Páginas vistas en total

jueves, 26 de junio de 2008

Antes de que e diablo sepa que has muerto de Sidney Lumet

Lumet es de esos directores conocido como un narrador clásico pero al que yo hasta ahora sólo había tenido la suerte de conocer, salvo en Veredicto Final, en empeños menores como Power o La Noche cae sobre Manhattan, intentos fallidos como A la mañana siguiente o Una extraña entre nosotros y thrillers entretenidos como El abogado del Diablo.
Ha habido una especie de euforiacon esta cinta, como si se recuperara algo. Y lo entiendo: esta es una muy buena película muy bien contada.
Suena a tópico hablar de guión shakespereano, de tragedia griega , sin embargo yo creo que nos encntramos simplemente y nada menos que ante un thriller, terrible, eso sí, contundente, oscuro; pero para determinarse con las referencias con las que iniciaba este párrafo, le falta fondo.
Eso es lo único que echo de menos : el pasado, el , los, porques. ¿ Porque los dos hijos son así ? ¿ que ha llevado a uno de ellos a las drogas y al otro al fracaso ? ¿ quien es Gina ? ¿ cual es la relacción familiar ? sin toda esta información ese tremendo final que golpea como un puñetazo se me escapa. Me hubiese gustado más el perdón.
Pero repito: es una cinta muy buena, muy efectiva , con gran pulso y un ritmo envidiable. Una excelente muestra de género.
Y para ello hace falta una pandilla de actores como estos.

Público

jueves, 19 de junio de 2008

BERLIN NOIR 2- Pálido Criminal

Suponia que volvería a tener que hablar de Berlín Noir pero no tan pronto ni tan entusiasmado. Pálido Críminal es aun mejor que Violeta de Marzo.
Recuerdo: es esta la tetralogía de Phillip Kerr centrada en las adanzas del detective secreto Bernie Gunther en la Alemania nazi.
En la anterior descubríamos a aquellos que se iban acercando por interés al régimen criminal. En esta, la persecución de un sesino en serie nos acerca a la terrible noche de los cristales rotos. A la manipulación criminal, a la masacre de los más debiles.
Cada vez estamos más cerca del pozo y es impresionante como se nos va transmitiendo el devenir de la Historia desde los comportamientos de la sociedad,
Pero Kerr no olvida que escribe novela negra y desde ese punto de vista la trama es apasionante, compleja, rica, como sus mejores referentes.
Lo mejor : aun me quedan por leer la 3 y la 4.

Público

EL INCIDENTE y las palomitas

Había escuhado cosas demoledoras sobre el último film de Shyamalan, claro que últimamente es lo habitual. Desde Señales, especialmente en El Bosque y sobre todo en La Chica del Agua, se ha convertido en un director que provoca más rechazos que adhesiones.
¿ Y yo que no veo demasiadas diferencias desde Él Séptimo Sello ?
M.N.S. sigue creando intrigas fantásticas que navegan cercanas al terror pero con un componente algo naif que le hace incluir ciertos aspectos dulzones y le impide llegar a aterrorizar realmente.
Creo que es magnético, original, y un poco tramposo . Es un cineasta cinéfiloy en sus obras abundan las referencias. Y no se olvida de que el cine es entretenimiento.
En este caso, un amago de apocalipsis asola algunos estado americanos , y como buen director que es , M.N.S. mantiene la ensión, nos impacta con secuencias de una potencia visual terrible ( esos ahorcados, los saltadores desde el edificio .... ) y nos lleva al final que le apetece.
Con maestría. Pero esta vezlo más llamativo es que ya no se preocupa demasiado de explicar las cosas, lo importante es donde consigue ponernos eso es todo, no hacen falta coartadas. Y un aire de serie B invade toda la cinta.
Es cine de palomitas, para disfrutarlo, para no pensar demaiado. Para recordar esa inocencia de la infancia donde , en una sala oscura y ante una pantalla, era tan fácil sorprendernos. ¿ y porque no ?.

Público

martes, 17 de junio de 2008

ROSELLINI

Descubrí tarde mi pasión por el cine, tan tarde que tengo la suerte de tener siempre cuentas pendientes con descubrimientos tardíos , y así, a pesar de una infancia televisiva ( ¿ como me dejaron ver cosas como Furia o El Séptimo Sello ? ) todavía disfruto de mi ignorancia.
Bergman , Kurosawa , Mizoguchi... llegaron hace no mucho.
Y el último: Rosellini.
Quiero aclararlo: recordaba Roma Ciudad Abierta de una visión más forzada por la cultura de cineestudio que comprendida. También El Amor , un buen ejercicio de amor a una actriz , y El General DeLaRovere, apasionante film antibélico.
Ahí quedaba todo.
El País, en su excelente colección de Grandes Directores, con Cahiers, acaba de incluir Paisa ( Camarada ) y este fin de semana me dispuse a disfrutarla.........
Es esta una cinta compuesta de seis episodios que cruzan Italia en la época de la ocupación, desde un entorno rural en el que una mujer y un hombre llegan inesperadamente a la tragedia, hasta una ciudades en ruinas donde un niño y un soldado descubren lo parecido de sus miserias, una prostituta intenta recuperar el pasado o una enfermera aprende que su búsqueda ha sido vana; antes de concluir con un intenso drama sobre la desolación del destino, nos regala un precioso remanso en un convento, un cuento tierno donde unos seres humanos, muy humanos, nos acercan a la ambiguedad de la humildad.
Pero lo fundamental es el estilo, el ritmo, el tono. Es tal la naturalidad de la narración, la ausencia total de estridencias , que tengo la constante sensación de que todo está ocurriendo en presente, en ese momento, es tal la verdad que transmite en sus gestos, en sus paisajes, que es difícil no tener la sensación de estar contemplando la vida.
El DVD viene acompañado de un excelente trabajo sobre el director. No tardaré en alquilar Alemania Año Cero y Te Querré Siempre. Pero sobre todo quiero terminar incluyendo dos textos del cineasta con los que no puedo sentirme más identificado:
"Mi oficio es aquel que hay que aprender día a día y que nunca acabas de describir; es el oficio de ser hombre. ¿ Y que es un hombre ? es un ser erguido que se alza sobre la punta de los pies para percibir el universo. Mi pasión, quizás también mi locura, es intentar comprender cada día un poc más."
"En mi opinión sólo merece la pena vivir la vida si es una aventura perpetua . Con mis películas pretendo persuadir para que todo el mundo se consagre a la aventura".

Público

jueves, 12 de junio de 2008

BERLIN NOIR 1- Violetas de Marzo

Cononí a Phillip Kerr cuando alguien me recomendó el thriller futurista Una Historia Filosófica, me gustó mucho y lo seguí en El Infierno Digital, Esau, El Segundo Angel, Plan Quinquenal... Cercano al modelo de consumo, Kerr es capaz de manejar escenarios diversos y crear tramas que enganchan sin decepcionar en los finales.
Ahora se publica ( lo recomendaba El Cultural de El Mundo, de nuevo referencia ) la tetralogía Berlín Noir, cuatro novelas sobre las andanzas d un detective "hammetiano" en Berlin , desde 1936 a 1948, es decir, el epicentro de la Historia.
He devorado la primera de esas novelas : Violetas de Marzo, donde el devenir del relato de ambiciones, robos y engaños, no olvida transmitir el veneno del nazismo que poco a poco va pregnando en la sociedad.
En lo que se refiere a la trama policiaca , remite a los clásicos de genero, Cosecha Roja, El Halcón Maltés. Personajes, escenarios, situaciones, huelen a humo y a vieja película.
En el ámbito histórico, hay ironía, amargura y un continuo goteo de referencias que culminan en el terrible capítulo del campo de prisioneros; es este el único pero: cambia demasiado el tono y es en exceso breve, quizás podría haber sido en si mismo otra novela.
No sólo he disfrutado de Violetas de Marzo, disfruto sobre todo pensando que aun me quedan tres.
Volveremos a hablar.

Público

El Jardín Dorado de Martín Garzo

Es una apasionante aventura perderse en el lenguaje . Entrar en un relato que te va desgranando ese contar propio de la transmisión oral de una forma acuática, casi como una inmersión.
Y si además dentro de una historia hay mil historias, y si dentro de cada historia hay mil personajes y muchos sueños . Y si los mitos y los cuentos y las leyendas son capaces de entrelazarse en una unidad preciosa....
Entonces , el viaje en el metro donde te has asomado a El Jardín Dorado, se convierte en un territorio de blleza y descubrimiento, donde el triste Minotauro y sus hermanas nos acompañan en esa historia de pérdida de la inocencia y de soledades
Hay momentos para agradecer.
Gracias a Gustavo Martín Garzo por una obra tan maravillosa que se cuela por los ojos, entre los dedos, ue impregna la piel.
El Jardín Dorado no se lo debe de perder nadi que ame la poesía y al que le guste escuchar hermosas historias.

ALEKSANDRA de Sokurov

Creo que hay obras ( bien sean películas, libros, teatro, música ... ) que sustituyen un modelo narrativo tradicional por la creación de sensaciones. El riesgo de una apuesta sutil y subjetiva es que llegue o no, y lo dependiente que puede estar del estado de ánimo o las circunstancias personales de cada uno.
Esta es una de esas obras. Y mi percepción se funde en este cuadro marrón, de color y aroma a esa tierra que vemos tantas veces pisar a lo largo de su metraje, esa tierra castigada por lo absurdo de una guerra que ya ha perdido su horizonte convirtiendo la retaguardia en una forma de vida , sobre todo para esos soldados jóvenes casi niños , que parecen no haber conocido otra cosa.
Alexandra es la sabiduria de la vejez, capaz de romper barreras, capaz de observar y siempre transmisora de una paz y una fuente de amor que se refleja en esos paseos fantasma por el campamento bajo las ansiosas miradas de los soldados.
Pero incluso esa sabiduría, capaz de entristecerse ante ese horror, es humana y puede morir de soledad. También ella necesita alguien a su lado.
Junto con una constante tónica de susurros, sin altibajos, Sokurov crea escenas memorables : la visita a la casa de la anciana, la escena en brazos de su nieto como una joven amante, la trenza y ese paseo a la estación de las cuatro mujeres.
Aleksandra es triste, la guerra lo es. Pero existe.

domingo, 1 de junio de 2008

REC

En ocasiones utilizo el DVD para recuperar la oportunidad de ver alguna película que me perdí en su paso por las pantallas. Sigo prefiriendo la sala pero es una posibilidad más . Me ocurre con algunas cintas que duran poco o que , si bien no me resultaron atractivas en su momento , hay algo que las ha vuelto visitables.
No soy fan del cine de terror y pasar miedo tampoco es algo que me entusiasme. REC no estuvo por lo tanto nunca en mi lista de apetecibles, después de verla sí ha pasado a formar parte de otra lista : la de preferencias.
El punto de partida del argumento es tan simple y tan actual que sorprende que no se le haya ocurrido a nadie más, gracias a Dios sí a estos dos directores : una reportera de un reallity se dispone cámara en mano a filmar una noche con un equipo de bomberos , cuando se ve inmersa en una espeluznante y claustrofóbica pesadilla de muertos vivientes, decide continuar su grabación. Nuestra visión es siempre subjetiva y , haciéndola accesible, se mantiene la apuesta hasta el final asumiendo los riesgos del cansancio, algo que no ocurre por la excelnte estructura de un guión modélico.
Podríamos hablar de como REC cuestiona la labor de los reallities hoy día y la pornografía de ese tipo de programas. No me interesa . Prefiero centrarme en alabar un guión que , desde un inicio muy explícito, es capaz de ir graduando el horror, de crear un clima terrible con los paisajes habituales del género, de calibrar los golpes de efecto, de no plegarse al exceso, tan fácil en muchos momentos ....
Y sería injusto no citar la frescura y el buen hacer de la hasta ahora para mi desconocida Manuela Velasco.
REC es una película excelente , a la alura de clásicos del género como La Noche de los Muertos Vivientes o El Exorcista.
En los pasados Goya me hubiese gustado ver repetido con REC el fenómeno TESIS ; no hubo suerte y la Academia se decantó por otras cintas , incluso en sus nominaciones , creo que El Orfaato es muy inferior a esta por no hablar de Siete Mesas de Billar Francés donde la hasta ahora excelente Gracia Querejeta ha jugado a rodar un piloto de serie televisiva.
De todos modos queda el DVD y , si no lo habeis hecho ya , vedla.
Es una joya , que da mucho miedo, eso sí. Y es muy buen cine.