Páginas vistas en total

domingo, 30 de enero de 2011

NOVELA: RIÑA DE GATOS de Eduardo Mendoza


Editorial Planeta
Premio Planeta 2010
427 páginas
Madrid 1936
Cuando la historia de España está a punto de explotar en una Guerra Civil, un inglés no demasiado avispado, llega a la ciudad con el objetivo de autentificar la pinacoteca particular de una familia aristocrática.
A partir de ahí, y siempre en el paisaje de un Madrid castizo muy bien descrito en formas y habitantes, se desarrolla una trama donde conviven espías y asesinos, falangistas y policias, golfos y duques.
Mendoza había tocado ya la novela histórica en varias ocasiones, lo que no recuerdo es si anteriormente se había atrevido a convertir a los protagonistas de todos conocidos, en personajes de tramas paralelas. Aquí lo hace, con muy buen resultado por lo que se refiere a acercarnos a las causas de unos acontecimientos no siempre comprensibles.
Además, en Riña de Gatos nos encontramos con dos de las grandes virtudes de su autor:
Escribir soobre una época con el lenguaje de esa época, lo que elimina los anacronismos lamentablemente tan frecuentes en el género.
Escribir con un gran sentido del humor, que recorre de forma continua todas las peripecias narradas.
Quizás una mayor contención, habría ayudado a hacer la trama más verosimil y menos rocambolesca. Pero en cualquier caso nos encontramos ante un entretenimiento del bueno, que prende y en ningún caso rebaja su calidad.
Esta es de las novelas que sirven para revalorizar un premio que muchas veces ha navegado por aguas incomprensibles.
Público

viernes, 28 de enero de 2011

CINE: ANIMAL KINGDOM de David Michod

Australia. 2010
James Frecheville. Guy Pearce. Ben Mendelsohn. Jacki Weaver. Luke Ford. Sullivan Stapleton. Joel Edgerton

La primera escena de este durísimo thriller familiar es absolutamente chocante: un joven con rostro autista, contempla un concurso televisivo mientras espera la llegada de una ambulancia ; a su lado, al cadaver de su madre, muerta de sobredosis.
Esa mezcla de crueldad con un tinte absurdo , es el tono general de una película donde el mal campa a sus anchas, en casi todas sus vertientes, con un exhibicionismo atractivo y aterrador.
Y así, Animal Kingdom, nace desde la metáfora de su título y el cuadro que parece abrir el encuentro familiar, como una lucha por la supervivencia, absolutamente salvaje, de aquellos que están situados al margen. No en vano, la voz en off inicial del protagonista, nos habla del miedo, consciente o inconsciente, como motor de las actitudes y acciones de cada uno de los personajes.
A partir de ahí, asistimos a una historia de venganzas, de corrupción, de engaños y , como no, de familia, como refugio pero también como almacén de veneno. Y también de la maduración de un personaje que va desde su incomprensión de adolescente desubicado , al sorprendente pero lógico final.
El director parece optar por poner toda la carne en el asador, y así, su ascripción al género negro es radical, sin dejar ninguna rendija de ventilación ni los tan socorridos golpes de humor; aquí sólo hay lugar para la tensión.
El ritmo es sólido, voraz, y los encuadres y el color, sin puntos de fuga, ofrecen un marco opresivo para su fuerte carga emocional, y con ello, se genera una caligrafía narrativa peculiar, brillante, seca y que otorga a la cinta una personalidad propia.
Animal Kingdom es una especie de cruce entre Uno de los Nuestros y el cine de Mike Leight, con la fuerza de los Scorseses más agresivos.
Es hija de Sundance, un festival que sirve para lanzar pequeñas joyas que si no, difícilmente llegarían a los cines. Ahora sólo cabe esperar que el reconocimiento general obtenido, le asegure una larga vida.
Sin duda se la merece.

Público

CINE: DE DIOSES Y HOMBRES de Xavier Beauvois

Francia 2010
Lambert Wilson. Michael Londsdale. Olivier Raourdin. Philippe Laudenbach. Jaques Herlin. Loic Pichon. Xavier Maly

Comprendo que las experiencias personales pocas veces son trasladables cuando hablamos de la valoración de una obra, dado que es elevar el subjetivismo a su máxima expresión.
Asumo también lo temporal de esas situaciones, siempre influidas por circunstancias externas, no siempre intrínsecas a la obra que se contempla.
Aun así, como lo que pretendo aquí no es más que trasladar mi opinión, voy a contar la sensación que tenía desde los diez primeros minutos de esta hermosísima película: me olvide de que era cine.
No puedo hablar de su estructura, su montaje, los encuadres, la fotografía o siquiera el guión; sólo puedo intentar contar lo que me hizo sentir.
Y es que no recuerdo muchas ocasiones en que una cámara fuera tan amigable, tan generosa, y se dejase acoplar de una manera tan fácil la mirada del espectador.
Mirada que de una forma minuciosa, casi documental, nos traslada el cotidiano día a día de estos hombres y su relación con el pueblo que les rodea, sin los pecados tan frecuentes en el hiperrealismo.
Mirada que, sobre todo, se detiene en los rostros, los gestos y los silencios, consiguiendo acercarnos no sólo al miedo, la duda o el triunfo, sino, mucho más difícil , a sus contradicciones y su evolución, a su serenidad, a su paz aunque tenga la tristeza de saber que no tardarán en abandonar la belleza del mundo.
Contemplando De Dioses y Hombres sentí una profunda emoción que, si bien se concentró en la escena de la cena , alcanzó altas cotas en otros momentos como las dudas nocturnas o la búsqueda de refugio en el costado pintado de Cristo. Emoción porque sé, sentí, que cada uno de esos hombres que decidía permanecer y recibir a la tragedia, lo hacía a pesar del miedo, del sufrimiento y de unas lágrimas que llegué a compartir.
Finalmente, creo que el gran valor de esta película está, a pesar de la importante naturaleza religiosa de su anécdota , es no ser militante : es el hombre quien podrá alcanzar una dimensión espiritual que le hará ser capaz de los más altos logros; para algunos, ese es el reflejo de la imagen y semejanza de Dios a la que ha sido creado, para otros está en su propia naturaleza.
En cualquier caso, sea como sea, De Dioses y Hombres otorga a estos últimos una dignidad a veces lejana en los tiempos que corren.
Yo creo.
Y esta obra me ha recordado que para creer en Dios, es indispensable creer en el ser humano, como creyó El.

Público

lunes, 24 de enero de 2011

NOVELA: SUNSET PARK de Paul Auster


Editorial Anagrama
278 páginas
El otro día uno de mis hermanos , me comparada a Paul Auster con Woody Allen :
Los dos una película / novela al año, un aparente aire de ligereza y una alquimia que hace que en ocasiones puedan llegar a ser geniales y otras solamente buenos.
Además , ambos beben ( pese a algún viaje del cineasta ) del sueño americano, como escenario, microcosmos donde pueden cruzarse todos los comportamientos del alma humana.
Por último, Allen es a la esencia de la narrativa cinematográfica , lo que Auster a la literaria : historias que se van incluyendo unas en otras , que se disgregan y se unen, en apariencia con poca dirección , más allá de la vocación de contar.
Bien .
Estando de acuerdo con que esa comparación no es en exceso artificial, creo que en los últimos trabajos , el escritor ha estado más pegado a la tierra.
Así, Invisible me sorprendió en su oscuridad , y la leí como un triste reconocimiento de que el Nuevo Mundo estaba envejeciendo y comenzaba a dejarse empapar por los pecados de una Europa más sabia, más sórdida y más marchita.
Ahora , Sunset Park habla del desconcierto.
No hay casi narración , o poca en presente ; los personajes van a la deriva intentando sobrevivir a un pasado que les pasa factura , y lo hacen en un mundo donde los códigos han cambiado, donde ya no existen tablas de salvación o estas no tardan en hundirse.
El sueño americano parecía ser sólo eso : un sueño, y ahora la vida es otra cosa.
Sunset Park, la casa de Sunset Park, es un refugio temporal que terminará desmoronándose y que esconde en sus paredes mucha frustración , mucho miedo a enfrentarse a la realidad.
Sigue existiendo la ternura que el autor siempre ha regalado a sus personajes pero esta vez sirve de poco.
Y la referencia constante a Los Mejores Años de Nuestra Vida , nos recuerda a los soldados que sólo traen heridas en el equipaje , y que deberán ser capaces de adaptarse al mundo que les ha tocado vivir . Sólo lo conseguirán con la ayuda de los demás . Pero ¿ existe siempre alguien que pueda ayudarles ?
Espero que en la próxima novela de Auster exista esperanza , será una buena noticia para todos desde su capacidad de cronista de un mundo cada vez más confuso.
Público

viernes, 21 de enero de 2011

CINE:TAMBIEN LA LLUVIA de Iciar Bollain


España 2010
Luis Tosar. Gael García Bernal. Karra Elejalde. Carlos Santos. Juan Carlos Aduviri. Raul Arévalo
Podríamos decir que, de una forma general, la temática de esta película es la injusticia.
La injusticia desde diferentes aspectos: la colonización avariciosa de los pueblos indígenas; la de aquellos que con la excusa de la denuncia , son capaces de sobrevolar conflictos sociales sin que estos les pregnen, permitiéndose al tiempo alardear de pureza ideológica; la de los que aun hoy día se aprovechan directa o indirectamente de la pobreza; la de los poderosos frente a los oprimidos...
Sin duda un objetivo muy ambicioso para que no queden flecos, pero aun así También la Lluvia es una película muy notable.
La apuesta pasa por algo ya conocido, como es "el cine dentro del cine" pero con un objetivo didáctico: enfrentar la visión de los primeros colonizadores con los actuales; así, en un guión bien estructurado, se mezclan a la perfección escenas del propio rodaje con el transfondo histórico. Además, la situación se contrapone con la Guerra del Agua en Cochabamba, donde el pueblo indígena fue capaz de cambiar el curso de los acontecimientos enfrentándose al poder. Una forma de trasladar quien es verdaderamente fuerte.
El desarrollo de las tres vías es muy adecuado, consiguiendo momentos muy potentes, pero se me va un poquito en el cambio redentor final del personaje de Costa. De todas maneras, supongo que uno de los objetivos era trasladar como nos puede cambiar ponernos de frente a una realidad que comparte nuestro pequeño mundo pero nos suenan a otro planeta, y el tiempo y la acumulación, presenta dicho cambio con cierta premura, en un film que hasta entonces no había pecado de sentimental.
Generalmente solemos hablar de la perfección de los actores ingleses, va a ser el momento de comenzar a hablar de los españoles si seguimos viendo conjuntos como estos: hablar de Tosar es ya algo fácil, es un creador de la estirpe de los De Niro, Brandon y, por supuesto , Bardem; Karra Elejalde vuelve , a niveles con los que nos sorprendió en La Madre Muerta; Carlos Santos, Raul Arévalo... todos perfectos; García Bernal y Juan Carlos Aduviri son las aportaciones extranjeras y no desmerecen en absolutamente nada.
Iciar Bollain había hecho hasta ahora excelentes películas pero centradas en un ámbito mucho más íntimo; con También la Lluvia da un importante paso adelante a nivel de producción y sale bien parada , muy bien parada, consiguiendo generar la épica necesaria sin perder las miradas cercanas, las dudas y el interior de sus personajes.
A partir de ahora podrá plantearse lo que quiera, la delicadeza de Flores de Otro Mundo o Te Doy Mis Ojos o volver a mover masas. En cualquier caso apuesto que no dejará de sorprendernos.
Recomendaciones:
De la misma directora:
"Flores del otro mundo"
"Te doy mis ojos"
"Mataharis"
Público

miércoles, 19 de enero de 2011

OPERA: IPHIGENIE EN TAURIDE de C.W. Gluck

Teatro Real- Madrid
Director musical- Thomas Hengelbrock
Director de escena- Robert Carsen
Maria Riccarda Wesseling. Lucas Meachem. Yann Beuron. Frank Ferrari. Susana Cordon. Maite Alberola

Dentro de la mitología griega ( y de la mitología en general ) dudo que haya muchas estirpes tan marcadas por la tragedia como la que rodea a Iphigenia.
Agamenon, Climennestra, Electra, Orestes... conforman una saga absolutamente aterradora de asesinatos, adulterio, venganzas, sacrificios, como si se hubiese abierto una fuente por la que la sangre y el horror debiesen manar de forma constante.
La tragedia de Eurípides en la que se basa el libreto de esta ópera, parece ir un escalón más allá, situando a sus personajes en el límite , y privándolos , de alguna manera , de toda acción, como si sólo fuesen peones de lo que ha ocurrido y lo que va a ocurrir.
Tengo la sensación , de que además Guillard ( autor del libreto ) deja menos espacio a los dioses, con lo que el drama es aun más árido, transmitiendo la impotencia de estos seres humanos en su soledad frente a un destino que, no sólo parece pedir sangre sino que sean ellos mismos quienes la derramen.
La belleza de la música de Gluck convierte en poesía todo el dolor, todas las dudas, desde el interior, en silencios y en arias de una desesperación que no necesita del desgarro. Que placer escucharla y sentirla.
Por lo que respecta a la puesta en escena de esta producción, Robert Carsen se ha convertido ya en una especie de director de culto en el Real.
Desde Diálogos de Carmelitas, a Salome, pasando por Katia Kabanova, sus presentaciones son recibidas siempre con una espectación que, creo, no concita ningún otro.
Y no es para menos. Es un genio.
En este caso, no le hace falta más que entrar en el interior, en el territorio mental de una caja negra para recrear a la perfección la pesadilla de estos seres que no ven la luz, para trasladar el horror .
Y a partir de ahí ser capaz de darle movimiento, y hacer presente lo narrativo de esta historia ( ejemplar como en el inicio , consigue trasladarnos los sucesos previos a través del ballet y los nombres en las paredes ).
Especial mención merecen la soberbia iluminación del propio Carsen y Peter van Praet y la absolutamente sobrecogedora coreografía de Philippe Giraudeau.
Estoy seguro que ya , en la Temporada de Opera del Real, no soy el único que decide , también, en base al director de escena.
En este caso, ha conseguido dos horas de belleza en y con la oscuridad. No es nada fácil.

Público

NOVELA: CELACANTO de Jimina Sabadú


Lengua de Trapo
248 páginas
Hay escritores , o mejor no generalizar , Jimina Sabadú utiliza las palabras como si fuesen materiales de construcción .
No sé si se entiende lo que quiero decir.
Pienso en casos como el de Herta Muller , donde las palabras , y las frases que se elaboran con ellas , no parecen ir encaminadas a la narración si no a levantar edificios literarios , en una alquimia perfecta.
Da igual sus significados individuales ; lo importante es que el conjunto traslada perfectamente el concepto, aunque para ello se perviertan metáforas o se confundan formas.
En el caso que nos ocupa , si bien con una extraña poesía oscura al fondo, el elemento es más mineral, más físico y consecuentemente , el resultado más sólido.
Es una escritura difícil, admirable , y posiblemente tampoco sea fácil la lectura , pero dentro de su límite de abstracción resulta tremendamente precisa, extrañamente real.
Celacanto es una novela , una primera novela, que habla de los miedos de la infancia y de su repercusión en los adultos en los que vamos a convertirnos , también de padres que nunca son perfectos , y , ¿ porque no ? de los límites de la realidad conocida.
Y lo cierto es que , a pesar de hacerlo desde las escenas cotidianas ( unas vacaciones en la playa , una fiesta de cumpleaños, un campamento de verano ) , su autora consigue situarlos en una dimensión absolutamente diferente.
Posiblemente se le puedan poner pegas a esta obra tan singular ; no sé si todos los planteamientos acaban de engarzarse , si el narrador puede estar excesivamente presente y si por momentos , la acumulación se convierte en un peso; pero por encima de todo, hay una narración absolutamente potente y una de las descripciones más acertadas que he leido nunca sobre la desolación y la soledad de una infancia, lastrada por la diferencia y la imposibilidad de comprender el mundo.
Hay novelas , películas , cuadros ... que cuando los conocemos , pensamos que nos hubiese gustado ser sus autores . En mi caso Celacanto es uno de esos casos.
Jimina Sabadú , no sé quien eres , pero te aseguro que a partir de ahora voy a seguirte.
Gracias
Público

domingo, 16 de enero de 2011

NOVELA: MALDITO KARMA de David Safier


Seix Barral
Biblioteca Formentor 313 páginas
Que difícil es hacer reir, y más con un libro, que tiene que prescindir de la inmediatez que puede producir una imagen: que complicado producir hilaridad con la descripción de una situación.
Y encima, en nuestra sociedad sigue estando mucho más valorado el drama que la comedia, parece que hacer reir es poco serio, y en cualquier caso, mucho menos serio que hacer llorar.
Mi opinión personal es que no hay nada con tanto valor para el desarrollo sano del ser humano como la risa; considero que un buen cómico debería de ser considerado un elemento absolutamente indispensable y recibir la categoría de chaman y, porque no, de santo.
Por otro lado, obviamente no todo vale. Una vez considerada la literatura cómica ( o la comedia en cualquiera de sus manifestaciones ) como una de las siete artes mayores, también se le tienen que exigir ciertas garantías.
Por un lado, calidad en su escritura y su desarrollo, por otro lado inteligencia en sus planteamientos, y sin duda originalidad.
En esta novela que me he zampado en tres días se da todo esto y mucho más:
En primer, la historia, absolutamente hilarante, es capaz de mezclar referencias tan alejadas como el absurdo y los dibujos animados, y hacerlo tomándoselo tan en serio que ,no sólo consigue hacernos cómplices sino apasionarnos en su desarrollo.
En segundo lugar, su autor no olvida que la mezcla humor y amor , debe de llevar en muchas ocasiones, cuando consigue la alquimia precisa, a algo tan valioso como la ternura.
Con todo ello, se compone una de las novelas más divertidas que he leido desde hace mucho tiempo.
Y esa es una de las mejores medicinas que , estoy convencido, pueden recibir el corazón y el cerebro, bien en forma de sonrisa o de carcajada, eso depende de cada uno, pero siempre , por lo que se refiere al interior, ayudándonos a darnos cuenta de lo fantástico que es, por regla general, el mundo que nos rodea.
Que nosotros consigamos cargárnoslo es ya otra historia ....
Público

sábado, 15 de enero de 2011

CINE: LAS CRONICAS DE NARNIA. LA TRAVESIA DEL VIAJERO DEL ALBA de Michael Apted


USA. 2010
Ben Barnes. Skandar Keynes. Georgie Henley
Hay cosas que no acabo de entender:
Una de ellas es que la megalómana y oscura Trilogía de Los Anillos se haya convertido en un conjunto casi de culto, y mientras tanto las Crónicas Narnianas caminen con más pena que gloria, entre críticas tibias y, a nivel mundial, un muy discutible éxito de público.
Y ojo, que hablo no sólo de la taquilla sino también de la crítica que, en la mayoría de los casos, consideran que Tolkien por fin puede dormir tranquilo.
Precisamente, de donde parten mis dudas es de la adaptación de ambas a la base literaria , y es que si hay que admitir que la Tierra Media era perfectamente retratada en los films de Jackson ( de los que personalmente yo eliminaría unos cuantos minutos y unos cuantos extras ), no es menos cierto que tanto en su tono como en los puntos clave de su narración, los episodios Narnianos han encontrado en estas películas un reflejo aun mucho más fiel.
C. S. Lewis, el creador ( escritor ) de la saga, era un católico convencido que, en forma de parábolas contemporáneas, urdió un mundo desde el que transmitir sus mensajes de lucha contra el mal y valor de la valentía y el sacrificio.
Sus libros están destinados a un público más infantil que la saga Tolkieniana y , consecuentemente, son bastante más ingenuos, pero resultan una verdadera delicia.
Las tres películas que hasta ahora responden a las novelas ( habiéndose saltado El Sobrino del Mago y El Muchacho y el Caballo ), han conseguido no dejarse llevar , más que en algún momento de la primera y en la caracterización de la serpiente de mar en esta última, por la necesidad de aferrarse a un terror visual que la acercase a un público más adolescente; aquí la fantasía es casi siempre blanca, a fin de cuentas es un viaje que no se puede emprender cuando uno crece.
En la que comentamos ahora, se consigue encajar una mayor pluralidad de aventuras que en las entregas anteriores y también una estética brillante y continua en su capacidad de sorpresa.
Por lo demás, es una agradable aventura.
Quiero dejar claro, que no estoy pensando que La Travesía del Viajero del Alba sea una obra maestra ni mucho menos, sino que responde a su origen literario, y que en circunstancias como estas, muchas veces al leer a ciertos críticos , me pregunto si saben de que están hablando.
Consecuentemente, si alguien ha disfrutado con las novelas, también lo hará con las películas.
Público

jueves, 13 de enero de 2011

NOVELA : LOS INFINITOS de John Banville


Editorial Anagrama
290 páginas
Seguramente , entre las narraciones de nuestra infancia , todos conocemos historias en las que los dioses se involucran en el devenir de los humanos . Relatos como La Odisea o La Iliada o anécdotas como el rapto de Europa o Leda y el Cisne.
Creo que en todas las mitologías existen este tipo de infiltraciones.
Cosas del pasado ¿ o no ?
Porque lo que nos presenta Banville en esta extraña y atractiva novela , no es ni más ni menos que una de esas epopeyas , trasladada al entorno cotidiano de una Inglaterra actual . Como punto de partida , sin duda , es situarse en un lugar de riesgo.
Y digo riesgo , porque creo que , por lo anacrónico de la propuesta , es difícil pensar en el tono adecuado : desde limitarla a una parodia más o menos divertida a otorgarle una excesiva gravedad con ínfulas de trascendencia..
También es arriesgada la propia generación de la anécdota , su movimiento y la plasmación de los humanos : necesario otorgarle a todo entidad suficiente para que no sea un mero adorno alrededor de una idea exótica.
Pues bien , Banville opta por un planteamiento casi chejoviano, una casa de campo, y una familia reunida alrededor de un moribundo; ciertos recuerdos y , sobre todo, un movimiento que existe fundamentalmente en el interior de sus personajes , creados con singularidad y aristas suficientes para que cada uno pueda protagonizar su propio desarrollo.
A partir de esa base , el tono elegido es también ligero, con humor suficiente pero sin pretender la gracia , sino generar una atmósfera de limbo donde todo parece posible. Donde atisbos de tragedía pueden convivir con puntas de vodevil sin que ninguna provoque olas en la superficie transparente del agua.
Y cierto nivel de duda , de misterio, de puertas abiertas , porque en un mundo donde conviven dioses y hombres parece bastante improbable que todo sea comprensible por medio de la razón.
Supongo que , además del cuidado exquisito con el que escribe su autor , Los Infinitos nos habla también de la fuerza del significado real de las palabras ; y es que , sin necesidad de trucos o reiteraciones , esta novela nos acerca a lo inexplicable y lo sencillo, que nunca menor , a lo complejo de la vida de un ser humano y la mutabilidad de sus relaciones .
Y lo hace , repito, sin la necesidad de que nadie se duerma por el camino.
Los Infinitos es una pieza extraña, pero a mi entender conseguida.
Acercarnos a la mitología , muchas veces nos recuerda la grandeza del ser humano, todos y cada uno únicos si somos capaces de observarlos con curiosidad , respecto y sin juicios previos.
Público

martes, 11 de enero de 2011

NOTA CORTA : NOMINACIONES PREMIOS GOYA


El análisis de cualquier lista es subjetivo, sin duda , y las selecciones siempre dejan fuera algunas opciones que en principio podrían parecer premiables. Sirva esto de preámbulo para decir que , como siempre , lo que va a continuación es simplemente una opinión más.
Acaban de hacerse públicas las nominaciones de los Premios Goya 2010.
En principio, echo muchísimo de menos 18 Comidas en las categorías principales , también Aita, en ambos casos me habría gustado mucho verlas presentes como propuestas alternativas al modelo de producción más tradicional.
También me falta el Juan Diego Botto de Todo lo que tu Quieras.
Me sobra Balada Triste de trompeta que no me gustó nada y Buried que me pareció un simplemente correcto y alargado fuego de artificio. También La Lluvia aun no la he visto y por Pan Negre me alegro.
En cualquier caso, una vez más estos premios ( en los que me gustaría ver un mayor nivel de riesgo ) volverán a ser un espaldarazo para el Cine Español, y eso está bien , muy bien .
Público

sábado, 8 de enero de 2011

CIRCO: VUELVE AL PRICE POR NAVIDAD de David Larible

Director: David Larible
Peres Brothers. Puzanovi Troupe. Manduhai Troupe. Cesar Dias. Felipe Mejias. Leo Jackson. Ursula Naike. Blanca Montino. Hermanos Alvarez. Jacobo Espina
Por mucho que me guste el cine, el teatro, la ópera, el ballet... los aplausos en el circo suenan de forma diferente.
Quizás porque no premian simplemente, sino que acompañan, comparten, o porque no sólo se corresponden con un reconocimiento sino que también suponen alegría y sorpresa.
El Price se ha convertido ya en un punto de referencia en la Madrid, y no falta nunca a su cita navideña. A mi tampoco me gusta faltar.
Este año quizás se note cierto recorte de presupuesto en la espectacularidad ( algunos más flojos como el del caballo ) y el número de actuaciones, pero el marco es una delicia ( esas proyecciones, ese naúfrago, esa orquesta y, sobre todo, los dibujos en la arena ) y está perfectamente equilibrado con un principio y un final impactante .
El aplauso es merecido, contínuo, y desde el minuto uno, tienes la sensación de que el público esta feliz de estar allí. En ocasiones conteniendo el aliento, otras la risa.
El Circo es ya un arte admitido y considerado a la par de otras manifestaciones culturales, pero donde aplaudir gusta más, mucho más.

Público

jueves, 6 de enero de 2011

NOVELA: NIEVE EN OTOÑO de Irene Nemirovski


Salamandra
93 páginas
La publicación, poco a poco, de las novelas escritas a principios de siglo por Nemirovski , es un verdadero regalo.
En cada una de ellas, dibuja un cuadro preciso y sencillo de una esquina de la Europa de entonces , y así, poco a poco, se va conformando un fresco histórico donde los acontecimientos que marcaron el continente, se reflejan de una forma real y creible en el interior de las personas que los habitaron.
El Baile nos trasladaba la ascensión del dinero y sus limitaciones; El Ardor de la Sangre, el entorno rural, sus tradiciones y sus hipocresías; con El Maestro de Almas pudimos ser partícipes de las nuevas corrientes en una sociedad desesperada capaz de convertir la superchería en ciencia; El Caro Kurilov era preciso a la hora de contarnos la gestación de los artífices de las primeras revoluciones.
Nieve en Otoño es un retrato de los exiliados rusos; aquellos aristócratas que huyendo de la masacre recalaron en París y tuvieron que adoptar nuevos modos que no siempre casaban bien con su atática tiranía.
En los ojos de la anciana nodriza, viajamos desde el invierno eterno de los palacios de cuento , a tiempos de necesidad, añoranza y supervivencia. Y ese largo viaje, como viene siendo habitual, se desarrolla en muy pocas páginas pero contiene un vasto equipaje.
Y es que de nuevo, sorprende en su autora su capacidad para eliminar lo superfluo y, con lo imprescindible, ser capaz de trasladar un paisaje exterior e interior lleno de recovecos: si bien es cierto que con las excasas veinte páginas centradas en Rusia podemos oler y conocer el funcionamiento de su estructura social a la perfección, no lo es menos que en las noventa que componen el libro se elabora un perfil psicológico perfecto de los seis personajes principales.
Todo ello con la belleza de un lenguaje que parece acariciar la narración, que nunca pesa.
Luego vino Suite Francesa, un buen colofón, y muy triste, para una vida en la que , estoy seguro, observar se había convertido en una facultad singular.
Para luego contárnoslo.
Recomendaciones.
De la misma autora:
"Suite Francesa"
"El Ardor de la Sangre"
"El Baile"
"El Maestro de Almas"
"El Caso Kurilov"
Público

martes, 4 de enero de 2011

BALLET: EL CASCANUECES.UN CUENTO DE NAVIDAD de Tchaikovsky

Ballet del Teatro Nacional de Praga
Director Artístico. Petr Zuska
Coreografía: Youri Vamos
Solistas: Michal Stipa. Nikola Kacapov Marova. Alexandre Katsapov

En general me gustan las tradiciones que no empañan, aquellas que aportan a diferentes fechas cierta cultura. Entre ellas, aunque menos arraigada en España, la presencia de Cascanueces en la temporada navideña, su base de cuento mágico y su alegre partitura, me produce mucha ternura.
Además, creo que la apertura de espectáculos como el ballet y la ópera a nuevas interpretaciones, me parece un fantástico campo de creación para directores comprometidos y respetuosos.
En este caso, el Ballet del Teatro Nacional de Praga presenta un Cascanueces más navideño que nunca, y para ello acierta totalmente combinándolo con el cuento tradicional de Dickens. Clara, su muñeco y el juguetero Drosselmeier, entran desde el inicio en la parábola de Mr Scrooge, y , alrededor del Hada de la Navidad, sustituyen a los fantasmas de las navidades pasadas y futuras, aunque no a un delicioso diablillo bastante camorrista .
A partir de ahí, los paisajes , que se inician en un precioso rincón de Londres, absolutamente de felicitación, son postales de nieve y cielos azules , bosques y árboles de luces, y por ellos transita una cama voladora desde la avaricia a la bondad.
La calidad de la coreografía es excelente , y además del romanticismo, traslada toda la diversión de su brillante partitura . Especial mención a los bailes del avaro con los niños, un logro, un juego fantástico.
En resumen, un espectáculo maravilloso, navideño pero válido para cualquier estación y, no necesariamente infantil pero del que los niños disfrutan un montón y con el que los adultos pierden algunos años.

Sólo una breve nota para hablar de los Teatros del Canal: no sé si en su día la designación de Boadella pudo tener un cierto mátiz político ( ¿ cuando dejaremos - ¿ o debería decir "cejaremos"?- en este país de utilizar la cultura- o los que se dejan - políticamente? ) pero lo cierto es que este complejo teatral ha conseguido plantear las mejores temporadas de espectáculo, tanto por su variedad como por su calidad. Que suerte.

Público

lunes, 3 de enero de 2011

NOVELA: TODO ES SILENCIO de Manuel Rivas


Editorial Alfaguara
243 páginas
Existen geografías donde la realidad parece una ensoñación y adquiere la textura de los cuentos y las leyendas.
Ese lugar es sin duda el recuerdo.
Manuel Rivas siempre lo ha conseguido manejar con absoluta maestría y , así, ha dado consistencia a sombras del pasado como en El Lapiz del Carpintero, La Mano del Emigrante, La Lengua de las Mariposas... también a la infancia, más o menos remota, otorgándole una especial pátina de ternura y de tristeza elegiaca.
La primera parte de esta novela contiene sus mejores virtudes en este sentido: entre el retrato coral de un pueblo colgado al borde de un mar de tormentas, tres niños despegan entre mentiras, suposiciones y sombras, entre personajes que podrían habitar cuentos o películas ( de los que seguramente adquieren rasgos ) y teniendo como puntos cardinales espacios a los que el tiempo y el habla popular han conferido el caracter de escenarios de leyenda.
A partir de ahí, en la segunda parte, el narrador se afila y se nutre de datos y estructura de contenido casi periodístico para poner la realidad en primer plano, con tintes de thriller . Ya no existe la inocencia, el contrabardo y en general el delito ha perdido su dimensión romántica. El desenlace sólo puede ser de tragedia mediocre, porque esta vez es cosa de hombres, y no del mar o del viento. Ha comenzado el western que anunciaban las películas clásicas que se proyectaban en el cine del pueblo.
Por lo que se refiere a la prosa, en el caso de Rivas las palabras parecen adquirir forma física; cuando las profieren las personas, parecen salir de su alma y su huesos, cuando describen la naturaleza, son fruto del mar, de las rocas, de la propia tierra. Los diálogos tienen la efectividad de un disparo .
Tengo estupendos recuerdos de las obras de este autor que he citado antes, también de una pieza, no recuerdo el nombre, hecha a base de fotografías, de la novela En Salvaje Compañía y de la pieza dramática El Heroe. Los Libros Arden Mal sin embargo, considerado por muchos su obra magna, me resultó convencional, lo cual no es malo si no estuviese acostumbrado a su poesía.
En Todo es Silencio, consigue lo mejor de ambos estilos, y el resultado me parece que la coloca entre sus piezas más memorables: asistimos al descubrimiento de una infancia en tierra salvaje, pero también al nacimiento del narcotráfico en Galicia, la perversión del dinero fácil, la vulgaridad, y las guerras y ajustes de cuentas entre clanes. Pasamos de los libros con poemas sobre la nostalgia a los telediarios.
Son muchos los momentos de su lectura en que me siento inmerso en un paisaje exterior e interior único. Rivas , como los grandes, es capaz de alcanzar el mundo y hacerlo propio.
Que sea por muchas veces.
Recoemdaciones:
Del mismo autor
"¿ Que me quieres amor?"
"En Salvaje Compañía"
"El lápiz del Carpintero"
"La Mano del Emigrante"
Público

RELATOS: EL CEMENTERIO SIN LAPIDAS Y OTRAS HISTORIAS NEGRAS de Neil Gaiman


Editorial Roca Junior
214 páginas
Encuentro espacialmente difícil escribir relatos breves. Creo que una novela siempre ofrece mayores posibilidades, por extensión, para conseguir provocar sentimientos en el lector.
Sin embargo, un buen cuento tiene pocas oportunidades de atrapar, contadas páginas, y por lo tanto, cualquier patinaje puede llevar facilmente a la intrascendencia.
Un escritor que maneja lo breve , me parece un gran escritor.
Gaiman, sin duda lo es.
Lo fue logrando esa joya, ya comentada aquí, El Libro del Cementerio.
Y lo es en esta colección capaz de nuevo de sorprender , divertir y asustar, con una forma de escribir que podría ser un comic dibujado por Dickens o Collins.
Me he reido con El Pájaro del Sol, Cavallería y, por supuesto, El Caso de los Veinticuatro Mirlos, me han inquietado, Pregúntale a Jack, La Presidencia de Octubre y El Precio, y el resto , indefinibles, también me han atrapado.
Gaiman sabe que la mejor forma de producir miedo y romper las barreras de lo raccional es no pretender contarlo todo, sino admitir la imaginación del lector como coautor.
Y también sabe que en esos miedos, en esas sensaciones, hay mucho de la nostalgia de aquellos tiempos en que todavía había muchas cosas en las que podíamos creer.
Sería una pena que alguien, pensando en un escritor sólo para adolescentes , se perdiese estos deliciosos regalos de literatura.
Recomendaciones:
Del mismo autor "El Libro del Cementerio"
Público