Páginas vistas en total

jueves, 30 de abril de 2009

LA CIUDAD DE ARENA de Pedro Corral

El género bélico nunca fue lo mío, ni en cine ni en literatura . Me pierdo en los movimientos , confundo unos bandos con otros y , no sé porqué , siempre me acaban cayendo mejor los que pierden , con lo que lo paso muy mal.
La Ciudad de Arena es una novela sobre los últimos meses del Madrid sitiado y la toma de la capital.
Sin excesivos tecnicismos y a través de diferentes personajes que parecen siempre cazados por casualidad en el centro de la contienda, es capaz de transmitirnos mucho más que el exterior de una guerra.
Es capaz de transmitirnos el interior .
Así compartimos el miedo, la esperanza , las pequeñas alegrías y las inesperadas derrotas . Y lo hacemos desde el sentimiento.
No sé como se hace pero el autor consigue que esos sentimientos vayan trepando entre sus páginas desde los primeros capítulos hasta pregnar cada párrafo.
Tengo la sensación de una novela bañada en tristeza.
No me gusta el género bélico pero estoy dispuesto a defender cualquier obra capaz de transmitirnos el absurdo de cualquier guerra , un juguete trágico para adultos que no merecen ser niños.

Público

miércoles, 29 de abril de 2009

THE WINTER,S TALE - THE BRIDGE PROJECT 2

Jugaban en casa ; no es lo mismo , para actores y director formados en el teatro inglés un Chejov que un Shakesperare.
Pero vamos por partes:
El Cuento de Invierno es seguramente una de las piezas más difíciles de su autor. Lo que comienza con una tragedia otélica , se traslada por la elipsis del tiempo a una comedia pastoril , culminando entre la trizteza y la magia.
Me parece casi imposible encontrar el tono, no confundir términos , huir de convertir a Leontes en un patán celoso, a Hermione en un símbolo de pureza , a los pastores en el buen salvaje ... de no transmutar la escena final en un apósito absolutamente anacrónico. De hacer todo esto conformando a los personajes del drama como seres humanos con sus alegrías , sus ansiedades y sus pequeñas esquinas, dejando que el público las perciba y ampliando con ello el recorrido de lo que podría quedarse en un juego.
Sin embargo , todo eso y más , está perfectamente logrado en esta representación potente , jovial, elegante y en muchos aspectos cercana a un sueño, o tal vez a ese cuento que el Principe nos anuncia al comienzo.
No hace falta mucho más que inteligencia , sensibilidad , oficio , amar el teatro , fantásticos intérpretes , perfecta iluminación, unas notas musicales sugerentes, un dominio del color perfecto.... ( ¿ he dicho "no mucho más" ?).
Tras casi tres horas, la escena final, se torna en una ceremonia perfecta , firme y feliz epílogo a una experiencia de gozo.
Shakespeare es por supuesto un genio ( que capacidad de adelantarse a su tiempo ) pero si se hace bien es además divertido, bravucon , inquietante ...
The Bridge Project termina su visita a Madrid , se van la veteranía de Sinead Cusack, la extrema sensibilidad de Rebeca Hall, la fanfarronería de Ethan Hawke , la fuerza de Simon Rusell Bale , la capacidad para aunar texto e imagen en un compacto de Sam Mendes, y todos los de más.
Esperemos que vuelvan , y que Paloma siga estando dispuesta a acompañarnos , siempre sonriente.

Público

domingo, 26 de abril de 2009

ALGO QUE CONTARTE de Hanif Kureishi

Tengo con H. K. una relación casi personal.
Me parece un escritor excelente pero no es eso lo más importante, lo que me acerca a este autor es su capacidad de trasladarnos la evolución que la edad va imponiendo a nuestra forma de vivir, a nuestra forma de pensar, de expresarnos...
En El Buda de los Suburbios y El Album Negro, Kureishi retrataba una juventud alternativa, anarco, creativa, libertaria y su enfrentamiento con los esquemas tradicionales en una Gran Bretaña con herencias de imperio. Transmitía vida.
Más tarde, con novelas y cuentos como El regalo de Gabriel o Intimidad, los planteamientos se estrechaban. Ya no era todo tan divertido, ya no todo tenía sentido. Se cuestionaban cosas tan cercanas a lo radical como el sexo.
Amor en Tiempos Tristes fue para mi un hito. En el hombre de esos cuentos, en esos personajes que tenían que asumir con cierta tristeza que el plazo era menor, que se estaban haciendo mayores. Que no se podía vivir en la eterna adolescencia. Transmitía desengaño.
A partir de ahí ha habido otras historias , y siempre he tenido la sensación de escuchar a alguien muy cercano. Incluso con el libro dedicado a su padre.
En Algo que Contarte da un paso más, porque el tiempo sigue pasando inexorablemente , y existen hijos que nos hacen sentir lo que nosotros hacíamos sentir a nuestros padres, que se quejan de lo mismo y nos encuentran igual de fuera de campo, aparecen errores de antaño y cuentas que no han sido saldadas, nos percatamos de que los amores perdidos eran los más reales. Pero también comienza el final, hay amigos que se van, a otros los devoran enfermedades terminales ... lo que hace joven a Kureishi es que nunca ha perdido el humor que ahora se ha convertido en una irónica y tierna distancia.
Una vez más, me reconozco. Podríamos hablar de muchas cosas.

Público

LIVERPOOL de Lisandro Alonso

Un hombre, más o menos joven, trabaja en un carguero. Al llegar a puerto pide permiso para acercarse a ver a su madre. En camiones, caminando, recorremos juntos paisajes de nieve y bosque, bañados en alcohol y en la ausencia que presentimos en uno de los únicos primeros planos. Llegará, verá, estará una noche en ese lugar , cuatro casuchas y unas vidas a límite. Y cuando se vaya nosotros nos quedaremos entre los silencios de sus habitantes, con un llavero en las manos.

Acabo de verla, llego con el techo color plomo de Madrid por el que se filtran parches de un azul primaveral. Observo, sé que cada movimiento de cada persona implica una historia, que todos la tienen , que simplemente en ocasiones no se cuentan, o no lo hacen en la forma tradicional.
Da la sensación de que Lisandro Alonso ha elegido una , con paisajes y códigos con referencias de género, con la diferencia de que suponemos que lo más relevante ha ocurrido hace ya tiempo, y digo suponemos porque nadie nos lo va a contar.
Lisandro Alonso simplemente observa y nosotros con él.

Pienso en Liverpool como una apuesta radical narrativamente hablando, la ausencia de cualquier artificio, la minimización de los seres humanos en espacios vacíos. Personajes que sabemos tienen una historia detrás pero que no piensan en transmitírnosla, que sólo observando podremos presentir. Pocas veces tiene es espectador la oportunidad de participar de forma tan activa en una obra.
La apuesta es tan radical que en ocasiones da la sensación de autolimitarse, pero cualquier apertura habría sido una concesión.
Liverpool es una experiencia. En el cine varias personas decidieron abandonar la sala.
Yo la habría visto dos veces.

Público

EL RETORNO DE ULISES A LA PATRIA de Monteverdi / TEATRO REAL

La partitura de esta ópera barroca es absolutamente fascinante, desde sus recitativos a las arias o duos y tríos llenos de recovecos, serpentinas, curvas y constantes sorpresas en forma de melodía.
Se supone que William Christie es uno de los mayores expertos en Monteverdi y así lo confirma una batuta magistral.
Hay voces preciosas, todas capaces.
Pero para bien o para mal, la ópera es también teatro y es necesario hablar de la dirección escénica como uno de los elementos importantes en cualquier representación:
Pier Luigi Pizzi es un clásico para el Teatro Real, entre sus producciones ha habido de todo pero empieza a agotarme, o a estar agotado, y en este Ulises da muestras de elevado cansancio.
Empezamos con un más o menos divertido tableaux vivant , con elementos no demasiado originales pero válidos y estéticamente encajados . Pero no es nuevo y, consecuentemente, si no se incorporan hallazgos, la dirección va quedando en nada. Y eso es lo que ocurre al final del primer acto, cuando las escenas se superponen con poco cuidado y nula aportación a lo narrativo.
Del segundo acto prefiero no hablar: un feísimo palacio, un ¿ ballet?, un absoluto desorden de movimientos, un toque gore y, sobre todo, un arbol ¡ que arbol en llamas! superado en cualquier función de fin de curso.
No recuerdo una representación donde musica y escena fuesen tan dispares en su logro.
En este caso el de la música es tan alto que , gracias a Dios, hace olvidar todo lo demás.

Público

martes, 21 de abril de 2009

THE CHEERY ORCHAD - BRIDGE PROJECT 1

Madrid se ha convertido , teatralmente hablando, en un escenario mundial en los últimos años .
Junto a las propuestas que se incluyen en citas como el Festival de Otoño, Teatralia o Madrid en Danza , tenemos la suerte de contar con producciones dirigidas por talentos como Pandur, Tachir o Veronese , con visitas más o menos habituales de compañías como Check By Jowl o presentaciones de iniciativas como en este caso el Bridge Project.
Una auténtica gozada .
The Cherry Orchad, para muchos el mejor Chejov, para casi todos un texto maravilloso. ¿ Como enfrentarse a él ?
Hoy día , frente a la libertad ante cualquier clásico, existen siempre dos posturas radicales :
Por un lado la innovación rupturista y absolutamente descontestualizadora en la búsqueda de la esencia.
En el otro extremo, la representación arqueológica.
Entre medias cualquier variación , cualquier propuesta .
La de Bridge Project , más cercana quizás a la naturalidad , creo que puede definirse como una propuesta limpia, absolutamente limpia.
En primer lugar por una estética clara , blanca ,basada en una iluminación que llena el aire , que se respira y nos lleva desde atardeceres fríos al brillante sol del verano ruso. El escenario , ligero, utilitario, absolutamente confabulado con la narración. La atmósfera en general, con pocos momentos de abandono de la cotidianeidad, transparente.
Limpia es también la interpretación . Perfecta , lineal, meticulosa, una interpretación que nos muestra , nos entrega , los sentimientos , inquietudes , decepciones o alegrías ( que pocas en Chejov ) con absoluta claridad , exactamente modulada.
Y por último, limpia es la versión de Stopard . No tengo en mente el original , no puedo calibrar las aportaciones del dramaturgo inglés , pero lo que sí percibo es que el texto de El Jardín ... se desarrolla entre nosotros con un perfecto estilo narrativo, totalmente seguible desde la sencillez de sus postulados .
Asistimos a la decadencia de una aristocracia brutal ante la incapacidad de ser conscientes de su aberración con otros seres humanos , frente a un dinero que se erige como el arma imbatible de los otrora desheredados. A aquellos que creen poder despreciar los pequeños amores , a aquellos para los que los pequeños amores son grandes, a los que han hecho de su vida sacrificio, a quienes saben que serán olvidados y a los que necesitan recordar porque todo su capital es el pasado.
Pero no puedo evitar escuchar la frase del viejo criado, sentado, sólo , en esa casa cerrada " Mi vida ha pasado sin que me diese cuenta".
Chejov , siempre recordándonos que quizás no lleguemos a ningún sitio, que quizás nos hayamos equivocado de vida , que todo pasa ....
Precioso, triste , inolvidable.
Gracias a Dios , a la salida estaban los ojos de Cuca para darnos luz.

Público

sábado, 18 de abril de 2009

VAMPYR de Dreyer

Dreyer, nombre mítico en la historia del cine , director casi místico, narrador de milagros , de la esencia del amor, de la intolerancia de un pueblo. Pero sobre todo, pintor de imágenes , espejo de rostros, contador valiente e innovador.
Contemplar el blanco y negro de sus historias es una experiencia de inmersión en la belleza en movimiento, aunque este movimiento tenga siempre la serenidad , la necesidad y la capacidad de sorprender desde una libertad total y creadora.
Se anunció hace unos días, con caracter de acontecimiento, la recuperación de una de sus películas desconocidas hasta ahora y su edición en DVD. Lo más sorprendente es que es una cinta que se enmarca en un género que no parecía muy cercano a su autor : el terror.
Hoy he tenido la suerte de disfrutar de esta película de poco más de una hora de duración.
Y digo la suerte porque es abolutamente única.
El guion está perfectamente estructurado para crear la mínima utilización del sonido. En pantalla negra se nos traslada la situación inicial y , más adelante, las características del conflicto nos llegan desde las páginas de un libro. Esto genera el misterio de una experiencia en la que debemos extraer la máxima información de lo que vemos.
Estéticamente , la expresividad de sus personajes y la ausencia casi total de palabras , la acerca a la distancia del cine mudo.
La historia mezcla sueños y realidades sin que tengamos del todo claro cuando estamos donde, y esto genera un ligero surrealismo lleno de pequeños hallazgos que encajan en la narración con una naturalidad absluta.
La realización es más libre y , me atrevo a decir, más experimental que nunca, con perspectivas tan arriesgadas e impactantes como la visión subjetiva desde el ataud o la utilización de las sombras que en ocasiones consigue suplantar a los propios personajes.
En general Vampyr es una película que desde su inicio crea una atmósfera malsana, viciada y llena de referencias ,que componen un fondo de leyenda negra y que producen constantemente la sensación de angustia y misterio que el relato precisa.
Se ve que los grandes directores lo son siempre. Incluso fuera de su esquema habitual.
Con experiencias como esta , benditos sean.

Público

TRANSIBERAN de Bran Anderson

En honor a la verdad , tengo que adelantar que en este caso no quiero hablar verdaderamente de una película sino de un tipo de producto:
La coproducción destinada a no parecer del todo un producto español, para poder acercarse a un tipo de público "más desconfiado" y la posibilidad de acceder de forma más fácil a otros mercados de la mano de actores de prestigio internacional.
Eso ya se hacía antes : si el director se llamaba Pero Pérez se le bautizaba Peter Perriez, se contrataba a antiguas glorias al borde del paro que mediáticamente hubiesen tenido tirón ( el equivalente actual podría ser por ejemplo una/ uno de los/ las vigilantes de la playa, o cualquier lagarto de V ) y todavía había incautos que creían estar viendo un producto internacional cuando se había rodado en Móstoles.
En cualquier caso, volvamos a Transiberian:
¿ Es este tipo de producto ? no y sí.
Está claro que es un producto perfectamente medido.
Está orientado a un consumidor internacional y para ello cuenta con actores como Ben Kingsley, Woody Harrelson o Emily Mortimer , junto con nuestro Eduardo Noriega ( que bien se le da hacer de canalla ).
Pero es un buen producto.
Transiberian se enclava dentro del género del thriller, en los paisajes helados de Siberia , a bordo del mítico tren.
Tiene un guión perfectamente medido, una realización efectiva y efectista, y cumple su único objetivo : entretener.
Si el cine español quiere mantener , recuperar, captar nuevos públicos , deberá de ampliar su abanico de producciones , cine de qualite, cine comercial, apuestas de riesgo etc y todo eso es válido siempre que se realice con respeto al público, es decir, con seriedad, con profesionalidad.
En este caso se dan esas circunstancias.
Transiberian vale.
No será la panacea, sin duda no debe de ser la única vía de recuperación.
Es un buen producto, yo me lo he pasado bien.

Público

miércoles, 15 de abril de 2009

SOLO UN MUERTO MAS de Ramiro Pinilla

Volvemos a Getxo, el Macondo particular de Pinilla, donde , en aquel magno fresco que componía con Verdes Colinas , convivían la historia y la leyenda.
Frente a la ambición de esa propuesta única , nos encontramos ahora con una pequeña novela , ascrita de forma inequívoca a un genero literario tradicional , la novela negra , utilizando de una forma descarada y divertida sus códigos más explícitos pero sin olvidar la necesidad de crear una trama que esconda oscuridad , que genere incertidumbre y, en definitiva , que entretenga e intrigue.
Sólo un Muerto Más es una muy buena creación literaria . Perfectamente medida incluso cuando parece que sus ironías pueden acercarla demasiado a la parodia .
Nunca se despeña . Nunca se olvida de escribirse bien .
El desarrollo de la trama está perfectamente calculado, sus personajes , dibujados a través de sus comportamientos , se mueven en límiter humanamente reconocibles .
Y lo que nos encontramos al final es ante una pequeña tragedia de amores confusos. Donde no sobra nada.
Entre las Colinas y este excelente juguete , leí La Higuera , del mismo autor , donde creo que había cierto ejercicio de autocomplacencia al no abandonar los temas ya probados con éxito.
Aquí Pinilla se atreve a cambiar de registro. Con éxito.

Público

martes, 7 de abril de 2009

IMPORT / EXPORT de Ulrich Seidl

Verdaderamente si hay un film etiquetable como Hiperrealista, es este.
El director escoge dos personajes , los dos cruzando fronteras, los dos en difíciles condiciones económicas pero, quizás lo más terrible, sin llegar a la indigencia : nuestros personajes podrían ser equiparables a cualquiera de nuestro ámbito cercano , las circunstancias varían y seguramente sus problemas y sus ansiedades , pero la miseria de un mundo que no parece dispuesto a acogerlos, es la misma.
El director cuenta lo que se cuenta pocas veces, llevando las escenas a unos límites casi pornográficos, pienso por ejemplo en alguna de las escenas del asilo o el sexo por internet. Y a efectos de que resulte más impudoroso, más agresivo, lo hace con una frontalidad que además de exponer cierra los planos a izquierda y derecha, adobando el ahogo que ya de por si nos transmiten en su contenido.
La apuesta es arriesgada pero a mi personalmente me parece que consigue con creces su objetivo. Import/ Export es una película excelente.
Me quedo con unas secuencias de exterior, de soledad e invierno, que no sólo transmiten un mundo sin dioses, sino más allá, sin nadie que escuche, nadie responsable, nadie capaz de ofrecer soluciones, ni siquiera intentar comprender sus súplicas, ellos, solos. Y , lamentablemente, sabemos que son simplemente una muestra de un gran porcentaje de aquellos que comparten con nosotros el Planeta .

Público

domingo, 5 de abril de 2009

LA LUNA ROJA de Luis Leante

Se publica esta novela como la última del anterior ganador del Premio Alfaguara . No sé porqué pensaba que nos escontrábamos ante un escritor casi novel, y sin embargo, leyendo la contraportada me encuentro con que es ya un veterano en letras.
Eso explica la solidez de la estructura de esta novela, su perfecto andamiaje, atrevido, fuerte y tecnicamente muy logrado. Explica también la perfecta tensión en sus contenidos y la perfecta complejidad de los mismos. Explica en definitiva los diferentes colores de los que tiñe las diferentes etapas sin sonar en ningún momento a localismo superficial.
La Luna Roja es un importante empeño novelístico, logrado en su mayor parte.
Sin embargo, lo paradójico es que, lo que considero su mayor error es algo que suele vincularse a las óperas primas : querer contar demasiadas cosas, guardarse poco para luego.
En La Luna Roja coexisten varias novelas, viven una profusión de personajes , todos ellos con su propia historia, conocemos diferentes decorados todos ellos plagados de detalles y tres o cuatro épocas perfectamente documentadas.
Hay mucho , que por momentos agobia o nos pierde.
Pero que todos los problemas sean esos.
Al final nos deja un complejo thriller literario, varias historias de desamor y una Estambul laberíntica física y humanamente.
Muy disfrutable.

Público

LOS ABRAZOS ROTOS de Pedro Almodovar

La crítica ha sido bastante virulenta con la última cinta de Almodovar. Algunos lo achacan a ser demasiado almodovariana, otros a que el director intente alejarse de parecerse a si mismo. A mi Los Abrazos Rotos no me ha gustado pero tampoco me ha producido esa inquina, sencillamente me parece una película aburrida, plana, sin desarrollar, pero con poco fondo incluso para hacer una crítica.
Los Abrazos Rotos es mejor contada que vista, porque la historia, bastante básica, es perfectamente narrable. El problema es que visualmente no es capaz de generar , o yo no la percibo, ninguna pasión.
El rostro de Penélope Cruz es luminoso , el montaje de Chicas y Maletas con la referencia de Mujeres al Borde .... una solución inteligente. Hay hallazgos visuales pero muchos menos de los que generalmente nos regala su cine, y los puntos más conflictivos corresponden a confesiones pero no a imágenes.
Los personajes tienen referencias para colocarlos en el desarrollo del suceso pero no me transmiten ninguna sensación. Están de una forma demasiado obvia al servicio del andamio. Pero no parecen vivos.
Los Abrazos Rotos no molesta pero tampoco aporta nada . A mi no me deja recuerdos ni sensaciones.
Mi cinta favorita de este director es La Mala Educación, a la que considero un ejemplo malsano de cine negro; creí que esta última iba a moverse en la misma línea pero en ningún caso pasa de la superficie. Le falta oscuridad y luz.
Le falta corazón

Público

viernes, 3 de abril de 2009

HAMLET de William Shakespeare / de Tomaz Pandur

De nuevo, el difícil y arrogante escenario del Matadero de Legazpi acoge un clásico, de nuevo Shakespeare, pero que lejos está este Hamlet de aquel Macbeth que comentábamos hace unos meses.
Lo que allí era pérdida aquí es dominio.
Lo que entonces fue aburrimiento, hoy es fascinación.
Vamos por partes:

Identificaba a Pandur como un creador original, arriesgado y de gran potencia visual.
Todos los pronósticos se cumplieron: Hamlet es un espectáculo global, absolutamente absorbente desde el punto de vista sensorial, sus múltiples referencias consiguen llenar la superficie y el espacio sonoro, incluso el aire; hay un movimiento casi continuo con hallazgos tan plurales , y en algún caso tan sencillos, como el juego de los sombreros, las bicicletas o los paraguas, otros rozan lo simbólico como el paseante de espejos y manzanas o el recitativo colgado al revés, pero sobre todo el conjunto es un tapiz múltiple, un palacio de reflejos y habitaciones escondidas, que puede pecar de excesivo pero que sin duda es único.
Un espectáculo absolutamente único.

Y para ello todos los elementos están en conconancia: la iluminación que es como un cuchillo, la música llena de alma cuando traslada tristeza y melancolía y la interpretación con un grupo de actores más conocidos en contenidos muy diferentes pero con capacidad de asumir este reto con potencia y entusiasmo.
Y nota al margen : Blanca Portillo. Excelsa, perfecta, dura cuando agrede, humana y sola cuando duda, estupenda en palabra y gesto. Fuerte. No puedo imaginar a nadie en este papel, no puedo imaginar otro personaje. Corre, salta, boxea, pelea, recita .... sólo ella merece la pena cualquier momento.

Quiero matizar algo, y es que cuando se habla de espectáculos completos parece que se deja de lado la línea narrativa y eso en un Hamlet no sería aceptable. Pandur en ningún momento se olvida que está contando la historia del Principe Danés, y , con una versión limpia y muy bien estructurada, la desarrolla con una claridad sorprendente.
Pero hay algo más , Pandur consigue trasladarnos los sentimientos plurales y confusos que embargan a sus personajes, su furia y sus dudas , sus temores y su derrota, su ansia de venganza y su deseo de olvidar. y con ello, nos traslada a los expectadores continuas sensaciones , y a mi me hace llenarme de piedad , tristeza, odio....

Vuelvo al inicio , este Hamlet es único, Pandur es único, Portillo es única ... ante espectáculos así, creo que la experiencia también será única, irrepetible.

Público