Páginas vistas en total

viernes, 30 de mayo de 2008

SABORES de Lorena Liaño

No hace mucho que hablaba de Aprendiendo a ser Fernando de Lorena Liaño y ya he podido disfrutar de su segunda novela, Sabores. Pasamos de la continuidad de un personaje a un pequeño microcosmos coral alrededor de una escuela de cocina, de un entorno más controlado y lineal a unas cuantas narrativas paralelas , y dentro de estas últimas hay brujería, cierto románticismo, algo de melodrama y un poco de costumbrismo.

Es decir, LL avanza sobre su propuesta anterior y es agradable tener la sensación de que este viaje lo emprende con sus lectores.

Cabe señalar que en este paso adelante LL no pierde ninguna de las virtudes que encontramos en su pieza anterior: su sencillez exenta de efectos, su fluidez narrativa, su ternura hacia los personajes, su humor.

Su capacidad para crear situaciones que , con tranquilidad, se ensartan en lo cotidiano.

Una vez más LL me gusta , la leo con comodidad, con interés, con envidia : porque sé que será capaz de mucho más.

Sólo espero que no tarde en mandarme su tercera obra.



Público

jueves, 29 de mayo de 2008

Kampillo y La Paz Perpetua- Dos textos de Autores Españoles

En la última semana he disfrutado de dos montajes bien distintos de autores españoles, Pepe Ortega y Juan Mayorga, Kampillo o El Corazón de las Piedras y La Paz Perpetua. Dos formas totalmente diferente también de nacer al público:
Kampillo es una obra de origen meritorio, nace en la tristemente desaparecida Sala Itaca , un entorno de no más de 6o espectadores, y con la ambición de , a través de varios personajes , atravesar los últimos años de la historia de nuestro país. Dos hermanos , unos Cain y Abel que llegan a perdonarse y quererse, la mujer de uno de ellos, un nuevo amigo del otro y un recuerdo del pasado, son suficientes para hablarnos de ciertos fanatismos acios , de la fragilidad de ciertos entornos familiares y de los sueños.
Kampillo es un texto limpio, derecho, ágil, con humor . Sin excesos ni efectos, narrativo desde los acontecimientos más cotidianos. Y además está bien interpretado, en la misma línea de sobriedad, con muchas tablas.
Sin embargo,una vez trasladado por dos semanas al Teatro Lara ( que buen detalle teatral ) el montaje creo que habría necesitado cierta adaptación : lo que en una sala alternativa ( benditas sean ) encaja, en un teatro de mayor voluen puede quedar pobre, y esa sensación se va incrementando en los más de cien minutos que dura. Siempre se disfruta el texto, el olor a buen teatro, a mucho trabajo.
Y la esperanza de que siempre exista una Itaca en otra dimensión en la que podamos descansar gracias a la poesía y, sobre todo a los poetas.

En La Paz Prpetua me ocurre lo contrario:
El montaje es tremendamente efectivo y efectista, las luces , los colores , los sonidos y , sobre todo , la dirección de actores , la coreografía animal, el movimiento. La dirección de Jose Luis Gómez es experta.
El texto en cambio me ha confundido.
Admiro a Mayorga , ser capaz de escribir obras como Hamelin (Que excelente montaje de La Abadía ) , El Chico de la Ultima Fila o Himelweg cualifican a cualquiera como un excelente dramaturgo.
Sin embargo, esta Paz no me parece másque una metáfora alargada, un texto que no avanza sino que da vueltas en círculo entre prueba y prueba , sólo sostenido por el recurso del humor, y al final un dscurso didáctico que no seré yo quien califique de ingenuo pero que parece ser la justificación de toda la pieza.
Está bien , muy bien escrita , y por lo tanto se escucha con agrado, sin pesadez. Pero es poco para un autor de ese nivel.

Las dos obras merecen ser vistas aunque por distintas razones . Que gusto poder tener dos textos de autores españoles contemporneos en cartel.

Público

domingo, 25 de mayo de 2008

Puente de Pajaros- Imprescindible imaginación.

Yo descubro algunas d las cosasque leo gracias a los suplementos culturales de los periódicos, sobre todo cuando van más allá de las novedades editoriales para bucear en publicaciones menos conocidas.
La Espada Rota, sobre la que escribí hace unos días es uno de eso hallazgos y hoy he terminado Puente de Pajaros, una novela que coincide con la anterior en su adscripción a la fantasía y que no hubiese siquiera sabido que existía si no es por esa recomendación.
La acción transcurre en China . Una China de leyenda, de historias cruzadas, de fantasmas y momentos mágicos; con referencias que a todos nos suenan y una riqueza de colores abrumadora.
Lo que comiena siendo una aventura narrada con humor se convierte rapidamente en hilarante epopeya capaz de mantenernos en vilo y donde se mezcla el estilo de Julio Verne o Salgari con el de los dibujos animados.
Sobre todo esta novela es divertidísima y muy entretenida, eso sí, es imprescindible sera capaz de adentrarse en un laberinto, creer en brujos que penetran en la mente y en corazones la tientes guardados en baules bajo el mar, en deidades amnésicas y en plantas parlanchinas... pero eso no es tan difícil ¿ no ?
¿ Y su autor ? un tal Barry Hughart al que voy a comenzar a rastrear en google.
Háganme caso, este libro es un descubrimiento.
Totalmente disfrutable

Público

viernes, 23 de mayo de 2008

EL PINTOR DE SU DESHONRA_ LOS CLASICOS

Me gusta , me gusta mucho la Compañía Nacional de Teatro Clásico. No sólo por la posible labor divulgativa que lleva a cabo , sino por su amor al teatro , su amor al buen teatro demostrado en cada una de sus representaciones .

Cuando entro en el Pavón , tengo la sensación de inmersión en un mundo de descubrimientos , de poesía , de buen hacer , de búsqueda .... unas veces los resultados son más acertados que otras pero cualquier trabajo esta planteado desde la reflexión , desde el conocimiento y , creo, desde la vocación de compartir la admiración y el amor por los textos que ponen en pie .

El Pintor de su Deshonra es un excelente ejemplo para hablar de la calidad de sus montajes :

Por lo que se refiere al texto, no soy un erudito para hablar de la belleza de los versos de Calderón y con pudor me atrevo a aventurar que , en este caso, tras una primera parte magistral, me encuentro ante un segundo acto donde la comedia de enredo se enebra con la tragedia de una forma no del todo satisfactoria. En cualquier caso, hablemos del montaje.

No hacen falta anacronismos pero tampoco arqueología : ciertos aspectos como la música en directo o la aparición de los personajes en la entrada nos acercan a otro tiempo, nos recuerdan que quizás los códigos de lo que vamos a ver no son los nuestros, pero no son vetustos sino contemporáneos a esa época.

A partir de ahí una iluminación , que se convierte en una especie de velo que va marcando toda la obra , nos dirige desde la suavidad de los momentos más poéticos al dramatismo de los más incandescentes.

Todo ello acompañado de una escenografía estilizada y plagada de sugerencias , no hace falta más para saltar de un puerto a una ciudad en carnaval, desde una finca en el campo a un incendio, y un vestuario fastuoso, precioso, cuyos colores brillan contratando con la cada vez más sórdida tragedia interior de los personajes .

¿ Y los actores ? es una gozada escuchar esos versos , percibir sus gestos , sus matices .... Siendo injusto quiero reseñar a Nuria Mencía : me deslumbró en La Soledad y aquí me da la sensación de que es una primera dama del teatro, su sencillez, su mirada , su contención .... alguien debería de ofrecerle el Zoo de Cristal o la Sonia de Tio Vania , pero eso es otra historia.

Salí de El Pintor muy feliz . Feliz por haber asistido a muy buen teatro, y a mi me gusta mucho el teatro, de verdad contento.

Esa ceremonia íntima donde no sólo te cuentan una historia sino que la viven delante de ti .

Gracias



Público

martes, 20 de mayo de 2008

SANDOR MARAI- LA EXTRAÑA

Siempre he visto ( y comprendo que es esta una apreciación muy personal) las novelas de Marai como cuadros : nacen de una imagen nitida, , preciosa , el hombre que espera en El ültimo Encuentro, la mujer que entra en el restaurante en La Mujer Justa,... y desde ahí, los personajes, con la lentitud de un despertar, van protagonizando sus historias que en muchos casos son ya pasadas, con lo que el velo del recuerdo se une a los colores pálidos del entorno.
Sus narraciones son siempre precisas, su prosa siempre elegante , y sus textos siempre ligeramente melancólicos. Como si su autor , muchos años antes de su suicidio , mirase ya a los seres humanos con la distancia de un adios próximo.
La Extraña parte de un hotel de verano, un cuadro delicioso, irónico , en el que sorprendentemente individualizamos desde un gesto al personaje menos llamativo. Este a nuestro ojos comienza a crecer hacia un interior complejo, a veces incomprensible y cercano sino inmerso en la locura.
Este viaje es por momentos quizás demasiado denso. Disfrutando de todas las virtudes de Marai, echo en falta más color, e incluso el escenario fantásticamente retratado de los primeros capítulos crea unas expectativas que luego se dirigen a otro punto.
De todas maneras, siempre es Marai , y además del cuadro de partida , encontramos escenas desmenuzadas, memorables. En esta obra hay dos que me parecen inolvidables :
La aparición de la extraña en la escalera pidiendo la llave de su habitación.
Y la visión desde el barco de la detención del demente con el cruce de miradas , tanto en si misma como por el valor de extraño reconocimiento del que luego somos conscientes.
Narrar la locura nunca es fácil, Marai consigue evitar la obviedad, esas referenciales al sonido, a la distancia.... merece la pena sumergirse en esta narración, aunque por momentos cueste.

viernes, 16 de mayo de 2008

CASUAL DAY de Max Lemcke- ACTORES

He ido a ver Casual Day empujado por críticas más o menos sorprendidas y alguna recomendación. No es una película en la que tuviese demasiado interés pero la verdad es que, previo a Cannes, la cartelera no ofrece demasiadas posibilidades.
El resultado es positivo:
Hay un guión inteligente y perfectamente estructurado, una realización pulcra, una definición de caracteres precisa y contundente , unos diálogos directos.
Es una cinta efectiva.
Pero sobre todo hay actores, un conjunto coral en el que nadie falla:
Juan Diego aporta veteranía , fragilidad , tiranía...
Luis Tosar una eficacia que siempre le lleva a ser perfecto . Es el perro guardian, conocedor de su territorio y capaz de morder con total indiferencia.
Los jóvenes Javier Rios y Estíbaliz Gabilondo, frescura, mil matices. Son los que se han perdido en ese bosque de fieras.
Alberto San Juan aporta solidez en un personaje poco habitual en él , quizás con un toque de cinismo.
El resto, Alex Angulo, Secun de la Rosa , Marta Etura, Arturo Valls.... coplementan el grupo sin ninguna fisura.
Son actores excelentes , es fácil imaginárselos en grandes papeles, en roles universales, San Juan sería un gran Mamet en cualquier obra, Gabilondo una excelente criatura con la fragilidad que le dan los clásicos norteamericanos, Diego ¿ porque no ? un buen Lear, Angulo acompañaría fantásticamente en un Chejov ..........
Por ahora podemos disfrutarlos en Casual Day, una master class.

Público

jueves, 15 de mayo de 2008

Aprendiendo a ser Fernando de Lorena Liaño

Conocí a Lorena, me contó que escribía, me envió este libro junto con su última novela ( Sabores ) y por todo ello he tenido la suerte de disfrutar de esta primera novela publicada en Enigma y con ya cuatro ediciones a sus espaldas.
En la contraportada, el mentor de la autora nos desvela un de los valores de esta obra: encontrar el lenguaje del personaje, y no puedo estar más de acuerdo.
Yo destacaría sin embargo otros dos :
Por un lado la fluidez, la agilidad. Me parece una obra sin peso donde se ha eliminado todo lo superfluo en aras a contar una historia;donde la confianza en el lector hace que la narración prescinda de explicacione y donde cualquier acontecimiento adquiere la dimensión que tiene por si mismo.
Y en segundo lugar, la sencillez, que en ningún caso es intrascendencia, sino decisión, coherencia. Porque entiendo que Lorena quiere contarnos una vida más o menos normal, a pesar de algún acercamiento a los límites.Y lo hace desde esa misma normalidad, sin pretensines ni artificios. Yo siempre he pensado que esa es la verdadera inteligencia, lo que hace que leamos esta novela y, sin poder decir claramente porque, nos guste.
Quizás porque notamos que la autora nos respeta y nos reconoce, que quiere compartir, que se situa en nuestro propio nivel.
Merece la penadescubrir a Lorena, leeré Sabores ya sin el miedo de la decepción.
Aprendamos a ser .... que mensaje tan atractivo, para no empeñarnos con soberbia en ser perfectos sino reconociendo siempre que es este un viaje a mejorar.
Se escribe bien cuando se ama lo que se escribe, cuando se disfruta ¿no? , tengo la sensación de que a Lorena Liaño le queda aun mucho por contarnos

Público

BALAS DE PLATA de Elmer Mendoza

Me gusta mucho la novela negra , creo que es el género que más disfruto, desde clásicos como Hammet o Chandler hasta escritores tan poco definibles como Daniel Pennac.
Creo que este género necesita más que ningún otro un paisaje, físic e interior, que inspire una actitud ante la vida y una moralidad, cercana siempre a la supervivencia.
Y creo, aunque suene extraño, que la novela negra no es necesario entenderla al cien por cien, que parte de su misterio debe de permanece y que los personajes deben ser en su mayoría tan intensos que nunca será fácil conocer todas sus motivaciones.
Mendoza lo consigue : el paisaje es como un cuadro para que la vida transcurra al margen de cualquier ley, sus personajes son en su mayoría extremos , y la riqueza de un lenguaje denso, selvático, que parece iluminarse a si mismo, gestándose en el límite de las metáforas, no lleva en ocasiones ( o a lo mejor es sólo un problema personal ) a la confusión.
He disfrutado con Balas de Plata , muy buena y muy dentro del género.
Y quiero conocer a Paola : sólo un personaje realm puede inspirar uno de los capítulos más hermosos leidos ultimamente , su última y primera aparición.

Público

sábado, 10 de mayo de 2008

PEREJIL Y LA DIVA INFANTIL

Paspartu.
Es bueno que los teatros hayan optado en algunos casos igual que los cines por diversificar con programaciones dobles y, en algunos casos por crear una segunda sala; es bueno porque así hay más que ver y, en la mayoría de los casos, esa programación paralela incluye espectáculos infantiles.
Fuí con mis hijas a ver Perejil y la Diva Infantil apostando sobre seguro. Conocía a Paspartú por su anterior trabajo , Un Cuento Para el Tío Alonso, un hermoso musical de cámara que acercaba a los pequeños a la historia de Don Quijote mezclando notas de jazz con baladas , ritmos de Broadway y sobre todo unas voces excelentes y muchísima profesionalidad.
Además ahora, la base ofrecida era nada menos que La Flauta Mágica una de mis partituras favoritas y un texto que considero a pesar de sus complicaciones , un clásico de la fantasía.
Y las expectativas se vieron cumplidas:
Dos personajes , Perejil y la Diva , arropados por un piano y una flauta , convierten la narración , dentro de un modelo de cuentacuentos teatralizado, en un rutilante y contínuo cajón de tonadas y ritmos para trasladarnos un texto que se ha convertido en un poético acercamiento a los sueños más ingenuos, donde viven estrellas, torres de cristal, sombras, corazones...
Y en ese contexto demuestran una vez más que cualquier modelo es válido si está bien hecho, en ste caso, el cabaret.
Que divertido y sugerente juguete, que cajita de música tan especial, que respeto a su público conscientes de que son merecedores de lo mejor y de la importancia de educar en el buen gusto.
Alicia Merino y Jordi Gordo cantan bien , actuan bien y se divierten mucho , son los amigos a los que invitar a todas las fiestas.
Una fiesta en la que las arias se convierten en ritmos caribeños y suena la canción más tierna del mundo.
Y es que además, personalmente , cuando comienza a sonar el PA PA PA PA de Papageno, sé que las cosas van asalir bien.

martes, 6 de mayo de 2008

DESCUBRIENDO A ROAL DAHL

Hay libros de literatura infantil que deberían ser de lectura obligatoria cada cierto tiempo: retomar cada cinco años La Isla del Tesoro, por ejemplo, sólo puede ser bueno.
Hay musicas que se nos cuelgan y con una u otra piel aparecen en diversos momentos de nuestra vida porque la buscamos.
Hay películas que nos gusta volver a ver ( siempre nos quedará París ) .
Hay autores que deben de ir goteando en nuestro interior poco a poco, y yo acabo de incorporar otro a mi vida : Roal Dahl .Y lo enlazo con el primer punto con el que comenzaba dado que esta considerado un escritor infantil.
Conocía Charlie y La Fabrica de Chocolate por la divertida versión de Tim Burton y me gustaba ese fondo que mezcla la imaginación de los cuentos con la libertad del verdadero lector infantil.
Buscando libros para mi hija mayor ( 8 años ) caí en la excelente edición de la Biblioteca Roal Dahl; ella me pidió que los compartiésemos : por una vez era ella quien recomendaba porque los leía antes.
Y comencé con James y El Melocotón Gigante, seguí con Las Brujas y pasé a La Mravillosa Medicina de Jorge.
Y estoy absolutamente fascinado, divertido, inmerso ....
Lo primero que me gusta es su "innecesidad" de ser politicamente correcto: un niño protagonista puede terminar la novela convertido en un ratón para el resto de sus días, las abuelitas no tiene porque ser siempre tiernas ancianas e incluso sus nietos pueden intentar cargárselas, una tía gruñona es carne de cañón para que un melocotón la aplaste en su rápida carrera....
Lo segundo , su libertad sin explicaciones : existen las brujas, los insectos hablan porque sí, los técnicos de la grua no se sorprenden de una abuela que sale por la ventana ....
Pero sobre todo, lo más disfrutable es una maginación total, maravillosa , increible , constante. Sólo el capítulo donde se informa al protagonista sobre las características de las brujas en la novela de este t´tulo, o de las hazañas que a este respecto recuerda su abuela, son obras maestras, como lo son esos personajes que viven en las nubes y lanzan bolas de algodón, o los pájaros que hacen bolar el melocotón, por no hablar de los ingredientes que conforman la medicina de Jorge.
Creo que ahora me tocan El Gigante Bonachón y Charlie y el Ascensor de Cristal, ¡ que suerte!.
De verdad , que nadie se lo pierda , es sumergirse en un parque de atracciones , entrar en el tunel de la risa , volar en un cometa ..... Disfrutar por toneladas.
Gracias, hija.

Público