Páginas vistas en total

martes, 29 de abril de 2008

MIL AÑOS DE ORACION de Wayne Wang

Estoy un poco sorpendido por la diversidad crítica que ha suscitadoesta película: para unos ( supongo que los que la premiaron en San Sebastian entre otros ) una joya del minmalismo, de la contención , de los detalles que expresan mil sentimientos...... Para otros ( mi adorada Cahiers España ) una muestra algo tramposa de un director que siempre ha navegado por la comercialidad más mercenaria apoyado en la patente de corso de su origen oriental.
Y digo que me sorprende porque me cuesta incluso rellenar dos párrafos con cualquier diatriba , porque sencillamente Mil Años me parece un cuentecito simple , intrascendente y sin ninguna pretensión ( tengo la sensación de que Wang debió alucinar con la Concha de Oro ), un juego con buenos momentos, lugares comunes, sonrisas.... y ala, a otra cosa.
Creo que se me olvidará pronto.
De Wang recuerdo la cotidianeidad de Smoke ( sobre todo esa arración final de un cuento de Paul Auster ) , sabia, y el romanticismo frío, decadente , triste , de La Caja China ( hermosa Gong Li ).
De esta , si tuviese que recordar algo ......... creo que sería la anciana iraní; ella si me ha gustado, ya ves.

Público

martes, 22 de abril de 2008

EL PADRE DE BLANCANIEVES de Belen Gopegui

Sigue siendo La Conquista del Aire mi novela favorita de esta sobria escritora, pero El Padre de Blancanieves me ha gustado y me proporciona una perspectiva muy intersante:
El argumento, con varios personajes en un entramado coral, gira alrededor de un experimento de cooperativa liderado por un grupo de estudiantes y su incidencia en la vida de una familia de clase media, también sacudida por un incidente con un inmigrante. Es una novela casi de tesis , donde todos los personajes hablan siempre desde el monólogo, desmenuzando sentimientos y situaciones frente a un mundo globalizado, injusto pero ¿ modificable ?. Se instala además de vez en cuando un personaje abstracto ( ya ocurría en "Lo Real" en forma de coro ) que nos traslada la ambiguedad , el sentido y un poco la historia de las asambleas colectivas. En definitiva es una obra densa donde existe la sensación en ocasiones de que las ideas pesan más que los propios personajes.
Pero entretiene, aunque parezca increible, la novela está muy bien escrita, muy modulada, y es capaz de entretener, de crear cierta tensión, cierta curiosidad.
Y además Gopegui no sólo admite la duda desde su posición radical de izquierdas sino que la novela es precisamente un viaje a la duda.
Quiero por último felicitar el hallazgo del título: mientras la madrastra echaba a Blancanieves, la maltrataba, la mandaba al bosque, ¿que hacía su padre ? ¿ donde estaba ? una idea lúcida.

Público

TODOS ESTAMOS INVITADOS

No sé si decir que una película es necesaria quiere decir algo o puede sonar pretencioso. Yo creo que lo necesario es contar ciertas cosas, como sea, desde donde sea, contar que hay injusticia, sufrimiento, miedo, que en nuestro mundo, tan protegido existe el horror, y que la única forma de hacer algo algún día es conociéndolo.
Esta cinta habla de la situción etarra en el País Vasco, pero no desde una perspectiva política o social, sino desde la pequeña historia cotidiana de miedo y de redención de personas que no intentan cambiar el mundo, sino vivir. Habla de silencios culpables pero comprensibles.
Y lo hace bien . Porque Gutierrez Aragón tiene oficio y no olvida su toque peculiar al que siempre nos remite ese bosque, las setas , los sueños, las pesadillas. En la escena donde los tres antiguos camaradas interceptan a JosuJon cuando va a comprar la merluza, me ha parecido ver reminiscencias de la primera tentación de Pinocho a cargo del gato y el zorro, puede ser que me gusten los cuentos aunque sepa que algunos acaban mal.
Jaenada , como siempre, se sale, y su desconcierto es a veces el nuestro.
Cine necesario y buen cine. Thriller, drama, tristeza.
¿ Todos estamos invitados ? a ser libres está claro que no. Pero al menos ahora sabemos algo más sobre lo que le ocurre a otras personas.

Público

domingo, 20 de abril de 2008

CARLOTA NO PUEDE DORMIR

Una vez más, dejamos los menús más elaborados para llenarnos de ingenuidad y acercarnos a una propuesta de teatro infantil.
Carlota no puede dormir es una propuesta de la Compañía La Ratonera que desde las pasadas navidades puede verse en el Teatro Arlequin. Una verdadera fiesta.
El argumento huye de cualquier tipo de sofisticación , no es que sea intrascendente, es sencillamente un cuento divertido, trepidante, colorista.
Busca que los pequeños lo pasen bien y lo pasan muy bien , fenomenal, gracias a que los dos integrantes de la compañía animan a una continua participación . Y a unas cuantas canciones inteligentes, de rima fácil, bien bailadas.
Vemos a un Pirata sucio, al Ratón Pérez y a un Dragón cobarde, conocemos a Topete el Mago de los Sueños y nos aventuramos con la niña Carlota en la búsqueda de un conjuro que devuelva a los niños la tranquilidad nocturna
Y en esa aventura, cuando nos damos cuenta, hemos dado palmadas, cantado, asegurado que tenemos valor ...... y hemos visto las sonrisas más hermosas del mundo.
Ser de nuevo niño , durante una hora.

Público

sábado, 12 de abril de 2008

BERLIN ALEXANDERPLATZ 2

Han pasado ya doce capítulos, estoy a punto de llegar al final, y sigo visualmente fascinado por esta saga.
Ayer vi el asesinato en el bosque. Sin palabras.
Para llegar ahí quiero hacer algunas consideraciones de base seguramente alguna repetida: creo que B.A. es una cinta sobre la luz, las luces, los brillos, las sombras, los reflejos.... cada plano es una obra de arte en movimiento cargada de unas iluminaciones que difuminan los contornos y que contribuyen desde extrañs encuadres y filtros a transmitir el ambiente enfermizo que confunde toda la historia.
Seguramente es esa una forma de transmitirnos que lo enfermo son las almas de esos personajes, seguramente crueles pero también desamparados en una sociedad que e desmorona. Una manera de envolvernos en una atmosfera de ensoñación que nos acerca a una pesadilla en duermevela.
Y el bosque , a pesar de ser un espacio abierto frente al tono de teatro de cámara, se convierte en la máxima expresión de esa dinámica : la perversión del escenario de los cuentos.
Porque es un bosque hermoso, con misterio; con una niebla movida por el desarrollo de la tensión, una coreografía de cuerpos a ratos grotesta y la suavidad de los tonos pálidos. Y es ahí donde se comete un crimen brutal por su inutilidad, por su ausencia de cualquier razón .
Creo que cada vez más, el personaje de Reinhold se adueña jubto con Franz de toda esta odisea ; porue B.A. no es sólo sobre la fascinación que ejerce el MAL sobre un bien pervertido, inocente y mediocre sino también sobre la herida que el MAL ejerce sobre si mismo, su dolor.

Público.

viernes, 4 de abril de 2008

EN UN MUNDO LIBRE de Ken Loach

No soy un experto en el cine de Loach ( ni en nada!! ), ni siquiera he seguido todas sus películas por lo que la apreciación que voy a hacer puede sonar frívola, pero me da la sensación de que cuando este cineasta se mueve en el asfalto y se preocupa de la justicia en el mundo, es mucho más efectivo que cuando navega en la historia.
No me gustó Tierra y Libertad y mucho menos El Viento que agita La Cebada. Sin embargo sí Sweet Sixteen, Un último beso y me entusiasmaron Mi Nombre es Joe y La Cuadrlla.
Ahora, En un Mundo Libre, nos acerca a las agencias de empleo temporal y al trabajo precario para inmigrantes, y lo hace de nuevo en ese Londres proletario que parece haberse convertido en la almendra donde se concentran las miserias de un capitalismo contundente con los desfavorecidos.
La historia está muy bien contada eliminando todo lo superfluo pero marcando con inteligencia cada detalle necesario para entender los comportamientos de sus personajes. Además, en esta ocasión Loach implica cierto desarrollo de thriller que le aleja del didactismo un poco documental de algunas ocasiones. Sorprende, agita y entretiene.
Aquello que nos cuenta es incuestionable , estamos hablando de seres humanos tratados como mercancía . Sin embargo, lo que no está tan claro y el director disecciona con un fino bistur´y con una cámara epidérmica son las aristas que surgen de la tolerancia con el dolor ajeno, nuestra capacidad de cerrar los ojos , y nos recuerda, alguien tiene que hacerlo, que pasa, está pasando, muy cerca de nosotros.
Un último apunte: Kerston Wareing es el mejor acierto de casting de los últimos años , no sólo es una excelente actriz , su físico es perfecto, su mirada, sus gestos ..... ella es el personaje.
Cine necesario? no lo se, creo que sí, es doloroso que haga falta.

Público

miércoles, 2 de abril de 2008

LA ESPADA ROTA de Poul Anderson

En su día me sumergí en El Señor de los Anillos, como muchos, con unos quince años entre trolls, hobitts y demás. Las películas me parecieron una muy buena producción, eso se esperaba ¿no?. Tabién hace poco apareció Los Hijos de Irún y regresé un poco a aquellos momentos...
Hace unos meses el suplemento cultura de algún diario hablaba de La Espada Rota como un clásico , y me lo compré.
Y efectivamente, es un clásico, por encima de cualquier otra fantasía medieval. Más oscura y más centrada en los orígenes que El Señor..., La Espada tiene un matiz arcaico que la retrotae a las más antiguas leyendas. La imaginación de su autor crea un mundo y unos personajes enmarañados en si mismos y en la Tierra, cuyas fuerzas se implican en esta historia como un elemento más. La narración, sin tregua, es rica en situaciones y sentimientos, y su fondo , su entorno temporal, tiene la potencia del cambio de un ciclo. Y , por último, el lenguaje es preciso y precioso, as metáforas , hermosas, responden siempre a una forma efectiva de describir la realidad.
Una saga que enfrenta mundos desde las luchas interiores de unos personajes que se ueven entre hombres y dioses. Una larga epopeya , que nos hace sentir el frío de los inviernos y la oscuridad de la noche y de ciertasalmas perdidas.
Aquellos que disfrutan con la ciencia ficción, aquellos que sueñan, aquellos con la mente abierta a nuevas realidades o, simplemnte, aquellos que disfrutan leyendo, no se la pueden perder.
Lo dicho: un clásico.

Público