Páginas vistas en total

miércoles, 10 de febrero de 2010

TEATRO: EL BAILE de Irene Nemirovski / Sergi Belbel


La infancia y el principio de la adolescencia puede ser la época más fantástica de la vida de un ser humano pero también la más cruel. Cuando estamos abiertos al descubrimiento del mundo interior y exterior es cuando somos más frágiles , y también cuando más nos sorprende que las cosas no sean en ocasiones como deberían . Debe ser contundente descubrir que no nos quiere quien nos tiene que querer.
En el caso de Irne Nemirovsky, si nos atenemos a su biografía, debió de ser ese un territorio de soledad , dolor e incomprensión , especialmente en la relación con su madre.
Seguramente de esa experiencia, surgió esta pequeña obra en tamaño pero grande en contenido, como venganza y espejo de esas complejas relaciones .
Pocas veces se ha dicho tanto en tan pocas páginas , pocas veces un texto ha recogido tanta amargura y dolor.
Nunca habría pensado que fuese teatralmente útil.
Sin embargo, el experimento escénico de Belbel funciona a la perfección.
Partimos de una base de gran guiñol y una depuración del texto capaz de dejar lo esencial , desde el sarcasmo que arranca la carcajada , al sentimiento puro que nos hace temblar.
La propuesta es arriesgada e innnovadora : nos sumerge en un combate donde cada uno de los personajes principales se expresa de una forma absolutamente diferente , interpretación y danza; todo ello en un pequeño paisaje lunar y acuático y rodeado de un sónido, de una música , que resalta la apuesta por un espectáculo sensorial.
Aun así, el texto no se ahoga . El equilibrio es perfecto y todas las piezas se complementa creando un todo, fundido practicamente .
De gran ayuda para el éxito es una Ana Lizarán grande , en papel de gran actriz , compleja en matices , huyendo del cliché . Sol Picó es puro movimiento, la expresión brutal de una adolescencia a punto de estallar . Y el complemento de Francesca Piñón en sus tres personajes es también perfecto.
Salí del Teatro Valle Inclán con la felicidad de haber asistido a algo precioso . También con la nube de recordar lo compleja que es en ocasiones la vida , lo lejos que está ...
Público

No hay comentarios: