Páginas vistas en total

lunes, 30 de marzo de 2009

TANNHAUSSER de Richard Wagner / Teatro Real

Existen obras de arte que considero sólidos monumentos capaces de justificar por si sólos la existencia del creador.
Pienso en Las Tres Hermanas o Macbeth en teatro, Las Meninas o En la Habitación en pintura, La Comedia Humana en novela, y por supuesto Tannhausser es para mi uno de ellos, desde su sensual obertura hasta la última nota.
Esta producción de el Teatro Real creo que es también un soberbio espectáculo teatral.
Ian Judge deja claro desde el inicio los tres factores que, creo, van a determinar el espectáculo:
Por un lado, una narrativa clara definida por una guía de colores contundente y precisa.
Por otro lado el dominio del movimiento escénico con unas coreografías que encajan tanto los movimientos de masas como las escenas íntimas, dominando perfectamente el espacio con cuyas perspectivas se atreve continuamente a arriesgar.
Y, por último, la búsqueda de la belleza estética, absoluta en casi toda la representación, con una iluminación que funciona como un pincel.
No creo que sea necesario entrar en la necesidad o no de la orgía, creo que es una elección del director y como tal tiene que ser aceptada, lo que nadie negará es que está fantásticamente resuelta.
Las cuatro horas de Tannhausser son una absoluta gozada, una delicia para los sentidos. Un espectáculo para mi absoltamente inolvidable. A la altura de Wagner.

Público

SLUMDOG MILLIONAIRE de Danny Boyle

Antes de que alguien me acuse de no tener corazón, tengo que reconocer que Slumdog es una película agradable, bien hecha, que se ve sin pesar y nos deja una sonrisa.
Una vez dicho esto, asumiendo el estilo videoclipero de Boyle que consigue en general un muy atractivo aspecto visual, creo que a una buena película, además de un guión bien estructurado, interpretes adecuados etc se le pueden pedir dos cosas: credibilidad ( salvo que nos encontremos ante una cinta de ciencia ficción que no es el caso, es más, juega al realismo social ) y capacidad de sorprender.
Lo único que me sorprende de esta película es el nivel de inverosimilitud al que el director se atreve a llegar. No es ya que juguemos a las coincidencias ( esas preguntas...... )o admitamos licencias estéticas como el encuentro final ( ¡ una estación vacía en Bombay ! si se parece más a la playa de De Aquí a la Eternidad ), es que además no consigue darle la magia suficiente a la historia de amor para que no sólo nos creamos que Jamal es capaz de encontrar a Lakita entre noventa millones de personas sino que además lo hace en el momento exacto en que ella va a perder su virginidad ( la verdad es que para lo que le dura ... menudo rescate ).
Por lo demás la cinta está llena de tópicos : hermano malo con corazón, amor más fuerte que la distancia, el destino....
De la imagen que transmite de la India no voy a hablar. Se me puede acusar de insensible si creo que está utilizado en una mezcla de pastichedickensiano y de tarjeta postal. La visión aérea del barrio de chabolas me traslada un mensaje más contundente que todas las peripecas de crecimiento.
En fin, me gusta que guste. A mi también me gustaría que me hubiese gustado. Tal vez tenía el día cínico pero, en cualquier caso, no me siento como para volver a verla ¡ con todo lo que hay en la cartelera !

Público

miércoles, 25 de marzo de 2009

A CIEGAS de Fernando Meirelles

Que coincidencia, hace unos días terminé y comenté El Viaje del Elefante de Saramago, y ayer vi A Ciegas, basada en una excelente y terrible novela, Ensayo Sobre la Ceguera.
A Ciegas no ha sido demasiado bien recibida por la crítica. Unos atacan la obviedad de sus metáforas, otros el fracaso en captar el espíritu interior de su autor.
Efectivamente A Ciegas es una película superficial, podría tener una visión más intimista, más cercana a cada uno de los personajes, pero la elección del director me parece igualmente válida.
Con total eficacia y claridad lineal narra perfectamente la anécdota principal , es capaz de no crear derivaciones a pesar de contar con diversos personajes, y visualmente es hipnótica, brillante. Su percepción de la pérdida de visión , las imágenes del apocalipsis... son capaces de ser inquietantes, potentes, hermosas.
Con respecto a la anécdoa, sólo decir que una de las cosas que me gusta de Saramago es precisamente ese aliento primitivo de narrador; por ello considero que sus anécdotas son siempre comprensibles, obvias, sencillas. Meirelles la traslada tal cual: la humanidad devorándose a si misma, el miedo del poder, la conversión en lobo de cualquier cordero, el concepto de familia más afectivo que sanguineo....
Y lo hace bien.
Me ha gustado A Ciegas, sin entusiasmarme, me parece una buena traslación. Y desde los ojos de Julianne Moore y su gesto cansado, vemos y nos sentimos un poco responsables...
Seamos generosos, pensemos que Mundo dejamos atrás.

Público

lunes, 23 de marzo de 2009

CIRC CRIC de Tortell Poltrona

Me gusta mucho el Teatro Circo Price.
Desde que lo abrieron he ido con mis hijas en varias ocasiones .
Me he encontrado espectáculos deliciosamente ingenuos, artesanos, reales en el más difícil todavía. Y con la poesía que dejan los viajes blancos en las maletas.
En este caso , una payasa barroca nos introduce en esta familia que igual hace números increibles de malabarismo y trapecio , que extiende la red o vende los gadgets de Payasos sin Fronteras.
Y conocemos a Tortell Poltrona, que ante nosotros se pinta de payaso y nos divierte con sus gamberradas, su alegría contagiosa y el hecho de saber que bajo ese abrigo de cuadros hay un corazón muy grande.
El Circo Price es sano.
Circ Cric es un bálsamo necesario contra el hecho de ser demasiado adultos, ¡ maldita manía ! debería ser obligatorio

Público

MARIA PAGES - AUTORETRATO

No sé nada de baile flamenco; no estoy acostumbrado a verlo; no tengo ni idea de técnica, no conozco los palos...
El viernes pasado fui a ver Autoretrato de María Pagés al Teatro Español.
No puedo hacer una lectura técnica , no sé.
Sólo puedo hablar de lo que sentí. Voy a intentar hacerlo sin caer en los tópicos.

El espectáculo parece comenzar desde el tenue movimiento de los brazos, en el silencio. Es como si esas manos, esos hombros, esos codos, no tuviesen esquinas y fuesen dibujando la música en el aire.
Desde ese momento tengo la sensación de que María Pagés embruja el espacio, con un espejo, con sonidos que son lamentos, y lo abre y lo cierra , y lo llena de luz o se lo pone a la espalda como una cola infínita.
No es poesía, o no es sólo poesía, es una disciplina diferente que auna tiempo y espacio, movimiento e imágenes que son como cuadros.
No puedo dejar de pensar que hay tanto de sentimiento y de personal en este espectáculo, que es imposible repetirlo cada noche, y con ello creo que todos asistimos a un espectáculo único.
Esa noche María Pagés montó fiesta, se levantó, se enfrentó, bailó y se divirtió con su gente , rompió el aire, reflejó la luz, creo que voló.....
No es extraño que viendo y escuchando las Nanas de la Cebolla, algunos sintiésemos una lágrima.

Público

miércoles, 18 de marzo de 2009

EL DESAFIO: FROST/ NIXON de Ron Howard

El cine puede ser un excelente documento histórico, más allá del folklorismo del cartón piedra, puede centrarse en un acontecimiento o en un personaje y trasladar un pedazo de realidad, sometiéndola incluso a un análisis con la distancia que da el tiempo.
Este es el caso de Frost/ Nixón:
El Presidente más conflictivo de los EEUU , se somete, tras su dimisión, a una larga entrevista buscando su rentabilidad económica y también cierta reparación frente al pueblo americano.
Al mismo tiempo, un presentador televisivo de programas de variedades asume el reto de romper todos los estereotipos y conseguir un profundo retrato que saque a a luz las miserias del personaje.
A su alrededor, bajo el estudio de la influencia y el poder de la televisión, existen diferentes pesonajes que en un guion con cierto perfil periodístico, nos trasladan su análisis de lo ocurrido en forma de pequeño coro.
Y sobre todo se teje una trama entretenida, tensa y ágil, porque junto a su referencia de documento el director no ha olvidado que el cine es espectáculo.
Ron Howard debutó hace mucho con la sirenita de Splash, luego demostró su buen oficio viajando al espacio, analizando la esquizofrenia, con aventuras , misterios...
En este caso sigue siendo muy eficaz , y sobre todo, con la ayuda de Frank Langella y Michael Sheen , nos deja el recuerdo de dos personajes inolvidables:
El jugador que no es capaz de apreciar en lo que se ha metido hasta que no le queda más posibilidad que seguir adelante y que ,no olvida en la fatuidad del triunfo, que ha estado a la misma distancia del fracaso.
Y aquel que fue el más poderoso del mundo y que se resume en un hombre sólo mirando por la ventana.

Público

EL VIAJE DEL ELEFANTE de Saramago

Supongo que todas las épocas han tenido sus gigantes literarios.
A mi me resulta excitante pensar que convivo al mismo tiempo y en el mismo planeta con escritores como García Márquez, Toni Morrison, Coetze, Rushdie y como no, Saramago.
Saber que puedo asistir a su desarrollo, a su evolución, a sus obras a medida que las van creando...
No puedo expresar hacia ellos mucho más que admiración, no me atrevería a entrar en sus obras con espíritu crítico. Las disfruto, me sorprenden.
De Saramago recuerdo Memorial del Convento, por supuesto Ensayo sobre la Ceguera y Ensayo sobre la Lucidez, La Caverna, Las Intermitencias de la Muerte...
Y ahora este Viaje del Elefante...
... una vez más trasladada con la sencillez de un cuento, con el narrador omnipresente de primitiva sabiduría, con la ironía que espontaneamente genera la inocencia.
Con cariño hacia algunos de sus personajes, con compasión hacia otros.
¿ Menor ? ¿ Mejor ? ¿ Peor ? Que difícil valorar cuando nos encontramos ante un genio.

Público

sábado, 14 de marzo de 2009

GRAN TORINO de Clint Eastwood

Con el tiempo, y creo que desde Sin Perdón, Eastwood ha ido convirtiéndose en un director clásico, capaz de regalarnos año tras año, con una prodigalidad digna de Woody Allen, cintas maestras de diferentes géneros con el pulso de un maestro.
La ya citada Sin Perdón como la mejor muestra de western crepuscular, un asombroso romanticismo en Los Puentes de Madison County, el díptico colosal bélico compuesto por Banderas de Nuestros Padres y Cartas Desde Iwo Jiwa, la perversión del cuento en Un Mundo Aparte, cintas tan magnéticas e inclasificables como Medianoche en el Jardín del Bien y del Mal, u oscuridades como Mistyc River.
Variedad, sensibilidad, pulso, inteligencia.
Cualidades que parecen muy alejadas de aquel Harry el Sucio, del Sargento de Hierro.... aquellos neofascistas proclives a tomarse la justicia por su mano, a erigirse en posesión de la verdad, a escuchar más bien poco, a defender América para los americanos.
Sin embargo, años después , cuando creíamos que aquellos personajes estaban ya olvidados, es el mismo Eastwood el que lo trae a colación, en una de sus cintas más personales.
Vuelve el "heroe".
Clint conoce perfectamente al personaje central sobre el que gravita el peso de toda la película, por eso decide interpretarlo y consigue la que para mi es su mejor creación. A su alrededor América ha cambiado. El Mundo ha cambiado. Ya no valen los clichés , ya no son buenos los buenos de siempre ni malos los malos de siempre. Pero hay cosas que siguen igual: gente fuerte y gente débil, personas que necesitan ayuda en un mundo de lobos.
Lo diferente está en él.
En como ese personaje se acerca al conflicto, como se da cuenta , descubre , que la violencia sólo engendra volencia. Y como decide buscar otra salida , grande , única.
Hasta entonces nos vamos empapando en una historia de amistad , de soledad, de comprensión , a través de pequeños detalles, de conjuntos casi chejovianos, de mucho, muchísimo humor.
Me encanta Gran Torino. La siento, la disfruto, me emociona.
Me gusta lo que cuenta y como lo cuenta.

Público

lunes, 9 de marzo de 2009

Música Clásica de Ruperto Chapí

El Teatro de la Zarzuela ya nos había sorprendido dándole a El Rey que Rabió un aire circense. De nuevo Chapí y de nuevo mucho color, pero esta vez directamente destinado a los más pequeños:
En sesion matinal de domingo, Natalia Menendez dirige Música Clásica, convirtiendo una pieza del género chico en un divertidísimo juego , guiados por un grupo de simpatiquísimos animales y con un constante movimiento que incluye, desde las danzas más clásicas, a elementos procedentes del teatro de las sombras.
Pero creo que el verdadero protagonista de este espectáculo es Alfonso Barajas. Desde su imaginación, combina dibujos y proyecciones, armarios que se convierten en espejos y espejos que se convierten en armarios, luces de todos los colores, notas musicales que suben y bajan... hasta culminar en la lluvia de oro y plata que como regalo final sorprende a los pequeños.
Absolutamente disfrutable, una vez más, bien aconsejados, los niños tienn lo que se merecen: diversión, calidad, magia.
Teatro.

Público

EL LUCHADOR de Darren Aronofsky

Pocas veces ha existido un mimetismo tal entre una película y su actor protagonista . En la historia de un perdedor , antaño estrella , nos encontramos a un actor como Mickey Rourke que tras despuntar como angel oscuro en La Ley de la Calle se pasó varios años trabajando con los directores más afamados del momento, en proyectos tan significativos como el retorno de Cimino a la dirección tras el fracaso de La Puerta del Cielo ( Manhattan Sur ) o El Corazón del Angel de Parker, para posteriormente hundirse en el club de los juguetes rotos.
Es difícil disociar su personaje de su presencia , y posiblemente sea este uno de los principales valores de El Luchador , al menos desde el punto de vista mediático.
Por lo demás , es una cinta de perdedores , bien hecha , bien contada , pero que personalmente no me dice nada nuevo más allá del exotismo de conocer los entresijos de la lucha libre , algo desconocido por estos lares.
Los conceptos son conocidos : reconciliación imposible con su hija , amor con flor de garito, sacrificio, elección final.........
Quizás , apoyado en la sangre y en ese público terrible que rodea el cuadrilatero, puede encontarse algún amago más fuerte de lo habitual en el parámetro sacrifical de los perdidos, de los que ya no tienen futuro. Y sin duda el último plano del rostro de su protagonista dice mucho.
Hasta entonces , la cinta transcurre por los cauces habituales , agradeciéndole una dirección que no peca de excesos , más allá de los necesarios.
He leido críticas que hablan de humanidad , de ternura , de cercanía ... no quiero olvidar que la visión de cualquier obra de arte es subjetiva y depende incluso de circunstancias tan simples como el cansancio, pero el caso es que El Luchador no me llenó.
Quizás no me gusten las pelis de perdedores si no las firma John Huston.

Público

RETORNO A BRIDESHEAD - LA PELICULA

Retorno a Brideshead es una serie de televisión casi mítica. En primer lugar por ser de las primeras que nos trasladó el buen hacer de los británicos en este tipo de producciones y , en segundo lugar , por ser de las primeras que , aunque de una forma ahora pacata aunque muy atrevida para su época, tocaba el tema de la homosexualidad.
Cada capítulo adquiría el caracter de acontecimiento .
Parecía casi profano que alguien se atreviese a condensar en una película de dos horas aquellas once. Además surgían preguntas sobre su necesidad.
Claramente la cinta partía con desventaja.
El resultado habría merecido otra consideración : Retorno a Brideshead no es una mala película, es más , es una buena película.
Consigue concentrar los conflictos en un guion perfectamente estructurado donde los resortes actuan de forma clara , aunque luche siempre con la falta de sorpresa y con el comparativo. Se puede echar de menos más información y cierta superficialidad en los trazos , máxime cuando todo ello ya nos lo habían contado .
Pero está muy bien hecha , bien interpretada , dirigida con pulcritud.
Al verla se me ocurrió que , salvando las distancias , quizás estuviésemos asistiendo a la inversión del Teorema Passoliniano: el cataclismo familiar trasladado desde la mirada del elemento desestabilizador , algo que cine y literatura han tendido a evitar.
Y al final llegamos a la conclusión de que lo que verdaderamente desetabiliza es la fragilidad interna de las estructuras , porque el elemento externo es un joven sólo culpable de una pueril ambición.
Creo que la frase es más contundente en la película de lo que yo la recuerdo en la serie " Quería demasiado".
¿ Y quien no ?

Público

miércoles, 4 de marzo de 2009

NOVIEMBRE de David Mamet

El Búfalo Americano, Oleanna, Glengarry Glenn Rose, Edmond .... David Mamet es el autor de algunas de las obras más emblemáticas del teatro contemporaneo.
Creo que con sus diálogos perfectamente milimetrados, su acidez, su perfecta definición de personajes, se ha convertido, en EEUU donde la producción de textos dramáticos es tan abundante, en el único merecedor de ser singularizado a los niveles de un Arthur Miller o un Tennesse Williams.
Luego se decidió por el cine y acertó con Casa de Juegos, The Winslow Boy, State and Mind, The Spanish Priosioner....
Ahora hablamos de Noviembre, la que se supone es su casi primera comedia.
Sin embargo yo creo que ya existía humor en sus obras,algo oscuro, sútil, irónico... Noviembre es su primera comedia que busca la risa desde la caricatura y la acumulación. y, lo siento, a mi me hace reir muy poco.
No sé muy bien si ese Presidente corrupto de los Estados Unidos se basa en una vinculación tan real que su carga de sátira sólo allí tiene sentido.
Desconozco si es un problema de texto o de dirección. La verdad es que no acabo de encajar cuando entran las lecciones morales ( leves ) y cuando sigue la broma.
Por oro lado entiendo que, si jugamos a aceleración, tampoco se consigue un ritmo suficiente .
Es correcta, no sé, no se me ocurre mucho más...
A mi amigo Javier ( ¿ os acordais de Mamma Mía ? ), si le ha divertido. No olvideis que a mi Mamma Mía no me gustó, si a vosotros sí, hacedle caso a él e id al teatro. Aparte de ser un tipo estupendo, mi amigo Javier tiene mucho mejor espíritu crítico que yo. Y por cierto, es una excelente compañía, pero no creo que se anime a acompañaros a todos.

Público

lunes, 2 de marzo de 2009

EL LECTOR de Stephen Daldry

Tengo un poblema que seguramente influye en mi apreciación de El Lector, y es que leí la novela de Bernhard Schilink cuando se publicó; con ello pierdo el efecto sorpresa tan relevante en el comportamiento de Hanna, efecto que, es probable, otorgue otra perspectiva.
En cualquier caso , este hecho me hace ver lo mejor y lo peor de esta cinta con respecto a su precedente.
Lo mejor es que consigue extraer de una novela que yo recuerdo ( ojo, puede haber un fallo de memoria ) como un relato pequeño y compacto, una gran historia que recorre el periplo de sus personajes desde su adolescencia hasta la senectud. Encuentra guías que dan coherencia y continuidad al desarrollo de la narración, haciéndola llegar más lejos de donde yo recuerdo llegaba su base literaria.
Pero también es ahí donde encuentro su mayor problema, porque esa gran historia no está tratada como tal.
Creo que el mayor problema de esta película es el guión, porque donde ha sabido encontrar una gran historia ,no ha sido capaz de acertar en como contarla.
Se elige una estructura de flashbacks que remite a la madurez del protagonista masculino, a mostrarnos los efectos de la trágica experiencia que ha sufrido, y sin embargo esos momentos no aportan nada y enfrían , descolocan totalmente la continuidad de la acción.
Existe además un desequilibrio entre la primera parte, el inicio de la relación entre el joven y Hanna, para mi con mucho lo mejor del film, y el resto del relato que carece de esa fuerza y sólo puede ir a menos; incluso en temas tan interesante como la culpabilidad del pueblo alemán, se limita meramente a quedar enunciado.
Se ha alabado mucho la interpretación de Kate Winslet y sin duda es excelente, pero sólo en esa primera parte. A partir de ahí su caracter adquiere la consistencia de un fantasma y nos hace echarla de menos.
En general El Lector es una película bien hecha , correcta, pero muy fría, incapaz de llegar. Tiene buenas escenas : la ya citada primera parte , la entrevista final con Lena Olin, .... y otras tan prescindibles como las de Ralph Fiennes con su hija.
Finalmente, echo además de menos superar la superficialidad en la recreación histórica ( estética y política ) de las diferentes épocas.
Daldry me hizo disfrutar muho con Billy Elliot y emocionarme con la belleza de Las Horas, basada en otra novela de culto. Parecía un director adecuado para esta apuesta. Lamentablemente el resultado no está a la altura de lo esperado.

Público