Páginas vistas en total

lunes, 8 de febrero de 2010

CINE: EN TIERRA HOSTIL de Kathryn Bigelow


En los últimos tiempos me he encontrado con varias películas narradas en un absoluto presente .
Son historias de géneros dispares, dispares también en su estilo, y sin embargo tienen una característica común que las diferencia : no narran , muestran .
Desde ese punto de vista , tanto La Mujer sin Piano como Enemigos Públicos y En Tierra Hostil , se convierten en artefactos visuales donde lo que verdaderamente puede es la imagen , y así, a través de lo que vemos se nos van ofreciendo las claves para que podamos construir , o no, la narración.
No voy a entrar en la diatriba del cine pseudodocumental, creo que es una forma nueva ( o antigua ) de contar , no tanto un remedo de otros géneros . Seguramente , sí existe una tendencia a la fría y pormenorizada descripción de procesos, sean estos un paseo por la ciudad dormida o la desactivación de una bomba casera.
En este caso, supongo que el hecho de que la trama tenga lugar en el marco de la Guerra de Irak , convierte esta cinta en cine bélico . De todas maneras la depuración es tal que la obra se convierte en una rareza que , de todas maneras , no deja de beber de las fuentes clásicas como el western .
Y es que el "héroe" principal podría ser un remedo del cowboy solitario y justiciero, aunque la perversión de los tiempos y la dureza del entorno, hayan convertido su afan en obsesión y sus motivaciones sean menos puras .
También asistimos a un mundo de hombres que , en los pequeños momentos en que aparecen en su lado humano, nos habla de miedo, de desorientación , de inseguridad ... y también de aristas , de esos puntos oscuros que no es necesario desarrollar porque son más definitorios del interior del personaje que de su acción.
Creo que En Tierra Hostil es fundamentalmente un film de acción y de como trasladar la acción . Con un montaje preciso, milimétrico y absolutamente físico, no tardamos en entrar en este thriller y quedarnos enganchados durante las dos horas que dura .
No hay pasado, no hay , en principio , fondo. Sólo hay presente .
Quiero también señalar que , si bien la buena conciencia nos obliga a que cualquier cinta adscrita al género bélico se considere un alegato contra la guerra, no creo que el objetivo de Bigelow esté cerca . La Guerra es horror y cualquiera que la muestre en su crudeza , pone de relieve el absurdo de ese pedazo de infierno. Pero en este caso, y es otra coincidencia con las anteriormente citadas , la directora no juzga .
Se limita , y lo digo una vez más , a mostrar .
Las conclusiones , parece decirnos , tenemos que sacarlas nosotros . Para eso somos adultos ¿ no ?.
Público

No hay comentarios: