin ninguna fisura y consiguiendo , como los clásicos , que la elegancia y la belleza sean una obligación durante todo su metraje.
Volvemos a encontrar los amplios paisajes del Oeste y los rostros de aquellos que no distinguen claramente más allá de la importancia de matar o morir; hay por supuesto tiroteos , camaradería , humor y emoción . En definitiva , todo lo que tiene el buen cine.
Sin duda , a cualquier western realizado en los últimos veinte años se le trata de crepuscular , como una forma de reconocer el ocaso del género. En el caso de Valor de Ley , los paisajes nevados y la soledad de sus protagonistas, lo que nos trasladan es nostalgia , seguramente por aquellos tiempos, pero también por un tipo de cine que tenía en la calidad y en el entretenimiento sus principales objetivos.
Cine sobre el placer de ver cine y sobre el placer de hacerlo.
Y al final, ese plano, hermoso y triste , porque la aventura se ha terminado.
Sería imposible pensar en Velor de Ley sin un Jeff Bridges que está inmenso, pero también sin todos los que le rodean , y sin esa fotografía , y sin esa música ....
En definitiva : Valor de Ley es lo que toda la vida se ha conocido como un paliculón.

Público

No hay comentarios: